argentina

Rumbo a la Copa América – Capítulo 3: Argentina

Lucas Biglia jugando la final del mundo...
LU-CAS BI-GLIA jugando la final del mundo…

En la tercera entrega de este especial sobre los equipos que participarán de la Copa América 2015, hoy nos detendremos en un país de buena gente (???) vecino nuestro como lo es la República Argentina, quien le pese a quien le pese es uno de los grandes favoritos a llevarse la Copa América, su candidatura se argumenta principalmente por su historia, la gran cantidad de jugadores con tremenda calidad que han tenido a lo largo de los años, y la continuación de un proceso serio que estuvo a centímetros, que cobraran el rodillazo de Neuer como penal o que Romero no se tirara a un costado antes del disparo de Götze (?) de coronarse como campeón del mundo, en este espacio conoceremos un poco más del equipo que es cabeza de serie del Grupo B, que los enfrentará a Jamaica, Paraguay y a Uruguay.

Y ahora estos quieren que les dé una mano de aquí arriba, me pregunto: ¿para qué lo tienen a Pancho entonces? (?)
Y ahora estos quieren que les dé una mano de aquí arriba, me pregunto: ¿para qué lo tienen a Pancho entonces? (?)

Historia

La Asociación del Fútbol Argentino es la que ha cobijado por casi 114 años a esta selección, desde su primer partido que se jugó en Uruguay ante los locales con victoria albiceleste por 3-2, un 16 de mayo de 1901. Hablar del palmarés que tienen nuestros vecinos termina dando ganas de pegarse un tiro en las bolas, pero nos pondremos masoquistas y le daremos una repasada a lo más importante que ha ganado Argentina en su historia.

Han ganado la Copa América en catorce ocasiones, siendo las primeras cuatro oportunidades en la década de 1920 (concretamente, en 1921, 1925, 1927 y 1929), luego de la decepción de perder ante sus clásicos rivales uruguayos en la primera final del Mundial de 1930, pasaron siete años para que los argentinos volvieran a reverdecer laureles, y así fue en los años que siguieron ya que en 1937, 1941, 1945, 1946, 1947, 1955, 1957 y 1959 Argentina se coronó como campeón continental, pero con una particularidad, no disputó los mundiales de 1938, 1950 ni 1954, es decir, eran los perros más grandes de este patio pero no lo podían demostrar al mundo, y cuando se decidieron a demostrarlo en Suecia 1958 se fueron en primera ronda con un set de 6-1 propinado por Checoslovaquia, a los que decían que no era negocio ir a los mundiales el tiempo les dio la razón (?), después de pobres actuaciones en los mundiales siguientes (ni siquiera clasificó a México 1970), la designación de Argentina como sede del Mundial de 1978 iba a ser un punto de inflexión en la historia futbolística de este país.

Passarella con la Copa (el 6 es el Tolo Gallego, atenti ahí eh) y el dictador que se ríe…
Passarella con la Copa (el 6 es el Tolo Gallego, atenti ahí eh) y su particular ‘Encuentro con el Diablo’

Ya que se logró lo más importante: dos Campeonatos Mundiales, que se consiguieron de la mano de dos equipos conformados por dos corrientes futbolísticas completamente distintas (y que incluso una de ellas es considerada una forma de vivir la vida), en 1978, en medio de la dictadura militar de Jorge Rafael Videla y de la mano de ‘el Flaco’ César Luis Menotti, el equipo que tenía como grandes figuras a Mario Alberto Kempes y Ubaldo Matildo Fillol y como capitán a Daniel Passarella logró el título venciendo a una Holanda sin Johan Cruyff por 3-1 en el tiempo extra, en un Monumental de Núñez repleto que no sabía (o que probablemente se hacía el que no sabía) que a menos de un kilómetro de la cancha de River se cometían crímenes de lesa humanidad… Adelantémonos ocho años, ‘los dinosaurios’ a los que se refería Charly García desaparecieron (la dictadura allá terminó en 1982) y con la vuelta de la democracia se ungió como presidente Raúl Alfonsín, ocho años pasaron para que ‘el Doctor’ Carlos Salvador Bilardo mostrara que se podía ganar lo mismo que Menotti pero de otra forma (?), la figura estelar de este equipo fue un tal Diego Armando Maradona (el Pelusa quería revancha de una deslucida performance en España 1982) que tuvo un equipo pragmático pero hecho a su medida para que a pleno sol en el Estadio Azteca ante 114.600 personas, derrotaran a Alemania Federal por 3-2 y levantaran su segundo Mundial.

