La “Roja” será la “Pizzineta” (?): ¿qué esperar? (Parte II)

El profesor #Piczi en su paso por la gloriosa Universidad Católica.

Por Krakenzero

Promediando el torneo del Bicentenario (primer torneo largo disputado desde 2001, y último hasta ahora), el equipo cruzado lo pasaba mal: tras un doloroso cierre de año 2009 en que perdieron con Colo Colo una final que los tenía como favoritos, el equipo queda eliminado en la fase de grupos de Copa Libertadores y va a los tumbos en el torneo local, quedando muy lejos del puntero Colo Colo. La relación del plantel con el DT Marco Antonio Figueroa (elegido el mejor del año anterior por la prensa local(!)) es tirante y finalmente la dirigencia opta por cortar el hilo por lo más delgado: fuera MAF, bienvenidos José María Buljubasich como Gerente Técnico y Juan Antonio Pizzi como entrenador. Con la dupla argentina llegan también varios refuerzos trasandinos como Leandro Díaz, DON Lucas Pratto, Rodolfo Arruabarrena y Juan Eduardo Eluchans, y parten otros como Damián Díaz junto a chilenos como Waldo Ponce e Ismael Fuentes.

El proceso de Macanudo parte bien con 5 triunfos en 6 fechas que lo dejaron incluso como puntero transitorio, aunque 3 derrotas en las 6 siguientes (incluyendo una con Colo Colo en el Monumental, en un día ideal para entrar a Océano con la polera del visitante(?)) lo bajaron al tercer lugar de la tabla, a gran distancia del puntero y a sólo 7 fechas del final. Como saben, cierto blog mufa mufó (?), el Colo Colo de Cagna se durmió y la UC de Pizzi atropelló al final del torneo, ganando los últimos 7 partidos y llevándose el título. La notable arremetida del equipo en las últimas fechas (si bien tiene que ver con el gran momento de jugadores como Milovan Mirosevic, Roberto Gutiérrez, Fernando Meneses y Eluchans) se explica en buena parte por el buen trabajo físico y la dosificación del cuerpo técnico de Pizzi, liderado por el argentino Jorge Fleitas. Esa UC campeona formaba con Cristopher Toselli (o Paulo Garcés); Rodrigo Valenzuela, David Henríquez, Hans Martínez (o Marcos González) y Juan Eduardo Eluchans (o Rodolfo Arruabarrena); Jorge Ormeño y Francisco Silva; Milovan Mirosevic y Fernando Meneses; Roberto Gutiérrez (o Felipe Gutiérrez) y Lucas Pratto. Un 4-2-2-2 clásico que se convertía en 4-2-3-1 “moderno” cuando entraba el juvenil Pipe Gutiérrez.

Con el título, Pizzi se gana el derecho a estar en su primera Libertadores, para lo cual no cambia en demasía el equipo ni esquema táctico y sólo realiza algunos fichajes puntuales: es así como llegan Tomás Costa, Marcelo Cañete y José Luis Villanueva al cuadro de la franja. En la fase de grupos pasa como puntero frente al Vélez Sarsfield de Argentina, el Caracas de Venezuela y la Unión Española, con el mérito añadido de lograr el primer triunfo del cuadro cruzado (y segundo de clubes chilenos, no pun intended(?)) en Argentina por Copa Libertadores. En octavos esperaba el Gremio de Porto Alegre en lo que parecía una pasada dura, pero los cruzados volvieron a imponerse con oficio tanto en Porto Alegre como en San Carlos. El rival en unos cuartos de final inéditos para la UC (al menos desde 1997) era un Peñarol duro pero abordable, mientras en semifinales esperaba un Vélez Sarsfield que ya había sido derrotado; no obstante, y pese a mostrar una leve superioridad en los dos enfrentamientos con el manya, dos jornadas desastrosas del portero Paulo Garcés (¿por qué volvió a la titularidad?) significaron una estrecha eliminación con las semis al alcance de la mano.

