alineacion chilevsbrasil en brasil2014

Rumbo a la Copa América – Capítulo 12: Chile

Los once elegidos los once bendecidos para el que fue el "día D"
Los once elegidos los once bendecidos para el que fue el “día D”.

Luego de once ediciones en gran nivel (?), esta es la entrega final de este especial llamado “Rumbo a la Copa América 2015” de Último Gol, y para cerrar, haremos un poco de memoria para con nosotros mismos, porque no está de más recordar donde estuvimos, para saber adónde estamos parados y hacia dónde iremos a partir de este jueves: hoy veremos a uno de los tres equipos del continente (junto con Ecuador y Venezuela) que nunca ha ganado la Copa, al que es el cabeza de serie del Grupo A, al que gracias a las bolitas frías enfrentará a Ecuador, Bolivia y a México sub 23, al que tendrá la presión de jugar de local (¿tendrá también la obligación de ganar el título?), a la Roja de todos, Chile.

HISTORIA

Parece masoquismo hablar de nuestra historia, ¿no creen? Bueno, partamos por decir que Chile es una de las selecciones más antiguas del mundo, su primer partido fue ante Argentina hace 105 años y la Federación de Fútbol de Chile se creó hace casi 120 años, hemos estado afiliados a la señora FIFA desde 1913 y fuimos en 1916, junto a Argentina, Brasil y Uruguay, los fundadores de la vieja y querida CONMEBOL, ¿pero qué nos pasó en el camino? ¿De qué manera se formó esta maldición de no ganar nunca un título oficial?

#SOPOILER: Puede tener pensamientos suicidas un vez terminado de leer este post (?)
#SOPOILER: Puede tener pensamientos suicidas un vez terminado de leer este largo post (?)

La estadística considera que el debut chileno en esto de jugar por selecciones fue ante una derrota por 3-1 ante Argentina en 1910, en 1920 y en 1926 fuimos locales en el otrora Campeonato Sudamericano de Selecciones, pero solo se logró un cuarto lugar (cuarto lugar entre CUATRO equipos… sobran los calificativos) y un tercer lugar (esta vez participaron cinco equipos, fuimos mejorando (?)), respectivamente, en el año 1930 fuimos invitados a la primera fiesta del fútbol a la que los hermanos uruguayos cordialmente nos invitaron, en lugar de tener que clasificarnos como en los tiempos actuales: lo jugaron 13 equipos divididos en tres grupos de tres y uno de cuatro en el cual justo caímos nosotros, el equipo liderado por “el Chato” Guillermo Subiabre venció a México y a Francia, teniendo opciones de definir ante Argentina el paso a las semis, pero dos goles de Stábile y uno de Mario Evaristo contrarrestaron el gol del Chato y pasaron los trasandinos a la semifinal, ¿habrá sido ese el inicio de una tendencia?

En el intertanto, en 1941 y 1945 (alejados de la crueldad de la guerra que asolaba Europa) otra vez la Roja fue anfitrión de la Copa… para otra vez salir terceros. La Roja volvió a los mundiales luego de 20 años en Brasil 1950, la Roja participó en el Grupo 2 y contaba con don Sergio Livingstone, Atilio Cremaschi, Fernando Riera, Jorge Robledo y Manuel “Colo-Colo” Muñoz como grandes figuras, pero España se hizo con la clasificación al ganar sus tres duelos, quedando todos mirando a lo lejos la épica del Maracanazo. Chile tuvo sus grandes oportunidades cinco y seis años después de la leyenda de los dos goles uruguayos que silenciaron al mundo, en 1955 fuimos otra vez locales, y como ya consignamos en su momento, con el sistema ‘todos contra todos’ #curiosamente se definió todo en la última jornada donde Chile enfrentaba a Argentina en el Nacional, antes del partido, estampidas de gente en las boleterías del estadio (producto de la expectación de que Chile bajara #La1) causaron la muerte de seis personas y una quincena de heridos, Argentina ganó por 1-0 y fue campeón. Y en 1956 Uruguay realizó el campeonato de carácter extraordinario, y salió campeón de manera invicta con cuatro victorias y un empate, mientras que Chile ganó tres partidos y perdió dos, así y todo se nos computa un subcampeonato casi sin querer, igual que a Colocolito en el Clausura 2015 (?) al haber hecho un gol más que Argentina.