“Barrilete cósmico, ¿de qué planeta viniste?”
“Barrilete cósmico, ¿de qué planeta viniste?”

En Italia 1990, el Doc y el Dié casi la hacen de nuevo incluso con un peor equipo que el que ganó el Mundial del ’86, pero un penal cobrado en los últimos minutos por el árbitro mexicano Edgardo Codesal que hasta el día de hoy todavía se discute le dio a Alemania la revancha de la final de México, al año siguiente con el vuelito (?) de ese equipo le alcanzó al Coco Basile para que su seleccionado levantara las Copas Américas de 1991 y 1993.

Pero después de ganar estas dos Copas Américas, sus vitrinas no acumularon mucho más, se cuenta una Copa Confederaciones (la de 1992, cuando ésta se jugaba en Arabia Saudita y se llamaba Copa Rey Fahd… #lapeorCopaConfederacionesdelahistoria), dos medallas de oro olímpicas en Atenas 2004 (dirigida por Marcelo Bielsa dos años luego del papelón que vivió en Corea-Japón 2002) y en Beijing 2008 (dirigida por Sergio Batista tres años antes de ser parte del papelón que fue la Copa América 2011, pero más de eso más adelante en este post), si a eso le sumamos que iban acumulando frustraciones en los mundiales (eliminaciones dolorosas en cuartos de final en Francia 1998 contra Holanda, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010 contra los alemanes y una aún más cortavenas: en plena crisis económica y política, la Selección aparecía como la única fuente de alegría para un pueblo argentino que no le alcanzaba para tener comida en el plato, pero siendo sintomático con lo que pasaba en el país, el equipo de Bielsa se fue eliminado en primera ronda de Corea y Japón 2002), en las últimas Copas Américas la cosa no era muy distinta…

En las últimas tres se han llevado solo decepciones: con Marcelo Bielsa como DT se dio un subcampeonato en Perú 2004 luego de que Brasil empató sobre la hora y luego ganó por 4-2 en la tanda de penales, en Venezuela 2007, esta vez con Alfio Basile como entrenador el equipo venía ganando, gustando y goleando hasta la final… se topó otra vez con Brasil y perdió por 3-0, para explicar cómo pasó esta wea es menester (?) pasar el informe que hicieron los muchachos de Televisión Registrada sobre aquel momento.

Es en la última Copa América donde nos detendremos un poco más:

Corría el año 2011, mientras la selección argentina quería resarcirse del mazazo de quedar fuera de Sudáfrica 2010 y de la bullada salida de Maradona, Julio Grondona le ofreció el puesto de seleccionador al que hasta ese momento era el técnico de la sub 20 y (dicho por él mismo) “del riñón de Diego, pero sin ningún problema para asumir”, Sergio Batista quien fue el que agarró el fierro caliente, teniendo como objetivo lograr “su” Copa América, en la fase de grupos enfrentarían a Bolivia, Costa Rica sub 23 y Colombia.

