large_birdmagicgetty

NBA Retro: Larry vs Magic

LARRY BIRD VS MAGIC JOHNSON…LA PERSONIFICACIÓN DE UNA RIVALIDAD

Para muchos el deporte se trata de participar y hacer amigos(?), pero seguramente fue algo que inventó alguien que jamás ganó nada, como nosotros lo que agrega ese plus de emotividad a cualquier deporte son las rivalidades que estos poseen. Existen en todo tipo de competencias, individuales o por equipo: U/CC(?)UC, Federer/Nadal, Red Sox/Yankees, Johannes/NV, Pan Frances vs Pan Batido vs Marraqueta(?), Fichas vs cualquier cosa que huela a Colo-Colo(?) etc.

“Hablan de ello todos los días, en algún lugar…”

Larry Bird

Pero en los deportes colectivos pasa algo especial cuando cada equipo logra captar a un “diferente”, un símbolo entre sus líneas, lo que hace que la disputa se personifique en estas estrellas. Es lo que ocurrió con una de las más reconocidas del deporte, como es la de los Celtics de Boston y los Lakers de Los Ángeles, encarnados en (ponerse de pie) Larry Bird y Magic Johnson (no vuelvan a sentarse) respectivamente, una especie de Real Madrid vs Barcelona en la actualidad, con CR7 y Messi(?) pero con detalles realmente especiales, más allá de dos talentos y dos potentes “marcas” detrás de ellos.
Antes de adentrarnos en estos dos cracks del baloncesto, primero tenemos que ir al origen de la rivalidad de los dos equipos que representaban.
No hay que olvidar que hablamos de las dos franquicias más ganadoras de la NBA en la actualidad, pero todo comenzaría en el año 1959. Tan pretérito que los Lakers ni siquiera se encontraban en la ciudad de Los Ángeles aun (jugaban en Minneapolis). Tras un aplastante 4-0 el equipo irlandés se haría del primer título “in your face”.
Durante la década de los 60’s los Boston dominaron, pero dominaron en serio, cual ballet azul (?) llegando a la final en seis ocasiones ante Los Ángeles (ya se habían situado en esta ciudad), venciéndolos en todas las confrontaciones….como para no tenerles sangre en el ojo. Dentro de esos Celtics que arrasó con cada enfrentamiento, se encontraba unos de los jugadores más completos de la historia de la NBA: Bill Russell, que además tiene el record de la mayor cantidad de anillos en la historia de la liga.
Luego de esta etapa, tenemos que remontarnos a los años 80’s, no solo para volver a los enfrentamientos en etapas decisivas entre ambos equipos, sino que también para vivir la que para muchos marcaría la mejor época de esta rivalidad y la internacionalización de la NBA gracias en gran parte a la presencia de los dos genios, que llegaron en el momento justo para rescatar una alicaída NBA.

Larry Bird, nacido en una pequeña ciudad de Indiana, llamada West Baden. Desde pequeño fue muy tímido e introvertido, con una infancia difícil por la escasez económica y presencia de un padre atormentado por los recuerdos de la guerra y cuya vida terminó por medio del suicidio.

https://www.youtube.com/watch?v=flT88MH8hAM

Magic Johnson, proveniente de Lansing, Michigan. Educado en una familia trabajadora, desde niño su vida fue el basketball, con una personalidad alegre, extrovertida, la misma que después lo haría tan popular.

https://www.youtube.com/watch?v=aIySbdJebR4

Ambos eran las figuras de sus equipos locales, reconocidos y admirados, además de seleccionados nacionales (donde compartieron antes de competir), ganando títulos desde ese nivel, para luego llegar a la antesala de las grandes ligas, el basket universitario, donde se verían frente a frente.
Un 26 de marzo de 1979 en Salt Lake City, Utah tenía lugar la final (tamaña rivalidad no podía comenzar en mejor marco) de la NCAA (el campeonato universitario) entre Indiana y Michigan, los verdaderos cimientos de esta rivalidad personal y la final que más espectadores ha tenido dentro de la categoría.
Ambos se conocían a la perfección, Indiana con Bird a la cabeza venía con una espectacular racha de 33 juegos ganados, el problema era la Birdependencia(?). En aquella final, Michigan, comandado por Magic (a esa altura ya se le conocía con ese apodo) basaron su juego en anular a Bird y en pasársela a Tucker Johnson. El primer cara a cara, sería para el afroamericano, dejándole una espina clavada(!) a Bird para siempre y sin (?).
Si le gustaría saber como eran Bird y Magic en la época universitaria, puede revisar el partido de esa final donde empezó todo:

