luana-chamorro-2-550x365

[Cambio de frente] Libertadores o torneo local ¿Sin pan ni pedazo?

La historia es repetida, hasta en la taberna de Joe ha aparecido más de un ugil(?) desesperado con el mismo cuento. Esta pololeando o saliendo con una mina, piolita, buen partido, algo recatada, una ternura y amorosa, perfecta para casarse. Pero, aparece en el horizonte, otra washita (?), calentona, que manda fotos (!!), que las hace todas en la cama y que es más rica que la cresta. Entonces nuestro compañero caído en desgracia, tentado por el diablo y por el porno(?) no sabe bien que elegir: si la mina segura y con la que probablemente tendrá un buen pasar o mandar todo a la cresta, asumir el riesgo y meterse con la rica. El tema de hoy consiste en ese: Futbolísticamente ¿con cuál mina te quedas?

Descripción gráfica del dilema: Esta sería la minita internacional: La Libertadores.

A la anterior decisión hay que agregarle un grado de dificultad. La mina “rica rica” es difícil de alcanzar, calienta la sopa, le gusta tenerte comiendo de su mano, en fin, no es llegar y c̶u̶l̶i̶a̶r̶ ganar, osea, la weona(?) tiene varios pretendientes y todos los calientes la buscan. Por lo anterior, la decisión se transforma en algo vital(?), ¿cuál de las dos minas eliges? Porque jugar a dos frentes (sobre todo con minas) es difícil y es muy posible que el descubrimiento haga que el ugulio se quede sin pan ni pedazo.

La analogía puede ser mala, pero muy ilustrativa. Grafica el dilema de los equipos grandes una vez que comience la CLA 2015. Para los que no entendieron, la referencia es simple, optar entre la Copa Libertadores o el torneo local. Creemos que el problema es de opción, ya que son muy pocos los casos en que los equipos chilenos pueden optar a pelear seriamente en ambos frentes (el más reciente es el de la U campeona de la Sudamericana 2011, que ganó también el Clausura 2011).

 La primera fémina es el torneo local: Un campeonato en que hay muchas posibilidades de salir campeón y sin tanto “riesgo”, a diferencia del torneo internacional. Sobre todo porque el campeonato de este semestre no tiene grandes candidatos, quizás la UC es la que tiene más posibilidades, pero ningún otro equipo “grande” parece ser candidato principal. La mina rica, es la Libertadores, difícil pero a la vez sumamente atractiva que no nos deja dormir tranquilamente(?): Rica y sensual, calienta la sopa y hasta te guiña el ojo, pero tiene hartos pretendientes.

El dilema está sobre la mesa, sobre todo para Colo Colo (originalmente también iba a incluir a la U, pero ya no es necesario) que en este torneo está al acecho del líder, a 3 puntos de Unión La Calera y por jerarquía tiene importantes posibilidades de mantener su buen rendimiento. Sin embargo, en la CLA 2015 el grupo del albo está lejos de ser accesible: Atlético Mineiro, Deportivo Cali y Atlas de México. La directiva del cacique ha sostenido reiteradamente que la idea es llegar lo más alto en la copa (instancias finales, ¿qué significa eso?).

Ante la imposibilidad de pelear al 100% en ambos campeonatos, ¿Libertadores o campeonato nacional? ¿Vale la pena intentar pelear la Libertadores 2015, aunque las posibilidades de campeonar sean bajas? ¿Valdrá la pena arriesgar más de la cuenta en Copa Libertadores, dejando de lado el torneo nacional?

Buscando en el archivo(?) pudimos encontrar un caso similar el semestre anterior, un tanto extremo pero que sirve para las pretensiones del post. El River del Muñeco Gallardo llegaba a la fecha 15 como puntero absoluto de la primera división argentina, con un buen funcionamiento colectivo y con ambiciones en dos frentes: la Sudacup(?) y el torneo argentino. El desgaste de las competiciones tuvo consecuencias, en la 15 y 16 empates ante Vélez y Olimpo. En la 17, seguía ocupando la punta y enfrentaba al segundo, Racing. Bastaba un empate para que “la Banda” mantuviera el liderato.

El problema radicaba en que River también disputaba la semifinal de la Sudamericana ante nada más y nada menos que A̶A̶A̶A̶c̶a̶ Boca Juniors, que en la ida en la Bombonera había terminado sin goles. A Gallardo se le presentó la duda: ¿Sudamericana o torneo nacional? El Muñeco tomó una decisión arriesgada para el momento. Le dio descanso a sus figuras y enfrentó el partido con Racing con un equipo mixto. La jugada no le salió bien y Racing ganó 1-0 con gol de Milito y pasó a River para quedar sólo en la punta. River hipotecó sus posibilidades en el torneo local y por decisión de su DT, se enfocó netamente en la Sudamericana. A la postre, River saldría campeón de la Sudamericana y perder el campeonato nacional fue un mal menor. Aunque cabe preguntarse: ¿Y si perdía en semifinales de la Sudamericana con Boca? Se hubiese quedado sin Sudamericana ni torneo nacional, o sea, sin copas ni títulos. Puros casi-casi.

El momento exacto en que Racing le gana el campeonato a River. Gallardo ya no tenía opción,tras quedar con pocas opciones en el torneo local sólo podía optar por la Sudamericana, con el riesgo de quedarse afuera contra Boca.

En fin, obviamente el atractivo de la Copa Libertadores (o la Sudamericana) y de ganarla no es comparable con un campeonato nacional. La mina(?) internacional es mucho mejor. Privilegiar un torneo sobre otro es una apuesta arriesgada. ¿Qué pasa si Colo Colo no logra superar la fase de grupos, y además pierde puntos importantes en el torneo local?

Les damos la palabra a ustedes para que nos comenten y digan que harían, respondiendo las siguientes preguntas:

 ¿Vale la pena arriesgar 100% en un campeonato sobre otro? ¿Mejor algún título que nada? ¿Es mejor superar la fase grupal de la Libertadores y no campeonar a un título local? ¿Valdrá la pena acercarse a la #2 y no ganarla a que obtener la #31? ¿Vale más llegar a cuartos de final de la Libertadores que ganar el título local? ¿Vale la pena arriesgarse a una copa ante el riesgo inminente de quedarse sin pan ni pedazo? ¿Mejor copa en mano que cien volando(?)?

 Si tu fueses entrenador de algún equipo con aspiraciones en el plano local e internacional y tendrías que pelear en ambos frentes. ¿A qué optarías, Libertadores (con bajas posibilidades de ganarla) o al torneo nacional (importantes posibilidades de ganarlo)? (Suponiendo que no se puede enfocar al 100% en ambas)

Tito Tapia y Riffo le preguntan desesperadamente a la ugilada que deben hacer ¿Dedicarse a la Copa Libertadores o al torneo local?