Parte del plantel subcampeón en 1955.
Parte del plantel subcampeón en 1955 y 1956.

La gran figura en esta década fue Enrique Hormazábal, y se avecinaba la Copa del Mundo en la que Chile sería local, en 1962, pero el bueno de “Cua-Cuá” no quiso comprender la disciplina del técnico Fernando Riera y fue excluido del equipo que disputó el mundial, Chile jugó la fase de grupos ante Alemania Federal, Italia y Suiza, y fue segundo en su grupo con el plus de haber vivido la “Batalla de Santiago”, ajusticiaron divinamente a Unión Soviética en los cuartos de final pero se topó con Brasil en la semifinal, un 4-2 del equipo liderado por Mané Garrincha y apoyado en las gradas por un lesionado Pelé que debutó con un pibe, tan buenito que es y le pegó a la jermu y el campeón vigente luego iba a retener el título en la cara de nuestros bisabuelos, abuelos, papás y mamás (?), aun así el conjunto que tenía a Misael Escuti, Luis “Fifo” Eyzaguirre, Sergio Navarro, Humberto “el Chita” Cruz, Eladio Rojas, Jorge Toro, Alberto Fouillioux, Jaime Ramírez, Honorino Landa, Leonel Sánchez, Carlos Campos, entre otros cracks, salieron terceros tras vencer a Yugoslavia, logrando la mejor actuación histórica de Chile en la Copa del Mundo.

Chile clasificó a Inglaterra 1966 pero fue eliminado junto a Italia en un grupo en el cual clasificaron la Unión Soviética y Corea del Norte (por suerte para el técnico Luis Álamos no había un UG en esa época que se encargara de recordarle: CO-RE-A DEL NOR-TE (???)), ocho años más tarde “el Zorro” tendría su revancha ya que se clasificó para Alemania 1974, clasificación marcada por el repechaje contra la Unión Soviética jugado dos semanas después del golpe militar: el primer partido jugado en Moscú fue un empate sin goles donde don Elías Figueroa y Alberto Quintano la rompieron (y eso que nunca habían jugado juntos, conociéndose recién en el avión rumbo a la capital soviética), luego del catalogado “partido de los valientes” llegaba la hora de que se jugara el duelo de vuelta en el Nacional, pero las informaciones de que el estadio era utilizado como centro de detención de opositores a la junta militar motivaron que la URSS pidiera cancha neutral, la FIFA se negó y el suspenso sobre la realización del partido se mantuvo hasta el final, los soviéticos nunca aparecieron, y con ello, el triunfo por “walk-over” y la clasificación se consumaron en el “gol fantasma” de Francisco “Chamaco” Valdés, un equipo que tenía grandes nombres como Sergio Ahumada, Leonardo Véliz, Carlos Caszely, Elías Figueroa, Alberto Quintano, Carlos Reinoso y el mismo “Chamaco” Valdés justo fue a parar al grupo donde estaban las dos Alemanias y Australia, empates ante los alemanes orientales y los “kangaroos” y una derrota ante Alemania Occidental (en donde se produjo la primera expulsión con tarjeta roja en la historia de la Copa del Mundo, y tenía que ser justo a Caszely) mandaron prontamente a casa a la selección.

leonel y el gol fantasma
Dos imágenes claves en aquellos tiempos: el golpe de Leonel a Mario David, y el Gol Fantasma de Chamaco como una de las miles de consecuencias del golpe militar.

