[Centro de Estudios Futbolísticos UG] La FIFA y el TAS

Inauguramos esta nueva sección relativa al mundo del fútbol, pero analizada desde una óptica profesional. Nuestro foco no será precisamente el terreno de juego, si no lo que pasa tras bambalinas, específicamente en las gradas, las salas de prensa,  en marketing, gerentes deportivos, en el bolsillo de los clubes, de los jugadores y de los representantes(?), entre otros. La idea de CENTRO DE ESTUDIOS FUTBOLÍSTICOS UG es intentar mezclar seriamente todo lo que ocurre en este lindo deporte con otras áreas y ramas del conocimiento, especialmente en lo jurídico, médico, económico, contable, etc.

Estamos ad portas del fallo del TAS sobre el caso Nelson Cabrera y ver si Chile se quedará o no con los tres puntos. Existe en el aire un sentimiento de que nos quitarán los puntos – probablemente gracias al Tribunal de la Haya- y nos perjudicarán. Así también lo han manifestado Claudio Bravo que dijo Te das cuenta que hay algo detrás, a lo mejor no quieren ver a Chile en el Mundial.” o Marcelo Díaz que señaló “A nosotros nos van a quitar los puntos. En el fútbol hay mucha mano negra”. Ante esta ola de victimización y persecución, es que en este episodio nos centraremos en la FIFA y el TAS, dando a conocer cómo funcionan los organismos que imparten justicia en el fútbol. Esto con el objeto de que usted o sus amigos no repitan como loritos frases tales como “alguien quiere que Chile no juegue el mundial” o “siempre nos quieren perjudicar”. También para que evite pensar que esto será como los casos de Chile ante la Haya y que no tenga dudas que el TAS es un tribunal completamente independiente.

Para facilitar la comprensión, abordaremos en primer lugar los órganos dentro de la FIFA, para pasar a exponer con posterioridad en qué consiste el TAS y su procedimiento.

Órganos que imparten justicia en la FIFA: Comisión de Disciplina y Comisión de Apelaciones

La FIFA, al igual que cualquier país tiene organismos que se encargan de conocer y resolver los asuntos y cuestiones que se ventilen en el mundo del fútbol y que tengan relación con la infracción y controversia de lo establecido en sus estatutos. Los organismos que ejercen esta jurisdicción son tres: Comisión disciplinaria, la Comisión de Ética, y la Comisión de Apelaciones.

Nuestra presentación sólo se centrará en la primera y la tercera. De la Comisión de Ética sólo diremos que se encarga de conocer aquellas cuestiones derivadas del código de Ética de la FIFA,  mientras que el de Disciplina se encarga de conocer de todas aquellas controversias de los estatutos, código disciplinario y los demás asuntos que se susciten. Cualquier materia en que los estatutos de la FIFA no señalen expresamente el tribunal o comité que debe conocer de ese asunto, lo conocerá la Comisión de disciplina.

Integración actual de la Comisión de Disciplina

A continuación revisaremos someramente los órganos jurisdiccionales antes mencionados, haciendo algunos comentarios puntuales sobre el procedimiento, sin entrar en detalle porque lo que nos interesa más es el procedimiento ante el TAS.

La Comisión de Disciplina está compuesta por un presidente, un vicepresidente y un número de miembros determinados que actualmente son 17. Requiere de al menos 3 miembros para sesionar. Las decisiones se tomarán por mayoría simple de los presentes (Todos los miembros presentes están obligados a emitir su voto) y en caso de igualdad de votos, el voto del presidente es dirimente. Para facilitar la comprensión, la Comisión es una especie de tribunal que se reúne en sesiones y van dirimiendo los distintos asuntos jurídicos que se ventilen, como es el caso de Nelson Cabrera, la sanción de Messi, etc.

Respecto a las infracciones disciplinarias, la Comisión de Disciplina puede perseguirlas de oficio y cualquier persona o autoridad le puede comunicar las conductas que consideren contrarias a la reglamentación de la FIFA. A su vez los oficiales de partidos también están obligados a denunciar todas las infracciones de las que tuvieran conocimiento. Una vez iniciado el proceso será la Secretaría la encargada de tomar de oficio todas las actuaciones necesarias para investigar el asunto. Las partes están obligadas a colaborar en el establecimiento de los hechos. Hay libertad probatoria, la Comisión ponderara la prueba en forma libre y los hechos descritos en los informes de los oficiales de partido gozan de presunción de veracidad. De toda la prueba presentada se arma un expediente y la Comisión decide en base a él, dictando una resolución o sentencia.

Las resoluciones y sentencias que dicten estos comités pueden ser revisadas por un tribunal superior (hay excepciones, pero no haremos hincapié en ellas), la Comisión de Apelación. Al igual que la Comisión disciplinaria, la de Apelaciones se compone de un presidente, de un vicepresidente y un número de miembros que son 12 en la actualidad. La Comisión de Apelación constituye, en principio, la última instancia, lo que implica que sus decisiones son definitivas y vinculantes para las partes. Esta puede confirmar el fallo de la Comisión de Disciplina, modificarlo o revocarlo.

