Último Touchdown – Con Minneapolis en el horizonte (Semana 1)

Se acabó la espera. 214 días han pasado ya desde aquel épico partido en el que New England bajó #La5 de la mano de el frío pectoral de Atlanta la mayor remontada que se verá en mucho tiempo en un Super Bowl.

#ElMejor (a su izquierda, un tal (?) Terry Bradshaw)

En este 2017 seguimos con las novedades respecto a los equipos que cambian de ciudad. Tras la llegada a Los Angeles de los Rams la pasada campaña, la ciudad sumará otro equipo con el arribo de los Chargers que dejan San Diego tras no conseguir financiación para construir un nuevo estadio. Además, se confirmó que los Oakland Raiders dejarán el estado de California para trasladarse a Las Vegas el año 2020, un movimiento que supondrá cambios en una famosa regla de la liga: Durante la temporada regular, los árbitros tienen prohibido poner un pie siquiera en la ciudad.

Entre los retiros más destacados tenemos los de Tony Romo, Vince Wilfork, Rob Ninkovich, Steve Smith, Justin Forsett y Michael Vick, éste último tras un año como agente libre luego de haber jugado con Pittsburgh en 2015. Pese a estas bajas, éste año contaremos con el retorno de uno de los jugadores más dominantes de la liga en los últimos años: Marshawn Lynch regresa a la liga tras un año de inactividad para jugar por los Raiders de su natal ciudad de Oakland. Quedará por ver si aún hay algo de aquel Beast Mode que brillara en Seattle.

Wait for it…

Hoy jueves, el campeón será el encargado de inaugurar la temporada como anfitrión. Por esto, los New England Patriots recibirán en el Gillette Stadium a los siempre complicados Kansas City Chiefs. En el equipo de Foxborough aún se lamentan por la lesión de rodilla que dejó a Julian Edelman fuera por toda la temporada, mientras que los dirigidos por Andy Reid llegan con plantel completo con la intención de aguarles la fiesta a los campeones.

El día domingo, como siempre, tendremos la mayoría de los partidos. Destacando el Titans-Raiders con el retorno de los quarterbacks Marcus Mariota y Derek Carr de las lesiones que acabaron prematuramente sus temporadas y terminaron afectando las posibilidades de sus equipos de llegar más lejos. Los Cleveland Browns quieren por fin sacarse el mote de malos culiaos débiles y por ahora parece que van por buen camino. Las adiciones de Myles Garrett (que está en duda para esta semana) y Jabrill Peppers en defensa puede que sean un punto de partida, y para comenzar tendrán una difícil prueba recibiendo a los siempre candidatos Pittsburgh Steelers. Los Atlanta Falcons, quienes increíblemente son los subcampeones (?), tendrán un fácil paseo por el Soldier Field de Chicago contra los Bears.

Goodell todos los años con algo con qué romper las pelotas entretenerse

En el segundo turno chocarán Packers y Seahawks en lo que será el gran partido del día junto con el duelo en horario estelar entre Cowboys y Giants #LosPeores. Sin lugar a dudas, la atención de éste último partido estará centrada en Ezekiel Elliott, quien está en medio de una polémica por una demanda por violencia doméstica, la cual le significó recibir una suspensión por 6 partidos. Sin embargo, podrá jugar de todos modos en el primer encuentro por la cercanía de la fecha en que salió el fallo respecto al partido.

Para el día lunes, como ya viene siendo costumbre, tendremos doble tanda: primero Minnesota recibe a New Orleans en el estadio que acogerá el Super Bowl LII y más tarde Denver choca en casa contra los Chargers de San Diego Los Angeles.

Además, el Dolphins-Buccaneers que iba a disputarse este domingo en Miami, tuvo que ser reprogramado para la semana 11 (en la que ambos equipos tenían descanso) por el paso del Huracán Irma por el estado de Florida durante este fin de semana.