La revancha para esta “generación dorada” llegó cinco años después: la Copa América de 1979, Chile ganó el grupo y se midió a Perú en las semifinales, una victoria por 2-1 a domicilio y un empate sin goles en el Nacional de Chile desbancaban al campeón defensor y metían a la Roja en la final, donde se medían a Paraguay que había eliminado a Brasil: Un sonoro 3-0 en contra en la ida disputada en suelo guaraní fue luego contestada con una victoria chilena por la mínima diferencia en el Nacional, en aquella época no corría la norma de la diferencia de goles como criterio de desempate sino que forzaba todo a un tercer partido en cancha neutral donde en caso de igualdad, si correría la diferencia de goles, y como no podría ser de otra manera siendo Chile el involucrado y potencial perjudicado (?), un empate sin goles en la cancha de Vélez le dio el título a Paraguay. #MTT

Llegó el Mundial de España 1982 al que nuestro país clasificó gracias al gol de Patricio Yáñez en el Defensores del Chaco, el equipo dirigido por Luis Santibáñez estaba convencido de que sería protagonista del torneo y “Locutín” creía que todos los críticos se iban a tragar sus palabras y que se ‘subirían al carro de la victoria’, pero una preparación física nefasta y una concentración innecesariamente larga tuvieron como consecuencia un pleno de tres derrotas ante Alemania Federal, Austria y Argelia, la imagen del penal errado por Carlos Humberto Caszely ante los austríacos es parte del inconsciente colectivo nacional al punto de que décadas después fue llevado a un comercial de dulces, toda esta travesía está documentada al detalle en “Historias Secretas del Fútbol Chileno I” de Luis Urrutia O’Neil, “Chomsky”, y el UGil perteneciente a la mayoría silenciosa Juan Cristóbal Guarello.

"Yo ya dejaba recuerdos en los Mundiales antes de que se hiciera mainstream (?)"
“Yo ya dejaba recuerdos en los Mundiales antes de que se hiciera mainstream (?)”

Cinco años después vino otra gran oportunidad de romper la historia, la Copa América de 1987 disputada en territorio argentino, Chile llegó a la final y se enfrentaba al Uruguay de “el” Enzo Francescoli, pero para no hacer más latero el post de lo que ya es (?), verán la historia detrás de esta final en la sección del apoyo en video que viene después, si a estas alturas, usted señorita (#HolaHola (?)) o señor lector(a), sigue leyendo el post con un mínimo de atención (?) ya se puede imaginar como terminó el partido en el Monumental de Núñez…

Dos años más tarde llegó la página más oscura de este libro, y también (probablemente) la más pintoresca: el Maracanazo hecho a la chilena y el gesto técnico del “Pato Yáñez”, respectivamente. Una buena generación que quiso creerse más ‘viva’ que los demás con el solo propósito de sacar la definición del Maracaná hacia un estadio neutral no fue a los Mundiales de Italia 1990 ni a Estados Unidos 1994 por el castigo impuesto por la FIFA, que no se extendió a las participaciones en Copa América, en 1991 Chile fue el local una vez más, remató tercero y vio como la Copa se la llevó Argentina (¿presagio de lo que puede pasar este año?), luego, las tres ediciones siguientes (1993, 1995 y 1997) de la Copa fueron nefastas ya que en ninguna de las tres pasamos la primera fase, el regreso a los mundiales se produjo en Francia 1998 de la mano de dos cracks en delantera como “el Matador” Marcelo Salas e Iván “Bam Bam” Zamorano con unas eliminatorias que se definieron en la última fecha ante Bolivia, en la tierra de Zidane y del pan francés #vengandeauno los dirigidos por el “Calvo Estratega” se enfrentaron ante Italia, Austria y Camerún en el Grupo B, que dejó tres empates y varias imágenes para recordar: la subida al cielo en una mágica escalera con la que el Matador le ganó el salto a Cannavaro, Carcuro furioso contra la FIFA por Bouchardeau, Nelson Tapia que no pudo desviar con su mirada el tiro de Vastic y su mufa personal de usar camiseta verde, y Songo’o volando sin tener nada que hacer para detener lo que pasaba con la zurda del “Coto”, el que cortó las andanzas chilenas en Francia fue Brasil una vez más con un 4-1 en el Parc des Princes. Al año siguiente en la Copa América de Paraguay, Chile fue cuarto luego de perder la semifinal por penales ante Uruguay (que también habíamos consignado junto con la final de 1955 en otra ocasión) y luego la definición del tercer puesto ante México.

Así se titulaba en la prensa "especializada" el cuarto lugar de 1999.
Así se titulaba en la prensa “especializada” el cuarto lugar de 1999.