Aún quedaba el torneo local, donde tras puntear en la fase regular y despachar a sus rivales en playoff se enfrentaría en la final a una U. de Chile que llegaba con un gran plantel, propuesta nueva y DT conocido: Jorge Sampaoli, el mismo que lo había eliminado de la Sudamericana 5 años antes. Pese a ganar 2-0 el partido de ida y en consecuencia quedar a 90 minutos de hacer su historia más grande(?), la vuelta de la final mostró la peor cara del equipo de Pizzi: tanto en fútbol como en actitud la circunstancia les quedó grande y perderían de una forma absolutamente dolorosa, tanto para el club como para el entrenador que presentaría su renuncia prontamente (no sabía que, un año después, le tocaría experimentar un porrazo aún más grande). Es necesario hacer notar que si bien no es exclusiva, hay responsabilidad táctica de Pizzi: para la final de vuelta sacó a un volante externo para hacer jugar a un contención (el “Gato” Silva) como mixto, y no rectificó la decisión hasta estar 1-4 abajo y con un hombre menos. En todo el torneo (y en general en los equipos de Pizzi) esta UC se vio mejor atacando que defendiendo, y justo en el partido final cambió la estrategia: ingesta de vidrio importante, aunque no comparable a las estupideces de Tomás Costa y Alfonso Parot ese día.

Once tipo de la UC 2011 de Pizzi (4-2-3-1 variando a 4-2-2-2): Cristopher Toselli (Paulo Garcés); Rodrigo Valenzuela, Alfonso Parot, Hans Martínez (Enzo Andía), Juan Eluchans; Jorge Ormeño, Tomás Costa (Francisco Silva); Fernando Meneses, Milovan Mirosevic, Felipe Gutiérrez (José Luis Villanueva); Lucas Pratto.

REGRESO A ARGENTINA

pizzi8

Pizzi en un partido dirigiendo a Rosario Central

Aunque la dirigencia y parte importante de la hinchada abogaba por su continuidad, “Macanudo” volvió a su tierra natal por temas del corazón: ya que en su equipo de niño no había funcionado, tocaba darle la oportunidad a su equipo de adulto(?). Rosario Central estaba en el Nacional B y pasaba por un mal momento, y recordó los buenos ídem vividos con Pizzi en cancha así que coqueteó con él y se lo arrebató al cuadro de la precordillera. Tras un torneo 2011/2012 realmente bueno y un remate que estaba siendo notable con siete victorias consecutivas, vino un empate en la fecha 35 con River Plate que lo mantenía como puntero tranquilo, clasificado a la promoción y virtualmente a un triunfo del ascenso a tres fechas del final. Nada puede malir sal, ¿cierto? Bueno, ahora veremos: en la fecha 36 vino una derrota absurda frente a Patronato, equipo que había mediotableado todo el torneo y ya no peleaba por nada. Con eso ya no eran primeros pero seguían en zona de ascenso… hasta que en la fecha 37 perdieron 3-1 en Arroyito (!) ante Chacarita Juniors, colista solitario de la divisional (!!!!). Nadie entendía nada, y menos cuando en el último partido volverían a caer (esta vez 3-2 ante Desamparados, otro que descendió al igual que Chacarita (!)) y quedarían cuartos en la tabla, accediendo a una liguilla de promoción que no pudieron superar: doble 0-0 con San Martín de San Juan que les dio a los riojanos la permanencia en primera por ventaja deportiva. En definitiva, fracaso rotundo, otra vez cuando el objetivo estaba al alcance de la mano. Pizzi renunciaría a los pocos días, aduciendo una desgastada relación con algunos jugadores.

Mientras Pizzi tenía su vía crucis en Rosario, San Lorenzo había tenido un parto en la Primera División argentina: de la mano del apagaincendios Ricardo Caruso Lombardi se había salvado milagrosamente de un descenso a la B Nacional que parecía inevitable. No obstante, cuando a los equipos de Caruso la B no les respira en la nuca se convierten en una bolsa de gatos e inevitablemente hacen crisis, con lo que a poco comenzar el torneo siguiente la nueva dirigencia (liderada por el conocido animador Marcelo Tinelli) decidió cortarlo y traer a Pizzi para levantar la convulsionada situación del equipo; es ese el momento cuando Caruso rebautiza a nuestro héroe en el siguiente compacto.