Integración actual de la Comisión de Apelaciones

Ejemplos de lo anterior lo encontramos precisamente en el caso de Nelson Cabrera, en que tanto la Comisión Disciplinaria como la Comisión de Apelaciones fallaron en contra de las pretensiones de Bolivia. Caso contrario ocurrió con la sanción a Lionel Messi, donde la Comisión Disciplinaria sancionó al delantero argentino y la Comisión de Apelación revocó la decisión tomada por el tribunal de primera instancia (en ese caso no se llegó al TAS).

Respecto a la formación de los integrantes de las Comisiones, sólo los presidentes tienen que tener la calidad de jurista. En cuánto a la falta de imparcialidad, los miembros de la comisión deben abstenerse de conocer de determinados asuntos por los siguientes casos: a) si el miembro de que se trate tiene interés directo en el asunto; b) si está vinculado a alguna de las partes; c) si posee la misma nacionalidad que la parte encausada (asociación, club, oficial, jugador, etc.); d) si se ha ocupado anteriormente del asunto ejerciendo otra función. Las partes involucradas también pueden recusar a los miembros de la Comisión.

Volvemos a reiterar que en los párrafos anteriores seguimos estando en la esfera de la FIFA y su orgánica. Eventualmente las partes pueden recurrir a una instancia final, que veremos a continuación.

La última instancia: El Tribunal de Arbitraje Deportivo

La sentencia dictada por la Comisión de Apelaciones es susceptible de ser impugnada, pero en ese caso la conocerá un tribunal externo de arbitraje y autónomo respecto de la FIFA. Este es el famoso TAS o TAD, el Tribunal de Arbitraje Deportivo con sede en Suiza en la ciudad de Laussane, que fue creado por Juan Antonio Samaranch, ligado al Comité Olímpico Internacional. En palabras simples, es una especie de tribunal de la Haya o Corte Interamericana de Derechos Humanos del Deporte(?) donde todas las asociaciones deportivas pueden recurrir.

Dentro de sus estatutos la FIFA reconoce la jurisdicción del TAS. Ojo que en ciertos asuntos el TAS no puede pronunciarse, así no puede conocer de violaciones de las Reglas del Juego; suspensiones de hasta cuatro partidos o de hasta tres meses (con la excepción de decisiones relacionadas con el dopaje) y decisiones contra las que quepa interponer un recurso de apelación ante un tribunal de arbitraje independiente y debidamente constituido, reconocido bajo la reglamentación de una asociación o de una confederación.

Para garantizar la independencia del TAS, existe un Consejo Internacional de Arbitraje Deportivo (CIAD) el cual se encarga de la supervisión, administración, financiación y gestión del TAS. Este CIAD se compone de 20 personas – 4 elegidas por las FI (3 de verano y 1 de invierno)-, 4 elegidos por los Comités Olímpicos Nacionales, 4 por el COI, 4 que resguardan a atletas por los 12 miembros del CIAD Anantes mencionados , 4 personas que sean independientes de las organizaciones antes mecionadas elegidas por los 16 miembros antes señalados- y cuya función principal para efectos de este post es que designan a las personas que forman la lista de árbitros y mediadores del TAS, como también debe elegir a su presidente, 2 vicepresidentes, el presidente de la Cámara de Arbitraje Ordinario y al Presidente de la Cámara de Arbitraje de Apelación del TAS.

El TAS propiamente tal se compone de una Cámara de Arbitraje Ordinario y una Cámara de Arbitraje de Apelación que se encarga de solucionar litigios sometidos a arbitraje que derivan de recursos interpuestos ante decisiones emitidas por órganos, por tribunales internos o instancias análogas, de las organizaciones deportivas. Nos enfocaremos netamente en la Cámara de Arbitraje de Apelación porque esta es la utilizada siempre que se apela a sentencias de la FIFA.

El TAS ejerce su función jurisdiccional a través de “tribunales”, compuesto de un árbitro o grupo de 3 árbitros encargados de conocer el asunto específico. Actualmente existen 370 árbitros de distintos países y los especialistas en fútbol son 92. Estos árbitros deben reunir una serie de requisitos, siendo el más importante formación jurídica y experiencia reconocida en materia deportiva o arbitraje internacional. Debe tener buen manejo de uno de los idiomas del TAS (inglés o francés).

Procedimiento ante el TAS

Resultado de imagen para abogado Eduardo Carlezzo
El abogado brasilero Eduardo Carlezzo representa a Chile en el caso Cabrera.

Declaración de Apelación, nominación de árbitros y etapa de discusión

La parte agraviada con el fallo dictado por la Comisión de Apelaciones de la FIFA puede presentar al TAS una declaración de apelación, en la cual deberá señalar su intención de someterse a la jurisdicción del TAS, además de designar el árbitro elegido por el apelante de la lista de árbitros del TAS. El plazo para apelar es de 21 días contados desde la notificación de la decisión que se apela.