La presión mediática (que venía calentando motores para la Copa con todo lo que fue el antes, durante y después del descenso de River Plate) se comió al ‘Checho’ quien cometió varios errores: primero, echarse atrás en su decisión inicial de no llamar a Carlos Tevez, ya que en primera instancia no lo tenía considerado, pocas semanas antes de la Copa lo convocó y le dio la titularidad; segundo, jugar con tres volantes centrales (Mascherano, Cambiasso y Banega) sin un 10 faltaba Riquelme; y tercero, ubicar a Messi como delantero centro pero sin generadores de juego, lo que redundaba en que La Pulga tenía que bajar hasta la mitad de la cancha para armar juego y dejar ‘botados’ a Lavezzi y a Tevez, si a esto se le sumaban dos empates mezquinos ante Bolivia y Colombia y un público que ya perdía la paciencia, el cabaret estaba armado, el tercer partido era contra Costa Rica sub 23 de un conocido de aquellas tierras como Ricardo La Volpe, para este partido Batista debió rearmar el esquema a costa de retractarse una vez más de sus ideas iniciales: sacó a Banega y Cambiasso del medio para poner a Gago y Mascherano en el doble pivote, lo que lo hizo desistir de su idea del “triple cinco”, dándole entrada además a Ángel di María; luego de que estuvo fuera del plantel para volver a ser titular, sacó a Tévez para poner al Kun Agüero recostado por izquierda; Messi quien en primera instancia era “el 9” para el Checho, estaba ahora recostado a la derecha desplazando a Lavezzi (que solo corría y tiraba centros que emocionaban hasta las lágrimas a Eugenio Mena y a Chapita) con Higuaín como punta de lanza. El 3-0 para los argentinos sin un rival de fuste al frente, los hacía clasificar como segundos del grupo lo que los obligaba a regresar a Santa Fe, esta vez debía enfrentarse al segundo del Grupo C, en un partido que se repetirá en la fase de grupos de esta edición de la Copa: Uruguay que no ni no.

El Clásico del Río de la Plata se jugó como una final anticipada: el gol del Ruso Pérez fue contestado con un gol de cabeza del Pipita Higuaín, la expulsión del Ruso Pérez (que se podría haber ido a los 10 minutos luego de un planchazo a Mascherano) se igualó con el mismo Masche yéndose a las duchas durante la prórroga, lo que no fue igualado fue la definición por penales ya que solo falló Carlos Tévez, cuyo disparo fue contenido por un Fernando Muslera que estuvo inconmensurable aquella noche, y en el penal decisivo Martín Cáceres la metió en el ángulo para que Uruguay pasara a semifinales, a la postre, los orientales serían los que iba a levantar la Copa.

argentina copa america

Después de esa decepción, rajaron al Checho y llegó Alejandro Sabella, el proceso que lideró Pachorra limpió el desastre que dejaron entre el Coco Basile, el Diego y Batista, dándole a Argentina un estilo de juego definido (lo que fue un gran avance respecto de sus antecesores), siendo un equipo más pragmático o conservador pero mucho más efectivo utilizando su enorme poder ofensivo, el proceso partió con dudas luego de empatar en casa ante Bolivia y perder en Venezuela pero luego se encarriló clasificándose con varias fechas de antelación en el Defensores del Chaco, en el Mundial habían dudas respecto de la conformación de la defensa y de Sergio Romero pero éstas se disiparon ya que demostraron su valía en los momentos clave (sobre todo en el caso de “Chiquito” en la tanda de penales contra Holanda), las oportunidades fallidas por Higuaín y Palacio (lo que acá conocemos como “era gol de Pinilla, hueón”, allá es “PALACIOOO ERA POR ABAJO”) y el gol de Götze en el segundo tiempo de la prórroga les quitó el sueño a 40 millones de argentinos de darse el lujo de levantar #La3 en tierras enemigas.

