Última selección que estuvo cerca de campeonar en Copa América, en 1987.
Última selección que estuvo cerca de campeonar en Copa América, en 1987.

[Cambio de Frente] ¿Obligación de ganarla?

aporte de Martín Briceño  – @Martín (es original este cabro (?))

Aprovechando los amistosos de la fecha FIFA ante Venezuela y Uruguay para la preparación de la copa América, llega esta nueva edición de Cambio de Frente para promover el debate y análisis futbolístico, y para proponerles la siguiente interrogante: ¿Debe Chile ganar la Copa América 2015?

“Chi Chi Chi Le Le Le, Ganen algo alguna vez”  El “Brasil decime que se siente” de esta Copa América (?)
“Chi Chi Chi Le Le Le, Ganen algo alguna vez”
El “Brasil decime que se siente” de esta Copa América (?)

Conceptos como #100 años y #MTT circulan por esta página en cada post de la liga chilena o torneos donde participan chilenos y aumentan considerablemente para cada noticia e información relativa a nuestra selección. Y no es para menos, la historia de la Roja se caracteriza por ser una historia de sufrimiento, fracasos y victorias morales. El Palo de Pinilla en el mundial recién pasado es un símbolo que recoge esta rica(?) tradición deportiva, el jugamos como nunca y perdimos como siempre o el siempre pasa algo (incluso nuestra página lo acogió como logo).

Como consecuencia de este anémico palmarés, son pocas y contadas con los dedos las situaciones en que la selección se ha presentado – a priori – como candidato para pelear un torneo. La última gran chance se presentó precisamente S̶a̶l̶v̶a̶d̶o̶r̶ allende los Andes, en la Copa América 2011. Tras finalizar primeros en el grupo con 7 unidades y tener que enfrentar a Venezuela en cuartos de final, parecía que las posibilidades de llegar por lo menos a una final estaban cerca, sobre todo después que Uruguay y Paraguay dejaran afuera a los grandes candidatos para el título, los locales Argentina y Brasil respectivamente. Sin embargo, por cosas del destino “la vinotinto” dirigida por César Farías daría el mazazo, venciendo 2-1 a la Roja y terminando con la ilusión nacional P̶a̶r̶r̶i̶l̶l̶a̶ ̶C̶T̶M̶.

Se repitió muchas veces antes de Brasil 2014, casi como un dogma de fe y s̶o̶b̶r̶e̶ ̶t̶o̶d̶o̶ ̶d̶e̶s̶p̶u̶é̶s̶ ̶d̶e̶ ̶q̶u̶e̶d̶a̶r̶ ̶e̶n̶ ̶e̶l̶ ̶g̶r̶u̶p̶o̶ ̶B̶, que esta generación tenía como principal objetivo ganar la Copa América 2015.

Han pasado casi 4 años desde la última Copa América y nos encontramos con una selección mucho más madura, que lleva dos mundiales en el cuerpo (Sudáfrica y Brasil), con jugadores referentes en las ligas y equipos más importantes del Mundo y un entrenador con una idea clara de juego. Todo esto nos ilusiona y nos lleva a la pregunta de hoy. Con todos estos factores a nuestro favor más jugar en nuestra casa (que no es poco): ¿no es el escenario perfecto para campeonar?

En principio la respuesta casi instintiva y emocional es que si. El veredicto es obvio y no admite dudas, Chile está obligado a ganarla, sea como sea. Los medios de comunicación y la prensa así también lo han esbozado.

Pero con el paso del tiempo, hay que replantearse la pregunta ¿está obligado Chile a ganar la Copa América? Si la respuesta es afirmativa, tenemos que pensar que no ganarla sería un FRA-CA-SO.

Autofogoneo (?)
Autofogoneo (?)

Analizando por segunda vez la pregunta, con algo de mesura y con cierto pesimismo, la respuesta no parece ser tan lógica. Sobre todo después de las nefastas consecuencias que dejó Brasil 2014 en los demás competidores. Con algo de mala suerte, casi todas las selecciones importantes tienen algo que pelear y demostrar en la Copa América.

Brasil está obligado a borrar el peor mundial de su historia después del Maracanazo y con un nuevo proceso dirigido por Dunga.

Argentina está obligada a ganar algo, más allá del “Decime que se siente” (una mentira del porte de una catedral), Argentina desde 1991 que no gana la Copa. 1991 (!!!). Además quieren borrar ese magro recuerdo del subcampeonato y que Messi se consagre a nivel de selecciones con un título continental.

Colombia tiene un equipazo y comandados por M̶a̶r̶o̶c̶c̶o̶ Pekerman, tienen a una generación extraordinaria que va a buscar confirmar el buen Mundial, pensando en un posible titulo y además jugando de local (?) en Antofagasta.

Uruguay también querrá limpiar su imagen, que quedó en deuda, patentada en la mordida de Suarez.

Luego aparecen los otros, pero al igual que Venezuela en 2011, no hay que mirarlos bajo el hombro: la misma Venezuela que ha demostrado que no es la otrora cenicienta. Perú que en el 2011 tuvo una excelente participación. Ecuador buscará limpiar heridas después de quedar eliminados en primera ronda en el mundial. Paraguay que buscará sacarse las balas de la horrenda clasificatoria a Brasil 2014, Bolivia que intentará una salida al mar(?), México con el siempre peligroso(?) C̶a̶r̶u̶s̶o̶ ̶L̶o̶m̶b̶a̶r̶d̶i̶ piojo Herrera y Jamaica con Bob Marley (?). Como ven, los candidatos más fuertes vienen con todas las ganas de quedarse con el título.

Que no quepan dudas, todos tenemos fe en esta selección y queremos que se rompa la tradición y desvirgarnos de títulos internacionales. La ilusión es grande y jugamos de local. Sin embargo, es una cuestión de óptica, de cuanta exigencia le endosamos – antes del torneo – a la Roja y al cuerpo técnico.

¿Será momento de imponer a la selección y al cuerpo técnico la presión para que alguna vez se gane algo? ¿Tienen los jugadores que sentir la obligación de consagrarse campeones en su casa? ¿Es el título el principal objetivo?

O ¿simplemente nos alegramos con hacer una buena presentación como lo indica nuestra historia? ¿nos conformamos con un correcto campeonato, a pesar de no ganar?

¿Se cumplen los objetivos haciendo una excelente actuación o sólo con la obtención de la Copa América?

Última selección que estuvo cerca de campeonar en Copa América, en 1987.
Última selección que estuvo cerca de campeonar en Copa América, en 1987.