Pase al minuto 2:20 y deléitese con DON RCL

CAMPEON EN SAN LORENZO

pizzi9

El hispano-argentino con la salida de cancha (?) de San Lorenzo

En el conjunto cuervo Pizzi parte desde abajo (más específicamente el puesto 18 tras 10 fechas transcurridas) pero consigue normalizar el camarín, llegan los resultados y termina su primer torneo en un aceptable lugar 11. Ya en el primer torneo corto que dirige completo (y ayudado en parte por las platas nuevas que empiezan a llegar al club desde Tinelli) empieza a esbozar su mejor versión consiguiendo un cuarto puesto y manteniéndose invicto las últimas 10 fechas. No obstante, es en su tercer torneo (el Inicial 2013/2014) en el que consigue finalmente consagrarse en su tierra natal y conseguir el título que consolide su carrera de entrenador. Algunos apuntes:

-Ese San Lorenzo es, estadísticamente, el peor campeón en la historia de torneos cortos en Argentina, con 33 pts. de 57 posibles lo que da un 57,9% de rendimiento(!). Como referencia, el Colo Colo campeón del Apertura 2015 en Chile sacó el mismo puntaje, pero en 4 fechas menos.

-Nuevamente no ganó ninguno de los últimos 3 partidos, pero esta vez el último fue un empate a 0 con el segundo (Vélez) de local, en lo que era una auténtica final. El empate (y la igualdad entre los otros dos aspirantes, que ganando podrían haberlo forzado a una definición) significó el título para los de Boedo.

-Se le lesionó el goleador (Martín Cauteruccio) antes de la mitad de torneo, lo que lo obligó a cambiar su dibujo táctico: de un 4-2-2-2 con Cauteruccio de referencia y Keko Villalva (delantero de 21 años y 1,60 metros) por fuera pasó a un 4-2-3-1 sin referente fijo, donde Villalva se movía por todo el frente del ataque y arrastraba marcas para que los volantes externos Ignacio Piatti (finalmente goleador del equipo) y Ángel Correa (con 18 años en ese entonces) se convirtieran en las figuras de ese equipo. Mucho mérito de Pizzi en este movimiento táctico, lo que habla bien tanto de su flexibilidad como de su capacidad de jugársela por jugadores jóvenes.

-Rearmó la sociedad Ortigoza – Mercier en contención, que ya había sido campeona en 2010 con el Argentinos Juniors de Borghi. El central Santiago Gentiletti, de breve paso por Provincial Osorno y O’higgins, también formó parte de ambos equipos. Bien también ahí Macanudo en rearmar sociedades de probado funcionamiento.

-Su equipo tipo fue un 4-2-3-1: Torrico; Buffarini, Alvarado, Gentiletti, Kannemann; Mercier, Ortigoza; Correa, Romagnoli, Piatti; Villalba (Cauteruccio).

-Volvió a vivir la experiencia de Perú cuando tras renunciar para partir al Viejo Continente, su mismo equipo dirigido por Edgardo “Patón” Bauza se encargaría de darle su primera Copa Libertadores al Ciclón. Todo un Procesín (?).

SALTO A EUROPA Y REGRESO A AMERICA

Captura de pantalla 2016-02-14 a las 10.53.24 p.m.

El DT en su primera experiencia europea

Apenas dos días después de coronarse Pizzi en Argentina, la directiva del Valencia decidió destituir al técnico Miroslav Djukic tras una discreta campaña, que tenía al conjunto blanco décimo en la general y muy lejos de las competencias europeas. Hecho el contacto vía Roberto Ayala, Macanudo partiría a su mayor desafío en un equipo importante de España, su patria adoptiva.

