[Cambio de frente] Expectativas y objetivos para la Confederaciones

Vuelve una nueva sección de [Cambio de Frente] con el ya tradicional post previo a los torneos importantes.  Nuestra selección será parte, por primera vez en su historia, de la Copa Confederaciones a disputarse en Rusia donde jugará con los campeones de cada continente. Así como lo planteamos en la Copa América 2015 disputada en Chile y la Copa América Centenario 2016 jugada en Estados Unidos, también abrimos la discusión en esta Copa Confederaciones 2017 en Rusia con las siguientes preguntas: ¿Cuáles son los objetivos para este torneo?, ¿Cual es la exigencia? Pasen a comentarlo a su página amiga, ULTIMOGOL.CL.

Pizzi atento a lo que digan los UGILES (?)

En las dos Copa América que se jugaron en Chile en 2015 y en Estados Unidos en 2016, hicimos este post para analizar y para ver cual es el baremo o nivel de exigencia que le podemos exigir a la Roja en este campeonato. Les recordamos que en la CA 2015, la exigencia inicial era llegar a la final, mientras que en la Copa América Centenario bastaba con cumplir con un buen papel, sin que el objetivo principal fuera ganarla.Con esos objetivos inciales, la obtención de cada título tuvo su propia satisfacción. El primer título obviamente tuvo la alegría propia por desvirgarse(?), pero también con la tranquilidad que se había llegado a la final y se pudo derrotar en penales a Argentina. En el segundo título, se celebró igual que el primero, pero con la particularidad que este fue un regalo -no inesperado- pero si dio la sensación que ganamos mas de lo pretendido, considerando que el objetivo inicial era hacer un buen papel y no necesariamente coronarse campeón.

Ustedes dirán que estas discusiones carecen de sentido y sirven solamente para no trabajar calentarse la cabeza, pero si tienen relevancia. Mientras más expectativa y exigencia gira en torno a la selección, mayor serán las consecuencias en caso de que el resultado no sea el esperado. A mayor expectativa, mayor presión. ¿Podría empezar una crisis si es que la selección no llega a pasar de grupo y se va eliminado? ¿Se podría despedir a Pizzi por una horrible Copa Confederaciones? ¿Se podría despedir a Pizzi si perdemos contra México en semifinales? 

Dicho lo anterior, nuevamente nos toca enfrentar esta tarea y decirle(?) a la selección cuál debe ser el objetivo mínimo a cumplir para esta Copa Confederaciones 2017 que se inaugura este sábado 17 de junio. Las posturas habituales de hinchas y de expertos(?) serán las siguientes:

1. La confederaciones es un torneo cacho

2013 (!!) fue la última vez que Alexis tuvo vacaciones de verdad. #SQP

Algunas selecciones decidieron que este torneo carece de mayor relevancia y enviaron a su equipo B, dejando en casa a los estelares. Esa fue la estrategia utilizada por Joachim Löw y Alemania, dando a sus grandes figuras la posibilidad de tener vacaciones como Dios manda, para tener renovadas energías para la temporada 2017-2018 y lo más importante: El Mundial.

Lo importante son las pocas fechas que quedan para el cierre de la clasificatoria. ¿De qué sirve ganar esta Confederaciones si no se llega a clasificar al Mundial? Para esos últimos duelos clasificatorios las principales figuras deben tener el merecido descanso. Hay que considerar que esta generación dorada lleva 4 años seguidos sin el respectivo descanso entre temporadas. Obviamente que han tenido vacaciones, pero siempre a destiempo y sin el reposo regular de 3 a 4 semanas. La falta de ello puede provocar que lleguemos mermados a lo que resta de las clasificatorias y al Mundial. No sería agradable que Vidal o Alexis tuvieran una lesión severa producto del estrés de la temporada europea. A ello hay que sumar que mientras más partidos y menos descanso, más se acorta la carrera de los futbolistas, por lo que más temprano que tarde tendríamos que prescindir de estos grandes futbolistas. ¿Para que arriesgar más a nuestras figuras, a las que vamos a necesitar en las clasificatorias?

Además, Pizzi tiene la posibilidad de efectuar el recambio necesario, en un torneo más o menos largo -mejor que la China Cup- , donde se pueden probar variantes que reemplazarían a los más viejos de la roja que seguramente no llegarán a las eliminatorias de Qatar (casos como Gonzalo Jara y Jean Beausejour).

En suma, los que tienen menos oportunidades deben jugar y en lo posible, cuidar a nuestras figuras.

