foto3

[Historias Futboleras] ¡YA VIAL! – La historia del Fernández Vial, Capítulo 1: ”Forjando el fútbol penquista; la adjudicación de la Copa Té Ratampuro”.

Aporte: @AArmanFV.

En la estación anterior pudieron conocer los orígenes ferroviarios del club y la razón de su nombre, ahora nos movemos a la primera etapa gloriosa del club, en la cual ocurren dos hechos fundamentales que le dieron fama a esta humilde institución, la fundación junto a otros clubes de fútbol de la centenaria Asociación de Fútbol de Concepción y lo que sin lugar a dudas hizo saltar a la fama al club dentro de la región y la zona sur, el tricampeonato de la Copa Té Ratampuro.

Forjando el fútbol penquista

El Vialito :D.
El Vialito :D.

Como se señaló el capítulo anterior, Fernández Vial fue el gran difusor del fútbol e impulsor de las primeras competencias, por eso tuvo un rol destacado en la fundación de la Asociación de Fútbol de Concepción, la cual se llevó a cabo el 2 de Mayo de 1906, junto a otros clubes como el Club Unión, American, Sargento Aldea, 10 de Julio y Chile-Alemania. Hay que destacar que Fernández Vial es el único equipo sobreviviente de todos los que se mencionaron.

El primer plantel Vialino inscrito en la Asociación estaba conformado por: Puentes; Salgado y Villablanca; L. Zúñiga, C. Zuñiga y C. Gacitúa; Durán, Olmedo, White; Astudillo y J. Gacitúa.

Si bien las organizaciones deportivas, como la Asociación de Fútbol, fueron creadas por clubes criollos, los máximos exponentes del deporte eran los clubes fundados y dirigidos por extranjeros ingleses o descendientes de ellos, tan así que en sus primeros años la competencia era dominada absolutamente por el Concepción English y su continuación, el Concepción United.

El Concepción United se mantuvo invicto por años, derrotando categóricamente por goleadas tanto a clubes locales como a clubes de otras regiones, como por ejemplo a su similar de Santiago (El English de Santiago) por un categórico 5-0, pero nada dura para siempre y es aquí donde ocurre el primer gran triunfo del ferroviario, cuando el año 1910 logró romper con el invicto, una hazaña que tuvo no sólo una gran repercusión deportiva, también lo fue de manera social, ya que por primera vez los trabajadores lograban vencer a los ingleses, quienes eran el símbolo de la más alta oligarquía financiera y minera de la región. Por eso ese suceso fue recordado como el día en que simbólicamente en la cancha de fútbol se revirtió la estructura social y la opresión que ejercían la clase alta sobre la obrera.

Después de este hecho tan trascendental, Fernández Vial se consagraría como el conjunto más fuerte de las próximas décadas, en una historia que vendrá a continuación.

La adjudicación de la Copa Té Ratampuro

El mismo año en el cual el Concepción United perdió su invicto a manos de la “maquinita”, la Asociación de Football de Concepción decide organizar la Copa Té Ratampuro, un torneo que incluiría a clubes del sur, desde la ciudad de Talca hasta Temuco. Los participantes fueron: California, Comercial, Concepción United, Brasil, Unión, Magallanes, Chacabuco, Baquedano, Caupolicán y Calderos. Más tarde se sumarían Rangers de Talca y Fernández Vial.

La copa en sí era una pieza bella e invaluable, no sólo por su valor material sino también por lo histórico que es, ya que en Chile nunca se había jugado un trofeo de esas características. Era de plata maciza, traída desde la mismísima Inglaterra no como las porquerías que entregan ahora, cuna del fútbol moderno, en un barco que cruzó el atlántico hasta que llegó a los puertos sureños.

Como en esos tiempos el fútbol era dominado por los ingleses, el primer campeón fue el Concepción United, estando su nombre grabado hasta el día de hoy. En las siguientes ediciones les tocó a Unión Calderos y Caupolicán de Talcahuano levantar el trofeo, hasta que llegó el año 1914, cuando el Vial, el equipo de los obreros, logró vencer a esos poderosos conjuntos y se adjudicó al trofeo, pero al año siguiente repetiría el plato y también lo haría el año 1916, el año en que finalmente se quedaría con el valioso trofeo, ya que como dictaban las bases del campeonato, el club que lo ganase tres veces consecutivas se haría el propietario definitivo de la copa.

El trofeo que llegó de Inglaterra finalmente se lo quedaría el equipo sureño, lo que poéticamente hablando (?) se puede considerar como el año en que finalmente el pueblo criollo se apropió fútbol que llegó de Inglaterra y también como el año en que Fernández Vial pasó a ser el equipo más fuerte de la región y por qué no, el equipo más fuerte de Chile, ya que en esos tiempos el fútbol del sur le volaba la raja era significativamente superior al fútbol capitalino.

La victoria en otras palabras marcó un punto fundamental en el fútbol regional, dejó de ser un asunto de gringos y se volvió popular, como lo conocemos hoy.

Destacaron en el equipo figuras como: Vega, Aqueveque, Astudillo, Ulloa, Sierra, Cruz, Paredes, Toro, B. Muñoz, H. Muñoz y Molina. De los cuales Bartolo Muñoz y Horacio Muñoz formaron parte de  los primeros seleccionados nacionales del club.

El equipo favorito de AArmanFV los niños con la copa.
El equipo favorito de AArmanFV los niños con la copa.

Con eso podemos entender por qué el Fernández Vial adquirió tanta popularidad en la región durante esos años y su contribución en la formación del fútbol penquista y regional. Pero claro, la historia hasta este momento está lejos de ser sufrida y difícil, incluso les adelanto que estará bastante llena de alegrías hasta llegar a los tiempos del campeonato regional. Ya pasamos la segunda estación y nos vamos a la tercera, donde conoceremos lo que sucedió en la siguiente década.