El oasis que produjo la aparición de dos superclase como el “Matador” y “Bam Bam” se notó en las siguientes eliminatorias, una campaña horrible nos dejó viendo el Mundial de Corea y Japón 2002 por la tele pero aún así metimos cuartos de final en #LaPeorCopaAméricadelaHistoria (?) realizada en Colombia en el 2001, donde nos eliminó México que fue el finalista del poco serio torneo y acabó perdiendo ante los locales, en 2004 en Perú fuimos últimos de la mano del “Perro Verde” Juvenal Olmos en un grupo que tenía a Paraguay, Costa Rica y Brasil, por la tele también nos enteramos del Mundial de Alemania 2006 al no clasificar en medio de un desorden a todos los niveles que se consumó un año más tarde en la Copa América de Venezuela el año 2007, donde clasificamos a cuartos de final al ser uno de los dos mejores terceros: teníamos que enfrentar a Brasil, pero la noche antes del partido un triste episodio de indisciplina enrareció todo el ambiente de la selección capitaneada por Jorge Valdivia, el presidente de la ANFP en aquel momento, Harold Mayne-Nicholls, había dicho que solo una catástrofe iba a sacar al “Calvo Estratega” Nelson Bonifacio Acosta de la banca técnica de la selección, y bueh, como si no bastara el uso de jamón y mermelada como municiones en una improvisada guerra de comida (?), un 6-1 inapelable que solo dejó como buen recuerdo el globito del “Chupete” Suazo a Doni nos hizo dar cuenta que necesitábamos un cambio real, el ‘Pelao’ Acosta se fue luego de bajarse del avión desde Puerto Ordaz y luego de una negociación casi secreta llegó Marcelo Bielsa, la única persona en el mundo que encontró cuerda la locura de venir a trabajar a un país que tenía materia prima, pero que no conocía ningún tipo de organización.

Y el cambio fue brutal: una selección eléctrica que presionaba en todos los sectores de la cancha y que buscaba siempre el arco rival remató segunda en el camino a Sudáfrica 2010, volviendo a los mundiales tras 16 años, se enfrentó a Honduras, Suiza y a la favorita España, un 1-0 que se quedó corto contra los centroamericanos, un 1-0 en un partido trabadísimo contra los troncos que comparten nacionalidad con Roger Federer (?) y un 1-2 que sirvió a españoles y chilenos hizo clasificar segunda a la Roja donde se iba a encontrar con… Brasil, sí, otra vez, en aquella ocasión un 3-0 sin apelación nos largaba de Sudáfrica, pero dejaba las bases sentadas para intentar dar el golpe en la Copa América de Argentina, el escenario era el ideal ya que el equipo iba encontrando una madurez en su juego y si uno se ponía a pensar mal (?), Bielsa estaría frente a sus coterráneos (algunos de ellos todavía no perdonan el fracaso de Corea y Japón) con ganas de revancha, pero el nefasto manejo político de parte de los dirigentes del fútbol chileno hizo que Bielsa renunciara y de paso, nos dejó con el ejercicio de fútbol ficción: ¿qué habría pasado si Bielsa dirigía a Chile en la Copa América de 2011?

Llegó en su lugar Claudio Borghi, quien, a juicio de varios, era el único que “mediáticamente podía aguantar” ser el sucesor de Bielsa gracias al tetracampeonato logrado en Colo-Colo jugando un fútbol vistoso y con varios de los jugadores que ya estaban en la Selección, el “Profesor Parrilla” tenía que preparar desde enero una Copa en suelo argento que nos enfrentaba a México sub 23, a Uruguay y a Perú: los tres partidos fueron bastante cerrados, pero una victoria por 2-1 ante los charros, un bravo empate a un tanto contra Uruguay y el 1-0 con un autogol sobre la hora ante Perú luego del córner lanzado por Marco Estrada nos hizo ganadores del grupo, lo que nos daba en la ronda siguiente a Venezuela (que fue el segundo del Grupo B), pero en unos cuartos de final donde todos los favoritos caían claramente nosotros no podíamos ser menos (?????), a Chile se lo terminó por comer la presión de ser favorito y Venezuela nos eliminó, abriendo una herida muy, pero muy profunda.