Con tanto talento, no era de extrañarse que los equipos de la NBA se fijaran en ellos. Por su lado, Bird fue elegido en el Draft de 1978, desechado por varios equipos al no poder convencerlo de salir de la universidad para unírseles, el que hizo uso de su elección fue Boston, dejándole jugar un año más en la universidad de Indiana. Mientras que Magic fue la primera elección del Draft del año siguiente, uniéndose a los Lakers.
Por un lado estaban los de Boston, equipo aguerrido, fuerte, pragmático si se quiere y tremendamente competitivo, que por historia se destaca por su juego basado en la solidez defensiva. El poderío del team irlandés recaía especialmente en su ya legendario “Big Three”, conformado por Robert Parish, Kevin McHale y Larry Bird, unas de las más ganadoras en la historia de los Playoff de la NBA, con 92 triunfos.

El Big Three “verde”.
El Big Three “verde”.

Los Ángeles eran un equipo mucho más vistoso, por lo que se les conocía como el “Show time” por el espectáculo que daban en cancha, con Kareem Abdul-Jabbar y Magic Johnson como grandes figuras, acompañados por buenos jugadores como Cooper y Bryan Scott, actual entrenador de los Lakers.

Una de las duplas mas letales de la historia de la NBA.
Una de las duplas mas letales de la historia de la NBA.

Estaba todo dado…ambas franquicias con buenos equipos y grandes figuras después de unos años de discretas participaciones (aunque no ausentas de títulos), toda una historia detrás, que unos buscaban perpetuar y los otros NECESITABAN romper de una vez por todas.
Hay todo un simbolismo detrás de esta disputa. Por un lado estaban estos dos grandes rivales, las franquicias más importantes de la NBA, Este contra Oeste, pero además era el equipo de los blancos vs el equipo de los negros (aun con mucha tensión racial en el país del norte), el misterioso y callado “redneck”(?) vs el afroamericano nacido para sonreírle a la cámara, siempre carismático y con un ángel sobresaliente.
Ya con ambas figuras en los respectivos equipos sabrían de triunfos en la NBA, pero en esta década se verían las caras por primera vez en una final el año 1984. Una definición tan pareja que tuvo que definirse en 7 juegos (el último en Boston).
La fortaleza mental de los verdes lograría salir victoriosa y los Lakers no lo podían creer, por octava vez consecutiva, perdían una final contra su archirrival y Magic Johnson quedaría destrozado , pero no haría más que motivarlo a seguir superándose e intentar vencer nuevamente a su némesis, como en aquella final universitaria.
Al año siguiente ambos ganarían sus respectivas conferencias y estaba todo servido para que nuevamente se encontraran en la final. Los partidos entre ellos ya habían tomado otro nivel, incluso de agresividad.
La venganza perfecta…Magic brilló con luz propia y llevó a los Lakers a ganar la serie en Boston, al punto de romper la racha de definiciones a 7 encuentros entre ambos, quedando esta vez con un 4-2 favorable a los de la conferencia Oeste. Al fin El noveno juego, de la mano de Magic, rompería la historia.

Al año siguiente los de Boston conseguirían otro título antes los Pistons de Rodman, para encontrarse nuevamente con los Lakers en el año 1987, donde el campeón sería el equipo del “Show Time” nuevamente, con un sólido Magic Johnson, que dejaría la serie 4-2. En 1988 LA repetiría final y serían ellos quienes vencerían en la final a los Pistons.
Los últimos años de carrera para ambos no fueron fáciles. Larry Bird por su cuenta, sufriría graves lesiones y con su espalda hecha pedazos logró aguantar hasta 1992. Mientras que Earvin Johnson declararía en una rueda de prensa que se retiraba en 1991 debido a haber contraído el VIH, aunque tendría un pequeño remember.
La conexión entre ellos dos sin duda es algo especial, llena de detalles que los invito a conocer gracias a un muy buen documental. Sean fanáticos o no del basket, si son fanáticos del deporte en general es un imperdible, la rivalidad que pasó a ser una amistad sincera de admiración y respeto mutuo.

Magic, no sería Magic sin Bird…y Bird, no sería Bird sin Magic.

Post enviado por Pipe y Jano7