250px-FernandezVial20

[Historias Futboleras] ¡¡YA VIAL!! – La Historia del Fernández Vial, Capítulo 0: “La Prehistoria del Aurinegro, el C.D.F. Internacional; La huelga de 1903 y el Almirante”

Inauguramos esta nueva sección donde cada UGtulio nos puede contar sus historias o la historia de su club, con una mirada de hincha del club de sus amores.

Aporte: @AArmanFV.

Cada país en donde se practica el fútbol tiene a su propio decano, en Chile el club que tiene el privilegio de serlo no es otro que el Santiago Wanderers, pero así como el Wanderito es el decano del fútbol chileno, también hay un club al que se le podría llamar “el decano del fútbol sureño”, un club forjado por los trabajadores de la maestranza de ferrocarriles de Concepción y sus esfuerzos por acercar el deporte a las clases sociales populares en la zona, así es, me refiero al glorioso Club Deportivo Ferroviario Almirante Arturo Fernández Vial y para homenajear los que serían hasta la fecha 117 años de historia dedicaré una serie de artículos divididos en capítulos refiriéndome a su rica y particular historia. Por favor, siéntase cómodo en su asiento, mientras este tren llega a la siguiente estación…

La prehistoria del Aurinegro, el C.D.F. Internacional

Pese a que la institución señala como fecha de fundación el 15 de Junio de 1903, hay que reconocer que en ese año se le dio un rebautizo al club, en realidad todo comienza en diciembre del año 1987, cuando un grupo de trabajadores ferroviarios crean un club en torno al football, que según los documentos encontrados se ubicaba en el sector de Chepe. Su primer impulsor y capitán fue Arturo Müller.

Cerro Chena Chepe y túnel del ferrocarril.
Cerro Chena Chepe y túnel del ferrocarril.

Para la época este hecho ya era revolucionario, ya que en esos tiempos los sports como el football eran practicados y conocidos solamente por la alta sociedad, entre ellos ingleses mayoritariamente, en cambio para los obreros el ejercicio físico sólo estaba destinado a largas y extenuantes horas laborales. En lo que respecta en la recién nacida institución, se aceptaban socios de todas las nacionalidades (chilenos de preferencia) y se encargó durante esos años a difundir el deporte por toda la región, pues los que impulsaron el deporte en la zona fueron los “carrilanos” (Entiéndase como obrero que trabaja en el ferrocarril), debido a que en esa época el ferrocarril era por excelencia, lo que conectaba a todos los pueblos del sur de Chile.

Estación de ferrocarriles de Concepción.
Estación de ferrocarriles de Concepción.

A pesar de sus orígenes obreros, la institución gozaba de una muy buena organización, entre sus fundadores estaban: Luis Ascueta, Bartolomé Puente, Ramón Mellado, Ernesto Guillibrán, Félix Butter, Juan Warren, Darío Pastenes, Samuel Mackcon, Orlando Odgers, Santiago Kerr, Manuel Hidalgo, Enrique Lizama, Jorge Hardie, Manuel Rivera, Ruperto Fuentes, Aurelio Fierro, Pedro Villablanca, Santiago Mills, Lucas Quiroz, Roberto Mardones, Aniceto Avendaño, Rosamel Sanhueza, Adolfo Leal, José Parra, Ricardo Seguel y Santiago Fontena. Entre ellos Bartolomé Puente tendría en el futuro un rol importantísimo en la fundación de la Asociación de Football de Concepción, siendo uno de los delegados del Vial ante la Asociación.

Podemos sacar en limpio que, durante los seis años de esta olvidada historia, el club se haría cargo de acercar el deporte al pueblo chileno y de convertir el fútbol en un deporte popular en la provincia de Concepción y la región.

La huelga de 1903 y el Almirante

Uno cuando lee el nombre del club se pregunta, ¿por qué habrán elegido el nombre de esa persona?, más aun si ésta fue un militar, figura muy odiada en nuestro país.

Todo comenzó cuando a fines del siglo XIX el incremento en el desarrollo económico del país causó mucha desigualdad en la población. Esto provocó que surgieran movimientos en los cuales los trabajadores exigían mejores condiciones laborales.