Actualidad

¿Cómo llega la Argentina? Con esa “necesidad de ganar algo” a la que aludía su técnico en entrevistas luego de asumir, del Mundial ya no aparecen Andújar, Orion, Demichelis, Campagnaro, Gago, Augusto y Federico Fernández, Palacio, Ricky Álvarez y Basanta, siendo reemplazados por jugadores jóvenes como Gerónimo Rulli, Mateo Musacchio, Lucas Orbán, el “Fake Vidal” Roberto Pereyra, algunos ex-Newell’s como Nahuel Guzmán, con regresos como el de Éver Banega y Carlos Tevez, e incluso jugadores del medio local como Maxi Rodríguez (no acepte imitaciones), Federico Mancuello y Ramiro Funes Mori, a no ser de que hasta el inicio de la Copa les ocurra alguna lesión de gravedad, las grandes figuras de Argentina no deberían tener problemas físicos que les impidan venir a Chile.

Deberíamos besarnos para romper la tensión, boludo (?)
Deberíamos besarnos para romper la tensión, boludo (?)

Después de perder ante Alemania a las federaciones de ambos equipos no se les ocurrió una mejor idea que jugar un amistoso de revancha en septiembre (?), ya sin el título en juego fue victoria de Argentina por 4-2 en Düsseldorf con un descomunal Angel di María, y luego de eso vinieron dos victorias (ante Hong Kong por 7-0 y ante Croacia por 2-1) y dos derrotas (ante Brasil por 2-0 en China y ante Portugal por la mínima), en la última fecha FIFA jugaron dos amistosos en Estados Unidos, el sábado 28 ante El Salvador en el FedEx Field de Washington DC que fue victoria para la albiceleste por 2-0 con goles de Éver Banega y de Federico Mancuello, y el 31 de marzo en el MetLife Stadium de Nueva Jersey ante Ecuador, que fue ganado por la Albiceleste por 2-1 con goles de Sergio “el comegordas Kun” Agüero y de Javier Pastore.

Esta fue la última convocatoria de la Selección para los amistosos ante El Salvador y Ecuador, fueron un total de 25 jugadores:

ARQUEROS: Nahuel Guzmán (Tigres), Sergio Romero (Sampdoria) y Gerónimo Rulli (Real Sociedad).

DEFENSORES: Ezequiel Garay (Zenit), Pablo Zabaleta (Manchester City), Marcos Rojo (Manchester United), Facundo Roncaglia (Genoa), Mateo Musacchio (Villarreal), Lucas Orban (Valencia), Nicolás Otamendi (Valencia) y Ramiro Funes Mori (River Plate)

VOLANTES: Javier Pastore (PSG), Angel Di María (Manchester United), Lucas Biglia (Lazio), Roberto Pereyra (Juventus), Ever Banega (Sevilla), Enzo Pérez (Valencia), Javier Mascherano (Barcelona), Maxi Rodríguez (Newell’s Old Boys), Federico Mancuello (Independiente)

DELANTEROS: Ezequiel Lavezzi (PSG), Sergio Agüero (Manchester City), Gonzalo Higuaín (Napoli), Carlos Tevez (Juventus), Lionel Messi (Barcelona)

Once Tipo: Romero; Zabaleta, Garay, Otamendi, Rojo; Mascherano, Enzo Pérez; Di María, Messi, Agüero, Higuaín.

