#AniversarioUG – Un poco de historia: La Revolución Charcha

:')

Pasa cada cierto tiempo. Llega algún usuario nuevo a la comunidad, o alguno que regresa desde la época de CT, y se encuentra con esta historia de un sitio que nace a partir de la división, del abandono de una tradición que alcanzaba ya varios años y que, pese a la crisis, se pensaba que la descomposición de la comunidad seguiría un rumbo natural.

Hace exactamente un año, se ponía la primera piedra de lo que luego se llamaría “La Revolución Charcha”. Un cambio radical que nació desde la clandestinidad del último Bar de CT y que en menos de una semana nos dejó en lo que tenemos hoy: una nueva página con dominio propio, estabilidad y mucho mayores atribuciones para la comunidad. En ese lapso intermedio, se desarrolló la historia que emancipó (?) a nuestra comunidad del yugo marxista gatuno. Aquí, por primera vez, la condensamos y presentamos sus hitos.

Parte 1: ¡Que vuelva la calma!

charchatec
(?)

 

La historia de Charla Técnica como sitio no tiene grandes particularidades ni vale la pena ahondar en ella. Podemos decir que nació en 2007 fundada por un usuario de Hattrick y fue creciendo paulatinamente hasta generar una comunidad en torno a ella. Muchos de los usuarios antiguos fueron migrando a Twitter, a la vez que asistían a una celebración de aniversario cada año. (De los participantes de tales eventos sólo quedan unos pocos en la actual comunidad.)

Para la antesala del Mundial de Brasil 2014, se hizo evidente que el motor de comentarios WordPress estaba quedando obsoleto ante la considerable cantidad de posteos que se hacían día a día. Esto ya había producido, según el staff de la época, varias caídas del sitio (que, efectivamente, se pasaba cayendo) por lo que se prefirió resguardar la seguridad de este antes de la comodidad de los usuarios al momento de comentar: desapareció el mítico apartado “Últimos Comentarios Fogoneros” y, muchas veces, al escribir un comentario aparecía en la pantalla un mensaje que seguramente muchos recordarán:

Estás enviando comentarios a demasiada velocidad. Un poco de calma.

Por supuesto, no se trataba de que el usuario en cuestión posteara como enfermo, sino de un error frecuente del sistema de comentarios, que generó masivos reclamos en su momento. De esa misma etapa es el famoso publipost de DishLatino: ya en ese tiempo la calidad de los posts habían disminuido notoriamente, de hecho, los resultados de los CT Awards 2014 jamás fueron publicados y la interfaz se llenaba de publicidad invasiva. Por entonces, ya muchos fantaseaban en el legendario chat de Chaskon Channel con un sitio propio. Pasó el Mundial y se esperaba que, ahora sí, fuera cambiado el motor de comentarios, lo que vendría de la mano con la ansiada “versión móvil” de CT.

Y llegó el 15 de julio: luego de un día con el sitio abajo, CT anunciaba la renovación con un post titulado “Charla Técnica Versión 3.0 – Post Informativo”. Se trataba de la cirugía más notoria al sitio desde la migración desde Blogspot. El post, lógicamente, se llenó de alabanzas al administrador de la página por el nuevo diseño, cuyo sistema de comentarios (Disqus), era, por fin, compatible con smartphones.

Sin embargo, el nuevo diseño no tardaría en mostrar algunas de sus falencias. El Bar 26, primero tras el cambio de sistema, duró poco y nada en comparación a los antiguos bares de WordPress, lo que lógicamente fue generando molestia, algo mitigada por el hecho de que los Bares no desaparecían completamente, como sucedía antes: aún era (y es) posible encontrarlos indirectamente a través de Disqus. Se le llamó “Clandestino”.

