Último Gol Presenta: Roland Garros 2017

Aporte de Daniel Ledesma

El segundo Grand Slam de la temporada comienza este domingo 28 de Mayo.  La capital francesa nuevamente se prepara para recibir a los mejores tenistas del orbe, quienes se aprestan a luchar por un trofeo que ha sido particularmente esquivo para muchos durante la historia. Los campeones defensores de ambas ramas principales, el serbio Novak Djokovic, y la española de origen venezolano, Garbiñe Muguruza, entran al cuadro principal con más dudas que certezas, ya que ambos no han logrado la estabilidad que seguramente, de una u otra forma, buscan en sus respectivos circuitos.

El serbio, con un récord de 20-6 durante la temporada, ha conseguido solo 1 torneo en lo que va del año (Doha) contrastando con el tremendo inicio que obtuvo en la pasada temporada con sendos triunfos en Melbourne, Indian Wells y Miami, entre otros. No solo eso, sino que también ha sufrido tempranas derrotas en Australia, Indian Wells y Acapulco. Viene de perder la final del Master 1000 de Roma ante el alemán Alexander Zverev, en donde logró recomponer algo del nivel que se espera de él. Lo que si puede influir para este torneo, y para el resto del año, es la nueva incorporación al equipo de Nole. El serbio decidió no seguir con Boris Becker como uno de sus entrenadores y en su lugar estará Andre Agassi.

Por otro lado, la hispano-venezolana Muguruza tampoco lo ha pasado bien durante la temporada. Solo ha logrado llegar a instancias de semifinales durante el torneo de Brisbane (abandono por lesión ante Alize Cornet), además avanzar hasta los cuartos de final en Australia e Indian Wells

Los favoritos

El español Rafael Nadal ha retomado en parte el gran nivel que se le conoció en años anteriores. El zurdo logró llegar contra los pronósticos a la final de Australia (derrota ante Federer). Además, logró otra gran actuación en Miami, donde también se fue paseado solo su derrota por 3-6, 4-6, nuevamente ante el suizo, impidió que levantara la copa. Pero es en la temporada de arcilla de esta presente temporada en donde Nadal consiguió hasta la fecha sus más importantes logros en este 2017. El oriundo de Mallorca se quedó con los Master 1000 de Montecarlo y Madrid, además de lograr una nueva corona en Barcelona.  Así llega el manacorí a Francia en busca de “La Decima”, como han denominado los medios a la búsqueda del español de su décimo trofeo en Roland Garros. #OjoConNadal

A quienes definitivamente hay que apostarles unas lucas colocarlos como favoritos para llegar a las instancias finales, son 2 potenciales protagonistas del tour en el futuro: Dominic Thiem y Alexander Zverev. El primero logró con 23 años el octavo título de su carrera en la arcilla de Rio de Janeiro, y sorprendió a todos al derrotar con facilidad al recién mencionado Nadal en Roma, hace una semana, en cuartos de final (perdería en semifinales con Djokovic). El austriaco además lograría buenas actuaciones en Madrid y Barcelona (ambas veces perdió en la Final ante Rafael Nadal). Aún más meritorio es lo logrado por el alemán Zverev, quien con tan solo 20 años se convirtió en el jugador más joven en ganar un Masters 1000 desde que Novak Djokovic ganó Miami en el 2007, cuando levantó la corona de Roma ante el mismo Djokovic. Este sería el tercer título del presente año (cuarto de su carrera) sumando sus triunfos en Munich y Montpellier.  ¿Y el número 1 del mundo? Bueno, el escoces Andy Murray sigue liderando el ranking. Es todo lo que podemos decir del él (?).

¿Y que pasa con los chilenos? Bueno, este año Roland Garros tiene el agrado de contar con la presencia de un representante de estas tierras en su cuadro principal. Nicolas Jarry, quien logró clasificar mediante la qualy, se enfrentará en primera ronda ante el ruso Karen Kashanov, 54 del mundo. De avanzar, probablemente se vería las caras ante el checo Berdych. Dicho sea de paso, está en la misma zona que el primer sembrado, Andy Murray. El debut de Jarry posiblemente será este día lunes o a más tardar el martes.