El plantel del Valencia era bastante interesante, destacando la presencia del zaguero francés Jeremy Mathieu y del argentino Ever Banega en el medio junto a Dani Parejo. No obstante, el equipo pasaba por problemas financieros: había debido vender a su figura Roberto Soldado y las apuestas para reemplazarlo habían sido el portugués Helder Postiga y el colombiano Dorlan Pabón, quienes presentaban números decepcionantes. La dirigencia debió ponerse creativa para obtener refuerzos, apostando a un préstamo con opción de compra al Napoli por el chileno Eduardo Vargas. Mientras tanto, Macanudo apostó por una mayor intensidad física basada en el trabajo de su PF Alejandro Riccino y paró inicialmente un 4-4-2 con algunos cambios clave: el argentino Pablo Piatti y el argelino Sofianne Feghouli (una de las mayores sorpresas de la temporada) jugarían como volantes externos abiertos, entregándole profundidad al equipo. Tras la salida de Postiga y Pabón, Pizzi se la jugaría con un 4-2-3-1 con Feghouli y Vargas como volantes externos, Dani Parejo por el medio, y le dio la responsabilidad de ser 9 a quien sería la gran revelación de los de Mestalla ese año: el canterano Paco Alcácer. Con esta formación el conjunto Ché presentaría una leve remontada y acabaría el año en el octavo lugar, lo que igualmente no sería suficiente para meter puestos europeos.

El paso de Pizzi por Mestalla sería recordado principalmente por salir vivo tanto de Camp Nou como del Bernabéu (venció 3-2 al Barcelona de Tata Martino -los amigos de Zonal Marking hicieron un análisis interesante en http://www.zonalmarking.net/2014/02/03/barcelona-2-3-valencia-valencia-rewarded-for-bravery-on-the-counter-attack/– y el Real Madrid de Ancelotti le empató 2-2 de forma agónica) y por alcanzar las semifinales de la Europa League, donde fue eliminado en un partido dramático por el Sevilla con gol agónico de Mbia ( http://www.soccer-blogger.com/2014/05/02/valencia-vs-sevilla-3-1-highlights-2014-europa-league-feghouli-beto-og-mathieu-mbia-goals-video/ ) quedando así Pizzi al borde de jugar una final europea en su primera media(!) temporada en Europa. Aunque el argentino tenía intenciones de quedarse en el club, a final de temporada el empresario de Singapur Peter Lim compra el club inyectando nuevos capitales, y en virtud de su asociación con el empresario Jorge Mendes (de nuevo, el mundo es un pañuelo) trajo a un DT de su corral: el portugués Nuno Espírito Santo reemplazaría a Macanudo para la próxima temporada, finalizando su primera experiencia europea de forma agridulce.

pizzi10

Lo que todos esperaban… #eltrajedePizzi

Tras algunos meses sin club, Pizzi vuelve a recibir una oferta interesante: esta vez era el León de México, cuyo renunciado antecesor en el cargo había conseguido un bicampeonato histórico para el club en los torneos cortos en México; la vara alta no intimidó al DT. Si bien sus primeros resultados en el conjunto mexicano no fueron buenos (penúltimo(!) en su primer torneo corto, el Clausura 2015), en el Apertura su equipo alcanzó un excelente rendimiento y terminó tercero en la temporada regular, clasificando a playoffs tras incluso liderar la tabla algunas fechas. Tristemente, el final de temporada encontró al equipo en baja forma y terminarían cayendo en cuartos ante el América de México. En el Clausura 2016 Macanudo lideraría la tabla con el León durante las tres primeras fechas, hasta que oyó el llamado republicano (?) de la selección chilena y aceptó el desafío de llegar al Mundial de Rusia 2018 con la Roja. ESPN describió este paso de la siguiente forma: http://www.espnfc.com/team/chile/207/blog/post/2797491/chile-and-juan-antonio-pizzi-an-intriguing-combination