Al mismo tiempo, se archivaban otros reclamos: muchos comentarios parecían desvanecerse sin razón, mientras el nuevo sistema era tierra fértil para nuevos trolls y clones que no aportaban nada, mientras los miembros antiguos se alejaban de la comunidad. La respuesta del staff era nula: se hizo evidente que para los supuestos “editores” la actualidad página y los numerosos reclamos no eran de importancia. Por supuesto que es entendible que tengan vida (?), pero, entonces ¿por qué no dejaban la responsabilidad a otros? Nadie pretendía hacerse con el control del sitio, que a ojos de algunos parecía incluso un negocio lucrativo. Sólo se buscaba recuperar la actividad: los únicos posts que habían eran los Bares (que demoraban casi tres días en ser repuestos) y escritos de una línea para las fechas del campeonato (y no todas). Quien redactaba (?) estos posts era casi siempre el admin de la página, que parecía estar casi solo: ninguno de los que aparecían indicados como miembros del staff comentaban ya en el sitio.

Parte 2: La caída y el foro gratis

El comienzo de todo
El comienzo de todo

Una tarde de viernes, el 26 de septiembre para ser exactos, el Bar 29 (el cuarto en el nuevo sistema) desapareció de la página original y se volvió sólo accesible a través de las profundidades (?) de Disqus. Era la cuarta caída en poco más de dos meses, lo que sumado a la ausencia de otros posts ya incrementaba la molestia en muchos.

Contexto: Glacius aún no entraba en el negocio (?) de los Gifs y hacía imágenes de los Simpson. Qué tiempos aquellos.
Contexto: Glacius aún no entraba en el negocio (?) de los Gifs y hacía imágenes de los Simpson. Qué tiempos aquellos.

De a poco se iban acumulando los comentarios manifestando el descontento por el estado de CT, hasta que el usuario más visionario de la comunidad (?) creó el foro gratis “Comunidad CT”, que aún se puede visitar en este LINK. Eso fue cerca de las 9 de la noche de ese viernes de siluetas. Obviamente, el foro generó todo tipo de reacciones, la mayoría eran positivas pero varios salieron a señalar lo inefectivo de la solución. El foro, hay que decirlo, fue ideado como una plataforma donde organizarse ante lo que creíamos era el inminente final de la página y la necesidad de migración.

El buen Arman fue de los más activos en la Revolución, hasta creó un Bar en el foro gratis
El buen Arman fue de los más activos en la Revolución, hasta creó un Bar en el foro gratis

El buen Davis publicó una buena reflexión sobre el momento, que condensaba muchas de las situaciones remarcadas y generó apoyo casi unánime:

davis
Pattrick, el tiempo te dio la razón

En el mismo tono, me di la lata de hacer una declaración de intenciones con respecto al foro. Aunque muchos no lo saben, el texto fue leído por el administrador del antiguo CT, con el que luego tuve una extensa conversación vía mail. El tono no era agresivo, por el contrario, la conversación terminó con el susodicho asumiendo parcialmente sus errores e invitando a “mirar hacia delante” pidiendo que no hubiera intervención alguna de los antiguos usuarios que pudiera afectar a su página, la que aún planeaba resucitar. Por razones obvias, no puedo revelar el contenido exacto de los mails.

Pero sigamos. Poco después del comentario de Davis, la página se cayó. No sólo el Bar, sino que el sitio con su dominio. Muchos salieron a “despedir” a CT y asumiendo que el final había llegado. No pasó mucho rato hasta que se creó un Reddit, el que sería rápidamente reemplazado.

Parte 3: Charcha Técnica y el abandono final

El Bar Charcha, símbolo de la Revolución

Con la página y el bar caídos, y dos intentos de migración ya realizados, el buen y abnegado Johannes presentó su alternativa: Charcha Técnica, un blogspot con un diseño extremadamente básico (que luego tendría hasta banner proveniente de los aportes de la comunidad), que sin embargo tenía Disqus, lo que sumado a la posibilidad de no abandonar completamente el estilo clásico del viejo CT arrastró a la gran masa de usuarios a él.