Los trabajadores del gremio ferroviario y marítimo concentraron sus protestas en el puerto de Valparaíso. El en ese entonces presidente Germán Riesco, frente a estos hechos iniciales que auguraban un conflicto de proporciones, designó al Contraalmirante Arturo Fernández Vial como “interventor de ferrocarriles” y se le dio la siguiente orden: “Almirante, disponga usted de la inmediata dispersión de esa gente, aun poniendo en práctica los procedimientos más violentos”.

Panorámica del puerto de Valparaíso el año 1903.
Panorámica del puerto de Valparaíso el año 1903.

El Contraalmirante se rehusó a actuar con violencia y en cambio dialogó con los huelguistas, aceptando gran parte de las condiciones exigidas, pero a pesar de todo eso,  las empresas se negaron rotundamente a aceptar esas condiciones, que según Fernández Vial “eran justificadas en vistas de las presentes necesidades de la clase obrera, la cual tenía  mayores exigencias que antes”. El Almirante Jorge Montt le arrebató su cargo a Arturo Fernández Vial y de a poco fue marginándosele, debido a la gran simpatía que le tenían los trabajadores a este héroe del combate naval de Iquique.

Con el correr de los días se sumaron también a la huelga los estibadores de la entonces empresa Sud Americana de Vapores.

El gobernador marítimo les propuso a los huelguistas un intermediario para que le buscase una solución al conflicto, los hombres pedían a Fernández Vial, pero éste no era del agrado de los empresarios que no quisieron aceptarlo como “árbitro” del conflicto y mucho menos dialogar con los huelguistas.

Consecuencias que tuvo la huelga, obreros muertos junto con una gran cantidad de heridos.
Consecuencias que tuvo la huelga, obreros muertos junto con una gran cantidad de heridos.

La intransigencia de las autoridades se mantuvo y aumentó la violencia de las protestas, hasta llegar al punto en el que la ciudad fue declarada estado de sitio, sólo así finalmente las empresas cedieron y designaron a Arturo Fernández Vial como parte del tribunal arbitral para poner solución al conflicto, donde finalmente los trabajadores obtuvieron su justa recompensa, sin embargo; el premio para este marino defensor de los derechos obreros fue una seguidilla de censuras y represiones por parte de la armada. Por eso nadie lo recuerda y tampoco hay muchos homenajes en su honor, “el pago de Chile”.

 

El contraalmirante Raimundo Arturo Fernández Vial, destacó por ser presidente honorario de varias sociedades de obreros,  por lo que su figura entre el proletariado causaba bastante admiración y respeto.
El contraalmirante Raimundo Arturo Fernández Vial, destacó por ser presidente honorario de varias sociedades de obreros,
por lo que su figura entre el proletariado causaba bastante admiración y respeto.

Fernández Vial fue gran impulsor del deporte y luchó siempre para erradicar el alcoholismo (mal frecuente en la clase obrera), entre otras cosas. Por eso ese mismo año luego de la huelga el Contraalmirante propulso unas olimpiadas deportivas en Valparaíso, de la cual fue partícipe el Club Deportivo Ferroviario Internacional. Al finalizar las olimpiadas, como gesto de agradecimiento a este hombre de mar, la totalidad de los socios del Internacional decide rebautizar su amado club con el nombre de Club Deportivo Ferroviario Almirante Arturo Fernández Vial, el 15 de Junio del año 1903, comenzando ese día a forjarse el club bajo la figura y valores del Almirante.

Por eso señores, la figura del Almirante para el club es casi tan o igual de importante como la institución misma y siempre ha sido símbolo de la lucha contra la desigualdad social. No como la mentira del partido comunista. Con esto finaliza la primera etapa del club, que considero su prehistoria o su nacimiento, el resto que sigue sería su crecimiento hasta convertirse en el club más representativo de Concepción. Espero que con este capítulo de la historia de mi amado club haya podido transmitir parte de las razones por las cuales pienso que Fernández Vial es más que un club que busca ganar campeonatos y popularidad. Si les gusto o lo encontraron interesante, les ruego que no se bajen en esta estación, porque quedan muchas por recorrer hasta llegar a nuestro verdadero destino…