 Figuras

Se miró pero no se tocó
Se miró pero no se tocó

LIONEL MESSI: Todos sabemos que el enano cabrón es la gran figura de este equipo, caiga bien porque no hace gestos burlescos como Cristiano Ronaldo o caiga mal por ser cabrón mientras aparenta ser buen tipo (?), La Pulga es el líder futbolístico de esta camada de jugadores, por lo que se ha logrado ver de la forma de ser de Messi el que sea el capitán no parece ser el rol más adecuado para él, pero en búsqueda de que se le pegue el carácter de Maradona (?) fue designado como portador de la jineta poco después de la eliminación de la Copa América 2011, dentro de la cancha es el indiscutido líder y esto se explica porque el ataque argentino parte (y pasa) por él, por mucho tiempo se le criticó que “no era el mismo Messi que jugaba en Barcelona” el que se ponía la Albiceleste pero a punta de goles la gente se fue dando cuenta que Leo necesitaba un equipo y un orden táctico para poder desarrollar su talento, los últimos años de Lionel fueron duros para él ya que sufrió una serie de lesiones musculares que lo tuvieron a maltraer por parte de 2013 y por todo 2014, ya que aunque estaba recuperado físicamente, futbolísticamente parecía ir uno o dos cambios menos al que nos tenía acostumbrado, eso se terminó (aparentemente) al momento cuando Cristiano dijo en la entrega de su tercer Balón de Oro que quería igualar los cuatro de Lío, porque recuperando la enorme cuota de goles a la que malacostumbró a su gente en Barcelona Messi viene a Chile para ganar la Copa y para buscar de paso el camino hacia su quinto Balón de Oro.

El "hoy te convertís en héroe" los hizo pasar a la historia
El “hoy te convertís en héroe” los hizo pasar a la historia

JAVIER MASCHERANO: El héroe al que nadie le suele dar loas, el Jefecito, Javier Alejandro Mascherano se alzó con el tiempo como el líder espiritual de la Selección Argentina por su entrega, carácter y profesionalidad a toda prueba, suele jugar de defensa central en el Barcelona desde que Pep Guardiola lo puso allí en 2011 por la lesión de DOOOON (#GuarelloOff) Carles Puyol y la enfermedad de Eric Abidal, aunque su posición natural ha sido, es, y será la de volante central, la carrera de Masche pintaba para grandes cosas desde el día en que Marcelo Bielsa lo llamó a la Adulta antes de que debutara en el primer equipo de River Plate, eso sí, el protagonismo de Masche creció a niveles exponenciales el día en que Maradona dijo que su capitán sería el Jefecito y que su equipo sería “Mascherano + 10” (N. del R: Que el Dié luego haya acomodado su primera declaración a un “Masche, Messi, Jonás y ocho más” es un detalle (?)), en esta temporada con Luis Enrique empezó a jugar en su puesto de manera más continua que con Pep, Tito Vilanova y Martino, y viene jugando semana tras semana en el Barça salvándole las papas a Piqué o a Mathieu.

chiquito romero

SERGIO ROMERO: Ok, lo sabemos, nos fuimos al carajo, ustedes se preguntan qué tipo de gas habré inhalado para meter aquí a “Chiquito” con tanta figura que tiene la Argentina, por foto-finish ganó la redención del resistido a la historia del comegordas, del que sigue corriendo al celebrar el gol en la final que no fue, y del regreso a las nóminas del Apache… Alguien que no era del gusto de la totalidad de 40 millones de técnicos (?) que tienen al otro lado de la cordillera pero que sí era del gusto del único que podía hacer algo al respecto, Sergio Romero afrontaba su segundo Mundial con el peso de ser el 1 de Argentina sin ser el titular en su equipo y de tener sus propias deficiencias como arquero, a medida que fueron avanzando la confianza fue subiendo (al punto de salvar varias contras de Irán) y su momento cúlmine fue en la tanda de penales ante Holanda: el que fue tildado como alguien “que no ataja penales”, “que no sabía volar” y al que le ponían el pulgar para abajo se sobrepuso y tapó los penales de Vlaar y Sneijder que ayudaron a Argentina jugar la final en Maracaná, hoy en la Sampdoria sigue sin obtener la regularidad que necesita, pero en la Selección calló bocas y se ganó su lugar como indiscutido.