2. Pocas oportunidades de levantar una copa: hay que ganarla si o si. 

Se viene el TRICAMPEONES.

Considerando el momento actual de nuestra generación y que nuestros rivales están mermados, este es el momento de pensar en ganar esta Copa Confederaciones y sumar un trofeo más a nuestra escueta vitrina. El fútbol es de momentos. Este es EL momento para conseguirlo y posiblemente no haya una nueva oportunidad en el corto plazo. Lo que vaya a pasar en clasificatorias y mundial se verá en su momento, ahora hay que focalizarse en el presente y ganar todo lo que se pueda. ¿De qué sirve mirar hacia el futuro si es que no se tiene el mejor rendimiento que se puede obtener ahora?

Los rivales son todos ganables y sólo Portugal y México (junto a la siempre peligrosa Alemania B) pueden pelearle de igual a igual a nuestros gladiadores. Hay que aprovechar también que Alexis Sánchez y Arturo Vidal están pasando por un gran momento, justo en este torneo. Jugando bien o mal, con penales truchos o lo que sea, hay que ganar este torneo.

Además, hay que considerar que la sumatoria de puntos es clave si es que Chile quiere llegar a la Copa del Mundo como uno de los 8 cabezas de serie, esta es la gran oportunidad para quedar bien arriba. Para eso debe ganar todo lo que juegue y de una vez por todas superar a Colombia en el Ranking FIFA.

El profesor Picsi así lo ha señalado, “Desde que decidí venir a esta selección mi aspiración siempre fue la máxima, ganar todos los partidos y torneos que juegue”, “Tuvimos la oportunidad de ganar la Copa América en Estados Unidos, con un nuevo plantel ganar la China Cup, y ahora la aspiración es nuevamente ganar esta Copa, clasificar al Mundial y poder competir con los mejores”.

3. Hacer un buen papel, tener un buen funcionamiento pero #mínimosemis

Si vamos a clasificar a semis, ASI NO.

Siempre existe una tercera visión, que simplemente considera que el objetivo es superar la fase de grupos, sin que sea una obligación ganar, ni siquiera llegar a la final. Acá tiene que haber un perfecto equilibrio entre probar alternativas para lo que queda y buscar el recambio en puestos claves y tener un rendimiento bueno, tratar de avanzar de fase de grupos.

El norte está en la clasificación, en el Mundial -torneo donde se supone que llegará la selección con mayor madurez- ,  en lo venidero, pero sin descuidar nuestro fútbol y el recambio. Lo más importante es que esta selección juegue bien al fútbol, independiente si logra avanzar de fase y que los nuevos jugadores se acoplen al funcionamiento y estructura tradicional del equipo. Lo anterior le daría mucha confianza al DT -y a nosotros- y ratificaría que se han hecho bien las cosas hasta ahora, siempre con miras al Mundial y a que existan opciones válidas de recambio y que encajen con el funcionamiento de la Selección.

Bonus track: NO, por la maldición de la Copa Confederaciones

No tendremos la maldición si mandamos a nuestro equipo B. PENSAR

Está demostrado estadísticamente que los ganadores de la Copa Confederaciones no ganan el mundial del año próximo. Brasil en las cuatro oportunidades que salió campeón, nunca pudo refrendarlo al año siguiente en el Mundial (En 1998 perdiendo la final ante Francia, en 2006 y 2010 eliminada en cuartos de final ante Francia y Holanda, en 2014 humillada ante Alemania). Francia la ganó en 2001 y luego en 2002 dio pena sin ganar ningún partido en Corea Japón 2002. La mufa copera alcanza también a su antecedente directo, la Copa del Rey Fahd ganada en 1992 por Argentina, que quedaría eliminada en octavos de final de USA 1994 por Rumania y sin Maradona.

Obviando lo anterior, las preguntas a contestar serían: ¿Cuáles son los objetivos para este torneo?, ¿Cual es la exigencia?, ¿Cuál es la relevancia de este torneo para nuestra selección? ¿Hay que salir campeón, hay que tirar al equipo B a la cancha o un término medio? ¿Cuál es la opción que más te convence? ¿Si no campeonamos, es FRACASO? ¿Podría empezar una crisis si es que la selección no llega a pasar de grupo y se va eliminado? ¿Se podría despedir a Pizzi por una horrible Copa Confederaciones? ¿Se podría despedir a Pizzi porque el equipo nunca rindió en la cancha? ¿Que es mejor, campeón de este torneo o quedarse sin Mundial? ¿Cuál sería la sensación que quedaría en caso de no llegar a la final?