Todos alunísono: VE-NE-ZUE-LA NOS ELIMINÓ POS WEON, VE-NE-ZUE-LA.
Todos al unísono: VE-NE-ZUE-LA NOS ELIMINÓ POS WEON, VE-NE-ZUE-LA.

Borghi quiso seguir peleando con el fantasma de Bielsa y la figura de un Jorge Sampaoli que tenía un tricampeonato y la Copa Sudamericana como argumentos suficientes para ser levantado por la prensa como antagonista, hasta que llegó un momento donde estábamos al borde del abismo: el “Bichi” estaba amargado y tal como Shawn Michaels en febrero de 1997, ya había perdido su sonrisa (?), y por si fuera poco los actos del plantel no fueron consecuentes con lo que declaraban (por mencionar algunos ejemplos, el Bautizazo, la salida a una disco de Medel y Vargas antes de jugar con Venezuela y el “no chaqueteen a Claudio” de parte de Vidal antes de subirse al avión de vuelta a Italia luego de su expulsión por un codazo artero en Quito a días de jugar contra Argentina), esto sumado a que el equipo no jugaba a nada ni había respuestas desde el banco, obligó al impoluto Doctor Sergio Jadue a realizar un cambio de timón, asumió Jorge Sampaoli en diciembre de 2012 sabiendo que tenía solo dos balas en la pistola: Perú y Uruguay, una no funcionó ya que chocó con la cadena de la bicicleta del bueno (?) de Junior Fernandes, y la otra fue certera, el 2-0 con goles de EEPQ y Vargas a Uruguay fue el punto de inflexión para luego encarrilar la primera clasificación seguida a una nueva Copa del Mundo.

El llamado ‘mejor Mundial de la historia’ nos llevó al Grupo B que nos mandó a Australia, España y Holanda, todos veían que los europeos eran los favoritos pero nada nos quitaba la ilusión de llegar lejos, ni siquiera la probabilidad de enfrentar al local en octavos: un triunfo por 3-1 ante una dura Australia y un histórico 2-0 ante España en el Maracaná nos hizo creer y la derrota por 2-0 ante Holanda importó menos de lo normal (lógico ya que fue un empate táctico, taglarísm (?)) ante el desafío que esperaba en los octavos de final, nada más ni nada menos que Brasil (parece chiste a esta altura).

sanchez gol a brasil

El típico gol del central brasileño con el 4 en la espalda luego de un córner fue contestado con un gol que salió ‘de la nada’ de Alexis Sánchez, el partido se fue a la prórroga y empujó los límites de todos a niveles insospechados: los límites de la paciencia de los brasileños que no podían creer como el equipo al que siempre vencían cómodamente daba una digna pelea, el limite físico de la Roja que fue a esta guerra con soldados muy mermados (Vidal jugó el Mundial con la rodilla en la mano y Medel jugó ese partido desgarrado) y nuestros propios límites hasta el día de hoy, ya que nunca encontraremos respuesta al porqué ese tiro sobre el final de Pinilla no entró y tuvo que pegar en el palo… Jara hizo una extraordinaria presentación en la Copa y el hecho de que haya sido el que erró el quinto penal pasó a ser casi anecdótico, Chile se quedó en octavos de un Mundial ante Brasil y eso, considerando los antecedentes, no era novedad, la diferencia era que no había goleada de por medio y que se demostró que se podía competir mano a mano con los mejores del mundo.

ACTUALIDAD

Después del Mundial Sampaoli anunció que cumplirá el vínculo que lo mantendrá en el cargo de seleccionador hasta la Copa del Mundo de Rusia 2018, la Roja jugó ocho amistosos con el propósito de preparar la Copa América, el saldo quedó en cuatro victorias (un 3-0 a Perú en octubre de 2014, un 5-0 a Venezuela en noviembre del mismo año, un 3-2 a Estados Unidos en Rancagua a comienzos de año con jugadores del medio local, y hace cuatro días ante El Salvador por 1-0), un empate con sabor a derrota que solo se obtuvo con un penal sobre la hora (igualdad a dos tantos ante Bolivia en Coquimbo), y tres derrotas (un 1-2 ante Uruguay en la cancha David Arellano del Monumental, un 0-2 ante Irán en Saint Gallen y un 0-1 ante Brasil en Londres).