Director Técnico

tata martino

Gerardo Daniel Martino es el seleccionador nacional después de que Alejandro Sabella diera un paso al costado luego de perder la final del mundo con Alemania, fue el volante central de aquel Newell’s carajo de Marcelo Bielsa aunque también jugó de volante ofensivo, el Tata es el jugador que más partidos ha jugado con la camiseta rojinegra (505 partidos), además de sus dos períodos con el equipo rosarino, Martino jugó por Tenerife, Lanús, O’Higgins y el Barcelona de Ecuador, como técnico estuvo en Almirante Brown, Platense, Instituto, Libertad (en dos ocasiones) y Cerro Porteño de Paraguay, Colón de Santa Fe, la selección Paraguaya, Newell’s y el FC Barcelona antes de tomar el buzo del seleccionador argentino, en su palmarés como técnico aparecen cinco títulos de Primera División (el de Newell’s, y los cuatro que consiguió en Paraguay, tres en Libertad y uno en Cerro) y la Supercopa de España que logró con Barcelona nada más arribar, hoy es tarea de Martino (que con Paraguay llegó a cuartos de final en Sudáfrica y fue finalista de la Copa América 2011, y con Newell’s cayó en las semifinales de la Libertadores 2013 ante el Mineiro de Ronaldinho, para luego caer víctima del ridículo apego de la prensa catalana a un estilo al que ya le encontraron el antídoto) darle la forma de un equipo a este conjunto de grandes individualidades.

Partidos memorables contra Chile

Uno de los pocos registros audiovisuales que se tiene de partidos entre Argentina y Chile en la Copa América, año 1991, éramos locales y ambos compartíamos el Grupo A que tenía además a Paraguay, Perú y a Venezuela, y en el minuto 81 se da el cuento que nos hemos tragado toda la vida: luego de tanto aguantar el cero, se logra escapar Gabriel Omar Batistuta y en un tiro colocado al palo enmudece a un Nacional lleno hasta a las banderas.

Una del 2000, por poner triunfos de Chile sobre Argentina podríamos hasta poner un partido amistoso de fútbol femenino fútbol-playa (?) entre chilenos y argentinos, Preolímpico en Londrina clasificatorio a los Juegos de Sydney, el cuento por una vez tenía final feliz para nosotros, el error de un conocido en estas tierras como Cristián “el Tigre” Muñoz luego del disparo de Rodrigo Tello le permitió a Reinaldo Navia a falta de cuatro minutos para el final hacer el gol que nos clasificaba a Sydney.

Llega el 2003, y sí, por poner recuerdos felices ponemos cualquier cosa a esta altura (?), Juvenal Olmos debuta en Eliminatorias ante Argentina en el Monumental de River, y todo parecía ir por los cánones normales (?) cuando con buenos goles del Kily González y de Pablo Aimar Argentina ya ganaba por 2-0, para el segundo tiempo los ingresos de Milovan Mirosevic, Jorge Acuña y Mauricio Pinilla le dieron un nuevo aire a Chile que descontó por vía del “Milo” que en esos tiempos jugaba en Racing de Avellaneda, y luego lo impensable, Pinilla se lleva al Pelado Almeyda con el chancho al hombro y cede para Reinaldo Navia que la mete abajo para el empate, Bielsa se iría luego de ganar la medalla de oro en Atenas y Chile increíblemente estuvo hasta la última fecha con chances matemáticas de ir a Alemania 2006, pero no clasificó.

https://www.youtube.com/watch?v=FcUnYm-UalQ

Último recuerdo bonito ante Argentina pero que nada tiene que ver con la Copa América (?), el 15 de octubre de 2008 fue el punto de inflexión para el equipo de Bielsa en su ruta hacia Sudáfrica, que en una actuación inolvidable derrotaron solo por la cuenta mínima a una selección argentina que vio cómo posterior a este partido renunció el Coco Basile (el mito dice que fue una serruchada de piso de Maradona), dejando para el inconsciente colectivo frases como “parecían quince contra once” y el “a llorar a la iglesia”

La historia hasta aquí ya se conoce, en esta Copa le tocará a Martino convocar a 23 jugadores que con tal de hincharnos las pelotas (?) coronados de gloria vivan, o que juren con gloria morir.

Próxima semana: VENEZUELA