El post original del blog de Johannes se titulaba “El Bar Charcha“, que reunió a los revolucionarios (?) durante los primeros días, hasta el traslado que llevaría al dominio actual. Lo que (ya era evidente) eran últimos momentos de la comunidad en Charla Técnica se tradujo en comentarios de despedida; que aún pueden encontrarse en la profundidad de Disqus. Como el nombre del Bar 29 había profetizado, CT había desaparecido, no de Internet, pero sí con el sistema que la llevó a ser popular y crear un espíritu de comunidad alrededor de sus posteos. Se especuló sobre una supuesta intervención de los administradores del sitio en el agonizante Bar, borrando comentarios, aunque todo indica que se trata de una más de las pifias que sufría el sistema de comentarios en la página verdinaranja. Hoy, el mencionado sitio tiene una estructura similar a Ferplei, donde los comentarios son vía Facebook y los artículos se refieren a temas propensos a recibir visitas. Es imposible no sentir nostalgia, pero entendemos que, al final del día, CT era su comunidad y esta sigue aún fortalecida.

La despedida masiva y el exilio generaron reacciones en las redes sociales, especialmente en los divos de twitter (?), apelativo con que se conoce a muchos de los antiguos usuarios de CT, que hoy comentan su devenir en tan asquerosa red social. Aún se pueden revisar tales mensajes (y los de otros) en este link: https://twitter.com/search?f=tweets&vertical=default&q=charchatecnica&src=typd.

Charcha Técnica sumó poco más de tres páginas con artículos, redactados por los usuarios, de los cuales varios pasaron a formar parte del staff de la nueva página, entre ellos un servidor (?). En el Bar Charcha, las discusiones sobre el lugar definitivo para asentarse fluían y muchos proponían su ayuda. Incluso un contertulio de la mayoría silenciosa (Van Wijk) se ofreció a gestionar el WordPress y la estabilidad del eventual nuevo dominio.

Parte 4: Nombre definitivo y consolidación

Esto fue el 29 de septiembre. Los que vivieron el proceso revolucionario (?) de seguro lo recordarán.

El 30 de septiembre, cuatro días después de la caída del Bar y la creación del foro, y dos días después de que Johannes creara el blog, el contertulio JP, conocido también como Mr. Muuu o Don Vaca, ofreció el hosting de su empresa de soluciones informáticas (TISUDO). Así, tisudo.cl se convertiría por algún rato en el sitio de la comunidad: hasta hoy, teclear tal dirección redirige a nuestra web.

Ese mismo día, ya instalados en tisudo, Johannes creó un hilo para determinar el nombre de la nueva comunidad. De las múltiples opciones que habían surgido en el Bar Charcha, se llegó a dos alternativas: Último Gol Gana (UGG) y Todo es Cancha (TEC), ambas con el dominio .cl ya costeado por el magnánimo JP. Durante la encuesta, UGG se transformaría en UG, más del gusto de los usuarios.

Finalmente, la decisión: de un total de 113, 67% de los votos fueron para el nombre Último Gol Gana, luego ratificado como Último Gol. Todo es Cancha obtuvo 33% de los sufragios. Estaba listo: poco tiempo después, la barra de direcciones ya mostraba la dirección ultimogol.cl, que se mantiene hasta hoy.

De eso ya vamos a cumplir un año. Hoy, la comunidad goza de buena salud al menos hasta que se acabe el tiempo del hosting regalado, ahí no sabemos qué chucha vamos a hacer, con una comunidad de más de cien usuarios activos. Casi cuatrocientas entradas se han publicado en los doce meses de vida del wordpress de la página, incluidas siete Tabernas (esta y otras estadísticas serán reveladas pronto en un post especial del amigo Van Wijk). ¡Aguante UG!

¿Cuál es su recuerdo a un año del nacimiento de UG? ¿Cuál es su sentimiento hacia la comunidad que se formó en el antiguo CT y aún prevalece con los años?