Ahora, en estas líneas quiero poner la gran disyuntiva que nos rodea a dos días de iniciarse el campeonato: ¿Estamos obligados a ganar la Copa?

Oooooohhhh, dame tu amor a mí, le estoy hablando, hablando a tu corazón.
Oooooohhhh, dame tu amor a mí, le estoy hablando, hablando, hablando a tu corazón.

Respondiendo a secas, mi respuesta es no, es verdad que somos locales pero pedirle a una buena generación que gane todo parece hasta irresponsable si tomamos en cuenta los rivales: Argentina viene con todo a sacarse de la cabeza el gol de Götze y las chances marradas por Higuaín, Messi y Palacio ante Alemania, el 7-1 es una mancha que no se borra nunca más (?) pero si Brasil llega a ganar la Copa se secarían algunas de esas lágrimas, Colombia viene embalada de la mano de #JamesxESPN y jamás hay que dar por muertos a los uruguayos por más que no cuenten con ‘Luisito’ Suárez, dicho esto, Chile es un buen equipo del cual estoy seguro que dará la pelea y si llega a morir, será de pie, pero pedir nada más que el título y considerar como fracaso todo lo demás hacia abajo es un lujo que solo se pueden dar Argentina y Brasil, y ya vimos hace un año en el Mundial lo que puede hacer la presión (de la hinchada y de la prensa) sobre el equipo local.

Dicho esto, también quiero tomar un espacio para comentar la preparación en este último mes, que Sampaoli no fue muy claro con los jugadores es cierto, pero ya la lista fue dada el lunes de la semana pasada y poco importa a estas alturas, que en la concentración en el Monasterio Celeste se pasó tres pueblos el PCM con las recomendaciones (?) de la ANFP a Carabineros para que custodiara los alrededores y les pidiera identificación a los lugareños y hasta a Gonzalo Jara (!), también, pero de ser verdad que el episodio del dron de TVN que quiso interferir en la práctica en el complejo de O’Higgins tenía como único propósito hacer enojar a Sampaoli, eso es atornillar al revés, tal como tener a Alexis respondiendo preguntas sobre sus perros, su vida amorosa o lo que hace fuera de la cancha en las conferencias de prensa (gracias LUN por tanto (???)), eso es justamente lo que no hay que hacer.

Para anotarlo en la agenda.
Para anotarlo en la agenda.

FIGURAS

Si diez años después te vuelvo a encontrar, en algún lugar No te olvides que soy, distinto de aquel, pero casi igual.
Si diez años después, te vuelvo a encontrar, en algún lugar
No te olvides que soy, distinto de aquel, pero casi igual.

ARTURO VIDAL: No hay duda que estos jugadores son la referencia mundial de esta selección, el primero en la lista es el pulmón del mediocampo, un jugador que tenía fama de ‘polifuncional’ pero que una vez llegado a Italia se hizo un nombre entre los mejores, camino que empezó a forjar hace diez años cuando debutó en Colo-Colo, luego de un tricampeonato lo vinieron a buscar los alemanes del Bayer Leverkusen que le dieron rigor táctico y mayores responsabilidades en el mediocampo, en 2011 llegó a una Juventus que quería reverdecer laureles y lo hicieron de gran manera ganando cuatro Scudettos, una Coppa Italia y llegando a la final de la Champions 2014/2015, en la selección tuvo momentos malos (sus discrepancias con Bielsa, el Bautizazo, expulsiones pelotudas contra Ecuador y Serbia) que fueron apagándose con tremendas actuaciones en el último tramo de las clasificatorias, Vidal quedó con la bala pasada del Mundial de Brasil ya que lo jugó a pesar del consejo médico que recomendaba no ir, hoy, el “Rey” ya recuperó su forma física, y que, consciente de su rótulo de estrella mundial, sabe que pretendientes no le faltarán si quiere salir de la Vecchia Signora, teniendo al Manchester United, al Real Madrid y al Bayern Münich preguntando su precio.

alexis sanchez uooo-oh
El Jugadorazo.

