borrar

[Cambio de frente] Respeto al rival ¿más o menos goles?

Nueva edición de [Cambio de frente] para conversar nimiedades (?) del fútbol. Aprovechamos la abultada goleada del Real Madrid sobre el Rayo Vallecano para plantear una discusión que se ha discutido en otras ocasiones. Cuando el rival es muy inferior, ¿hay que hacerle más goles o simplemente ganarle por unos pocos? Los invitamos a dejar sus opiniones y comentar.

Arquero del Rayo después del sábado.

Este fin de semana presenciamos un partido que es fehaciente demostración de la asquerosa desigualdad en el mundo del fútbol, sobre todo en el europeo. Y no me refiero al baile 3-0 del Barcelona sobre River en la Mundial de marketing de clubes, sino a la estratosférica goleada que le propinó el Real Madrid a su pobre vecino del Rayo Vallecano, por un grosero 10-2. Cuatro de Bale, tres de Benzema, 2 de Cristiano Ronaldo eran más que suficientes para un Rayo Vallecano que se rindió – y empezó a pedir perdón por la ofensa de ir ganando 2-1 a los ’12 – a los 14 minutos con la expulsión – justa – de Tito por criminal patada a Kroos. Conclusión: La Liga BBVA es cada vez más aburrida porque el bipartidismo entre el Real Madrid y el Barcelona es hegemónico y absoluto. En los últimos 15 años, sólo el oasis del Atlético de Madrid el 2014/2015 y el gran Valencia de Cañizares, Albelda, Ayala con dos torneos, han hecho frente a las dos potencias  de España y del Mundo.

Ante tal disimilitud entre dos equipos, es común y corriente que los grandes equipos le ganen y hasta goleen tranquilamente al adversario, más débil y sin los recursos necesarios para hacerle pelea. La premisa en esta edición es bastante simple: ante la inminente debilidad del rival, ¿se respeta más al equipo rival metiéndole más goles o menos goles? En otras palabras, si tu equipo es muy superior al rival, ¿le metes dos o tres goles más o lo revientas en goles?Como lo dije anteriormente, la consigna es fácil: Ante un equipo inferior, con menos jugadores y todo roto, con un equipo holgadamente superior, como DT, que le dirías a tus jugadores: ¿Humillemos al rival y hagamos todos los goles que podamos o simplemente marcar un par más que el rival?

Por una parte, algunos dirán que la única forma de respetar al rival es hacerle la mayor cantidad de goles posibles. Como dijo Iniesta – que algo sabe de pasearse a rivales – “El mayor respeto al rival es jugar lo mejor posible”. Al rival, en una competición hay que tomarselo siempre en serio y si ello implica hacerle mil goles, hay que hacérselos. En competencia hay que dar el 100%, a pesar de la inferioridad o superioridad del rival,  no tomarse el partido en serio sería desprestigiar implícitamente al rival. No jugar en serio implicaría burlarse del rival. No golear al rival sólo sería importante para el fútbol formativo, pero que a nivel profesional, eso no cuenta. Además, ¿cómo va a mejorar el rival y aprender de sus errores si no es jugando contra un rival en serio? Finalmente hay quienes sostienen que hay que golear al rival por un tema de competencia. Esos 20 goles que se le hacen al rival pueden ser relevantes para el final de la temporada, por la diferencia de gol.

Con esa camiseta…prepare your anus(?)

 

Otros dirán, que en realidad no tiene sentido masacrar al rival. Primero porque se pierde el sentido del espectáculo. Todos van a la cancha a ver a su equipo ganar y golear, pero ya pierde sentido y entusiasmo cuando el rival esta en el piso y está recibiendo goles a diestra y siniestra. En el fondo, la gente quiere ver competencia y que haya algún grado de resistencia del cuadro “víctima”. Además, ya sea que se le gane por 1 o por mil goles el resultado final va a ser la victoria y los 3 puntos. El resto es simplemente humillar al rival y sería carente de deportividad. Alemania fue un buen ejemplo de ello, con el piola(?) 7-1 brindado a Brasil en el Mundial del 2014. Se reveló con posterioridad, que los germanos hicieron un pacto en el entretiempo para no seguir masacrando a su rival. Curiosamente, al igual que en la postura anterior, la conclusión fue que era para respetar al rival. Así, Hummels señaló: “Quedó bien claro que tendríamos que continuar concentrados, jugar de forma seria y procurar no humillar a la selección brasileña. Cuando se está en la cancha tenemos que mostrar respeto por el adversario y fue muy importante que así haya sido”.

#Códigos (?)

En ambas situaciones, ya sea golear al rival o no meterle tantos goles, fueron interpretadas como señales de respeto al equipo contrario.

Finalmente les dejamos un discurso que causó “furor” en las redes sociales. Un DT de cadetes, Aitor Cebrián Montiel, le dijo lo siguiente a sus jugadores: “Acabo de ver entrar a los niños contra los que vais a jugar hoy, y son más pequeños que vosotros. Son de primer año y no debieran competir con vosotros en esta categoría. Están goleándolos cada semana y querría que os pusierais en su lugar. No quiero que celebréis ningún gol, no los presionéis en su campo, dejadlos que jueguen un poco y que puedan disfrutar de jugar al fútbol. Vamos a ser respetuosos con ellos”. El equipo rival era evidentemente inferior y el pidió respeto por el rival. Es entendible que se destaque su discurso, considerando que el fútbol formativo tiene otros principios, hacer crecer a los niños en distintos aspectos y la competitividad no es lo más importante ¿pero en el fútbol profesional? Imaginémonos la misma charla pero de Rafa Benitez, de Pep Guardiola o de Luis Enrique para con sus futbolistas en un partido de la alta competencia, ¿no sería una falta de respeto con el rival? 

Obviando la parte pragmática de cerrar los partidos y querer guardar a tus jugadores. ¿Qué sería más adecuado y digno para el rival, que uno jugara al 100% intentando meter todos los goles que pueda o sería más digno simplemente ganarle por un par de goles y luego dejar de atacar para no humillarlo?

 

En resumen, ¿se respeta más al equipo rival metiéndole más goles o menos goles? En otras palabras, si tu equipo es muy superior al rival, ¿le metes dos o tres goles más o lo revientas en goles?Como lo dije anteriormente, la consigna es fácil: Ante un equipo inferior, con menos jugadores y todo roto, con un equipo holgadamente superior, como DT, que le dirías a tus jugadores: ¿Humillemos al rival y hagamos todos los goles que podamos o simplemente marcar un par más que el rival?