CONCLUSIONES SOBRE NUESTRO NUEVO DT

pizzi11

Y finalmente, habemus nuevo DT y para variar es argentino

Si llegó hasta acá leyendo, felicidades (?) pero si simplemente hizo scroll hacia abajo, aquí le resumimos algunos puntos principales. Los equipos de Pizzi:

  • Ocupan una defensa clásica de línea de 4 con marcación zonal, junto a -casi siempre- un doble contención compuesto por un volante neto de quite y un mixto.
  • Pueden variar en estructura desde mediacancha hacia adelante, pudiendo usar dos volantes abiertos en creación y dos puntas, o bien una línea de 3 creativos (dos volantes abiertos y un mediocampista con recorrido en tres cuartos de cancha) y un punta, que puede ser 9 clásico de área (Pratto, Cauteruccio o Bosseli) o bien segunda punta con más movilidad (Villalba, Vargas o Alcácer).
  • Para generar juego utilizan bastante los volantes externos, que pasan continuamente y buscan romper líneas mediante diagonales. En la selección este rol recaería principalmente en Alexis Sánchez, aunque nombres como Eduardo Vargas, Fabián Orellana, Jean Beausejour o Felipe Gutiérrez podrían ser considerados.
  • También es interesante ver el rol que jugaron Mirosevic, Romagnoli y Parejo en sus equipos con 4-2-3-1: volantes creativos de características más verticales y capacidad de encarar y buscar el arco, más que tipos que se caractericen por buscar el “pase de la muerte”. En ese rol sería interesante ver qué pueden aportar Arturo Vidal, Matías Fernández, Bryan Rabello y Pedro Pablo Hernández.
  • En general anotan muchos goles, pero no se caracterizan por ser particularmente disciplinados a la hora de defender. Por regla general sus equipos anotaron muchos goles y recibieron muchos goles, por lo que no es esperable que veamos una “nueva disciplina defensiva” ni demasiadas revoluciones en el puesto.
  • Son físicamente fuertes y ponen la dinámica como un factor clave del juego, lo que lo acerca a la última línea que ha venido mostrando la selección a través de Bielsa y Sampaoli. Factor fundamental en esto ha sido su buena elección de PF, con nombres como Fleitas (en su paso por Chile) y Riccino (en Argentina y Europa).
  • Son muy proclives a caer en rachas: los equipos de Macanudo casi sin excepción han mostrado excelentes períodos de resultados junto con rachas negativas significativas. Con la presión que tendrá encima por parte del medio local esto último puede ser peligroso, aunque se espera que (post Argentina) haya algunas fechas eliminatorias abordables que permitan darle algo de solidez a su proyecto.
  • En la gran mayoría de casos, han mostrado que les falta un gramo adicional de fortaleza mental para conseguir grandes logros: sus equipos en ocasiones estuvieron muy cerca de la gloria pero se quedaron en el “casi casi” (hey! Al menos siempre llegaron a esa instancia… algo es algo). Materia a anotar y que sería interesante fuera cubierta (al menos en el ámbito mental y motivacional) por alguien del equipo técnico.
  • Suelen darle minutos y confianza a los jóvenes para que se asienten en el equipo, y en general le responden: los ejemplos de Angel Correa, el Keko Villalva, Paco Alcácer, Enzo Roco o Felipe Gutiérrez son significativos. Se puede pensar así en que se vayan incorporando algunos nuevos elementos al actual plantel de la Roja.
  • Son de períodos breves, ya que rara vez Pizzi estuvo más de temporada y media con algún club. Si bien en la selección podría ser diferente, es poco esperable que el DT se mantenga en el cargo más allá del proceso a Rusia 2018: si cumple el objetivo, es más que probable que las grúas vuelvan a llamar y sería poco realista pensar en retenerlo.

Si llegaron hasta acá, muchas gracias por la lectura, y a empezar el debate… ¿Qué jugadores ocupará Macanudo para la fecha doble? ¿Cuál será la formación y la estrategia que implantará Pizzi en esta selección? Les dejamos la palabra…

PD: Si se perdieron la parte I, visitenla aquí