ALEXIS SÁNCHEZ: La carrera de Alexis Sánchez comenzó a los 16 años en Cobreloa de la mano de Nelson Acosta siendo conocido como el “Dilla”, en 2006 lo compró ‘en verde’ Udinese, dándole al tocopillano tres años para que este niño maravillara en niveles más altos de exigencia, por eso pasó por Colo-Colo donde junto a Vidal, Matías Fernández, Humberto Suazo y varios más fue bicampeón y fue finalista de la Sudamericana, por eso fue campeón y también último en River, por eso Udinese lo bancó hasta su explosión luego de Sudáfrica, por eso en medio de la Copa América de 2011 lo compró nada más ni nada menos que el Barcelona de Pep Guardiola, estuvo allí tres años aprendiendo (en palabras del mismo Sánchez) a “jugar al fútbol de nuevo”, soportó críticas feroces de los catalanes pero siempre se dejó la vida en la cancha haciéndole golazos al Madrid y al Atlético, después de Brasil 2014 fue traspasado al Arsenal y ahí tomó la responsabilidad de ser el crack del equipo, se encargó de marcar la diferencia que hizo a los ‘Gunners’ de dejar de ser el cuarto lugar de la Premier a rematar tercero y de ganar la FA Cup ante el Aston Villa, quedándose solo a un gol de un tal Thierry Henry en su temporada debut por el equipo londinense.

Haters gonna hate: Galmes, la tienes adentro.
Haters gonna hate.

CLAUDIO BRAVO: El líder del grupo (se enteraron a la mala de esto el Nico Peric y Braulio Leal (?)), un arquero al que se le concedió la titularidad en un partido clave en un lejano 2005 ante Colombia y que nunca miró hacia atrás, se convirtió en capitán una vez que Marcelo Salas dejó la Roja de Todos, Claudio Andrés Bravo Muñoz dio una larga vuelta para ser reconocido, ahora, ha tenido de todo la carrera del capitán: debutó ante Boca en 2003 en Copa Libertadores luego de una lesión en el hombro de un flaco Eduardo Lobos, fue titular en Colo-Colo hasta junio del 2006 cuando tras sacarle aquel penal a Candelo y gritar campeón se fue a la Real Sociedad, equipo donde estuvo ocho años hasta coronar su carrera llegando al Barcelona luego del Mundial de Brasil donde logró el triplete siendo titularísimo en Liga, en la selección fue cuestionado sobre todo en el período 2011-2012 donde se conjugaron un bajo rendimiento personal y un superlativo rendimiento (no considerado por Borghi) de Johnny Herrera, pero sus atajadas en el Mundial de Brasil fueron suficientes para perdonar sus errores ante David Villa en Sudáfrica o ante Vizcarrondo y Cichero en San Juan.

Desde ya pedimos perdón (?) a Sir Charles Aránguiz y a ‘Lord’ Gary Medel por dejarlos afuera, eran solo tres jugadores.

TÉCNICO

don sampa
“¿¡Otra vez estos hueones subieron la tasa del crédito!?” (?)

Jorge Luis Sampaoli Moya nació en Casilda hace 55 años y de chico se interesó por la pelota, quiso ser futbolista pero una lesión en la tibia y el peroné a los 20 años iniciaron un sueño de ser entrenador, el puntapié inicial fue en las ligas amateurs de su país hasta que en 2002 pasó a Perú, donde dirigió a Juan Aurich, Sport Boys, Coronel Bolognesi (dirigió ante Colo-Colo en la Sudamericana del 2006, siendo este su primer acercamiento con Chile) y Sporting Cristal, en 2007 llegó a O’Higgins a reemplazar al Peineta Garcés y aunque tuvo un comienzo auspicioso, luego de dos años fue despedido por malos resultados, en 2010 asumió en Emelec y fue subcampeón, pero su vida cambió a partir del 18 de diciembre de 2010 cuando ante la sorpresa de todos fue designado técnico de Universidad de Chile, más aún si consideramos que la opción más latente era la de Diego Simeone, ya que ese día inició el proceso más exitoso que tuvo el club laico en las últimas décadas que llevó a un inédito tricampeonato y a una Copa Sudamericana en el 2011, llevando a la gloria a un equipo de buen pie, que era ofensivo y que hizo suyo conceptos como el #RitmoInfernal, el #LoDamosVuelta, el amateurismo, la pasión desmedida al escudo y la camiseta (aunque eso llevara muchos riesgos en el aspecto físico), luego de señales de desgaste del proceso, varias contrataciones que costaron una millonada que no rindieron y la debacle en la Selección, en diciembre de 2012 Don Sampa tomó el fierro caliente de la Roja, encarriló la clasificación a un nuevo Mundial y aunque tuvo patinadas mediáticamente hablando (como comparar a Mauro Zárate con Sergio Agüero), ha manifestado las ganas de seguir como técnico para las clasificatorias a Rusia e incluso de nacionalizarse chileno.