Una vez que se comunica lo anterior a la Secretaría del TAS, quien a su vez se lo comunica al demandado, quien tiene un plazo de 10 días para hacer observaciones al escrito de declaración de la apelación y designar a su árbitro elegido de la lista de árbitros del TAS. Por regla general el tribunal que conocerá del caso estará compuesto por 3 árbitros. El tercer árbitro y presidente del tribunal será elegido más adelante por el Presidente de la Cámara de Apelación.

Acá hay que hacer un alcance, si bien cada parte elige a su árbitro, el Presidente de la Cámara de Apelación lo debe confirmar, analizando si los árbitros elegidos cumplen con condiciones de independencia y cualificación. Hay que agregar que el árbitro a quien se le designe, tiene la obligación de revelar todas las circunstancias que puedan dar lugar a dudas justificadas acerca de su imparcialidad o independencia. El objetivo del deber de revelación es dar a las partes los elementos suficientes para que valoren si el árbitro reúne los requisitos correspondientes para que determinen, con el conocimiento de toda la información relevante, si desean ejercer el derecho a recusarlo. Si las partes estiman que los árbitros designados carecen de la imparcialidad necesaria también pueden recusarlos.

A continuación hay un plazo de 10 días para que el apelante funde su apelación, señalando los argumentos de hecho y de derecho y las pruebas a rendir. Presentado este escrito el Presidente de la Cámara de Apelación designa al presidente del tribunal y dicta una resolución que determina: las modalidades del procedimiento, recordar la identidad de las partes y sus direcciones, la composición del tribunal delimitando la misión de los árbitros, el calendario e idioma del arbitraje, precisar la decisión recurrida, y sobre todo recordar la disposición estatutaria o reglamentaria que establece la competencia del TAS y concretar el derecho aplicable, etc.

Después se le notifica al demandado quien debe presentar un escrito dentro de 20 días con los fundamentos de hecho y de derecho por los que se debe rechazar la apelación, señalando los medios de prueba a utilizar.

TAS recibe la causa a prueba, alegatos y normas en las que se funda el fallo

Una vez delimitada la controversia jurídica, el tribunal recibe la prueba por medio de distintas audiencias y puede pedir a la FIFA el envío de toda la documentación necesaria. El tribunal tiene plenos poderes para revisar y estudiar los hechos y los aspectos jurídicos aplicables. En caso de que existan testigos o peritos, se fijan audiencias en que las partes deben comparecer con el fin de que se rinda el testimonio ante el tribunal. Finalmente todo se cierra con los alegatos finales, donde los abogados de las partes hacen sus observaciones del proceso, hablando cada una de ellas según el turno que les corresponda, siendo la última parte la demandada quien tenga el uso de la palabra.

En cuanto a la normativa aplicable al caso, se aplican en el siguiente orden: 1. Los reglamentos aplicables (deportivos). 2. Subsidiariamente, las normas de derecho elegidas por la partes. 3. En caso de que las partes no elijan las normas aplicables o en su caso, por ejemplo que exista una laguna legal, el derecho del país donde la federación, asociación u otra entidad deportiva que ha dictado la resolución impugnada tenga su domicilio. 4. Finalmente, las normas de derecho que el Tribunal estime convenientes para el caso concreto, motivando el porqué de su decisión. Hay que aclarar que no se establece nada en la normativa respecto a la posibilidad de que las partes acuerden que el tribunal deba resolver en base a la equidad, por lo que el tribunal no debería –en principio- fallar en conformidad a este principio.

La decisión del TAS es adoptada por la mayoría de los votos de los árbitros o en su defecto por decisión del presidente del tribunal. Se dicta una sentencia por escrito que recibe el nombre de LAUDO. En él se establecen los motivos para tomar la decisión y no se redactan los votos de minoría. El tribunal puede decidir comunicar a las partes el contenido dispositivo de la sentencia antes que su motivación. El laudo zanja definitivamente el litigio en cuestión, teniendo la consideración de cosa juzgada y siendo inmediatamente de obligado cumplimiento para las partes. En otras palabras, con el LAUDO se termina definitivamente todo el proceso. Es importante especificar que el TAS no puede ir más allá de lo solicitado en el litigio, ya que ello es contrario al CAD y además puede ser motivo de una revisión en nulidad de laudo por el Tribunal Federal suizo.

Terminado este análisis, esperamos que haya quedado claro el origen y facultades del TAS, de su imparcialidad y que no queden dudas de que, sea que el fallo sea positivo para Chile o negativo, no es cierto eso de que existe mano negra. Al menos no será en este caso. Les avisamos también que en los próximos días habrá un segundo post explicando el caso de Nelson Cabrera con peras y manzanas.

Referencias:
Estatutos de la FIFA
Código disciplinario de la FIFA.
JAVALOYES SANCHIS, Vicente. “El régimen jurídico del Tribunal Arbitral del Deporte”.