Por el lado de la WTA, las tenistas siguen en la cocina repartiéndose humor los torneos a lo largo de la temporada. Ante la ausencia de la actual número 2, la norteamericana Serena Williams debido a su pre-natal (si, leyó bien, pre-natal) y la bielorrusa Victoria Azarenka (post-natal), el presente Roland Garros tiene varias favoritas que pueden llegar a destacar. Haciendo un resumen de lo que va del año, la ucraniana Elina Svitolina ha conseguido 4 coronas este año, incluyendo el obtenido la semana pasada en  Roma, y es una de las favoritas a conseguir el trofeo en Paris. Otras que pueden llegar a las instancias finales son la rumana Simona Halep (que consiguió el torneo de Madrid) la local Kristina Mdladenovic y la checa Karolina Pliskova, con 2 títulos este año.

Una que vuelve después de varios meses de ausencia y es sin dudas una de las jugadoras favoritas del circuito es la checa Petra Kvitova. La 2 veces ganadora de Wimbledon sufrió una agresión en su hogar a fines del año pasado, con graves consecuencias en su mano izquierda. Sin embargo, y contra todos los pronósticos médicos, logró una tremenda recuperación y estará participando de este torneo.

Sharapova y la polémica

Una de  las ausencias notables de este torneo, además de las ya mencionadas Azarenka y Williams, es la de María Sharapova. La ganadora de la edición  2012 volvió al circuito después de 1 año de suspensión por fallar la política de bienestar los exámenes de antidoping en una polémica que aún sigue rondando en el circuito. La rusa había recibido invitaciones (wild cards) para los recientes torneos de Stuttgart, Madrid y Roma. Sin embargo, la organización del Abierto de Francia decidió no otorgarle este beneficio argumentando que se pueden dar invitaciones a jugadoras que vuelvan de lesiones, mas no de sanciones por doping.  La WTA en un comunicado indicó que no estaba de acuerdo con la decisión, ya que según ellos la rusa ya había cumplido la sanción y que no hay bases para penalizar fuera del ya mencionado castigo. Veremos que pasa con la organización inglesa y su respuesta para cuando se entreguen las invitaciones para Wimbledon.

Federer y la vuelta a la cima

La historia más importante en lo que va del año ha sido sin lugar a dudas la vuelta de  Roger Federer. El suizo había estado alejado del circuito desde su derrota a manos del canadiense Raonic en las semifinales de Wimbledon el pasado 2016. La lesión a la rodilla que lo estuvo acomplejando durante la temporada obligó al oriundo de Basilea a excusarse de participar en los JJOO, sin mencionar que no podría además defender los títulos obtenidos durante el 2015 en Cincinatti (victoria sobre Djokovic) y Basilea (victoria sobre Nadal en 3 sets). Todo esto sumado al hecho de perderse por primera vez en su carrera la oportunidad de participar en el US Open.

Sin embargo, era sabido en el círculo cercano y en el mundo tenístico que la lesión de Federer no era de excesiva gravedad, sino que lo que pretendía era lograr recuperase físicamente al 100% y volver con todo en la temporada 2017. El mismo argumentó que el cuerpo médico le había recomendado tomarse un tiempo de descanso para que la rodilla y su físico en general lograran una plena recuperación, si es que él deseaba seguir en el circuito por unos años más.

Los resultados están a la vista. El año comenzó con un relajado torneo de carácter “amistoso” en Australia, previo al primer Grand Slam de la temporada (la Copa Hopman), en donde el suizo demostraría que ya estaba listo físicamente para afrontar la nueva temporada.

Sería en el ya mencionado Abierto de Australia en donde Federer, luego de un tremendo torneo, lograría imponerse en la final en un partidazo a su eterno rival, el español Nadal en 5 sets, haciendo gala de un renovado revés que le valió alzar la copa por quinta vez en un carrera.

Pero esto no sería todo. El helvético además se quedaría con los 2 primeros Masters 1000 de la temporada, Indian Wells y Miami, logrando el denominado “sunshine double”, éxito que han conseguido 6 jugadores (Federer ya lo había logrado antes en 2 ocasiones) incluido Marcelo Ríos en 1998.

Federer anunciaría más adelante en la temporada que no participaría del circuito de arcilla europeo, para tomarse un descanso y prepararse físicamente para la temporada de hierba y el resto del año tenístico.

Los cuadros ya están listos. La cancha central sigue sin techo ya está en plenas condiciones para el juego. Es de esperar que los jugadores de ambas ramas estén a la altura y logremos ver tenis de calidad. Que empiece la fiesta.