CONVOCADOS PARA LA COPA AMÉRICA

Esta es la lista de seleccionados que nos representarán en la Copa América, fueron también convocados para la lista preliminar los siguientes jugadores: Fernando Meneses (del Veracruz de México), Mark González (de Universidad Católica), Juan Cornejo (de Audax Italiano), Marco Medel (de Santiago Wanderers), Rodrigo Millar (del Atlas de México) y Junior Fernandes (del Dínamo de Zagreb de Croacia).

Hay que hacer una aclaración: Edson Puch y Carlos Carmona eran originalmente parte de la lista de 23 jugadores, pero por encontrarse lesionados no quedó otra que marginarlos de la nómina, en su lugar llamaron a Francisco Silva (del Brujas de Bélgica) y a José Pedro Fuenzalida (de Boca Juniors).

  1. Claudio Bravo, arquero, capitán de la Roja, ganador del triplete y eximio repartidor de premios.
  2. Eugenio Mena, lateral izquierdo y experto lanzador de sandías.
  3. Miiko Albornoz, defensa central y lateral por ambas bandas, si va a Suecia es probable que lo detengan (?).
  4. Mauricio Isla, lateral derecho, eso sí, viene el primo lejano de aquel “Huaso” Isla del 2011.
  5. Francisco Silva, de Delphos para el mundo (?).
  6. José Pedro Fuenzalida, faltaban tipos que centraran mal, y llamaron al más rubio de los que quedaban (?)
  7. Alexis Sánchez, superclase.
  8. Arturo Vidal, todocampista.
  9. Mauricio Pinilla, robará el resto de su vida con el palo del Mineirao.
  10. Jorge Valdivia, cinco pases gol por nanosegundo nos harán bajar #La1 (???)
  11. Eduardo Vargas, de onda te lo decimos (?): deja de cagarte la carrera.
  12. Paulo Garcés, uno de los encargados de las isotónicas.
  13. José Rojas, otrora dictador de la banda izquierda, hoy claramente venido a menos.
  14. Matías Ariel Fernández Fernández, el crá.
  15. Jean Beausejour, ¡salud!
  16. David Pizarro, volante central (¿y este no era apátrida? (?))
  17. Gary Alexis Medel Soto, ídolo de multitudes.
  18. don Gonzalo Jara, él anuló a Suárez.
  19. Felipe Gutiérrez, supo defenderse bien del rumor que no quiso patear el quinto penal ante Brasil.
  20. Sir Charles Aránguiz, craque da galera.
  21. Marcelo Díaz, Lázaro estaría orgulloso de él.
  22. Ángelo Henríquez, The Chosen One.
  23. Johnny Herrera, le reparte buena onda (?) al camarín y está un peldaño debajo de Bravo.

PARTIDOS MEMORABLES

1979: La finalísima entre Paraguay y Chile en el Estadio José Amalfitani del Club Atlético Vélez Sarsfield.

1987: Lo prometido es deuda (?), la historia detrás de la final de la Copa América de 1987 vista por “Había una vez” de Televisión Nacional de Chile.

1999: Estadio Defensores del Chaco, en Asunción, Paraguay, la semifinal de la Copa entre Uruguay y Chile que se definió en penales.

2011: El partido en que el proceso de Claudio Borghi perdió casi todo su crédito, ya se habían ido Colombia, Brasil y Argentina y veíamos que esta era “la” chance…

Ya las palabras a estas alturas sobran, quedan solo dos días para la Copa América y ya nos solo queda #hapollar, ¡vamos Chile!