KINGS OF LYON – Final de UEFA Europa League

2171 0

Cortesía de @gimmy_fdx

Este miércoles 16 de mayo se llevó a cabo la Gran Final de la UEFA Europa League conocida también como la Copa de Cartón Europea, y que en sus ediciones más antiguas se llamó simplemente Copa UEFA. Un viejo habitual en estas lides, el Atlético de Madrid, se la llevó a la casa nuevamente tras un categórico 3-0 sobre el Olympique de Marsella, que no le hizo ni cosquillas al equipo del Cholo Simeone, quien incluso dio ventaja estando en las tribunas. Así, España mantiene su hegemonía en Europa, a la espera de lo que haga el Real Madrid ante el Liverpool en Ucrania.

Río Rhône, formado por las lágrimas de los hinchas del Glorioso cada fin de semana

Lyon tiene un poco más de medio millón de habitantes, la tercera más poblada de Francia después de París y la Valparaíso francesa. La cruzan los ríos Rhône y Saône, destacando la ciudad principalmente por sus universidades y patrimonio arquitectónico, en parte relacionado con su pasado como antigua capital de la Galia durante el Imperio Romano.

Ruinas Romanas en la colina de Fourvière

Lo que me conocen, saben (?) que me encuentro viviendo en Bélgica, así que por la ‘cercanía’ me pareció una buena idea asistir #conmimina a este magno evento. Desde mi casa y tomando el famoso TGV (tren de alta velocidad que cubre Bruselas, París, Lyon y Marsella) me demoré un poco más de 5 horas por viaje. No es una elección rata económica (€160 -alrededor de 120 mil pesos- ida y vuelta), pero era mi única opción ya que disponía de tiempo acotado gracias a que no pude tomarme muchos días más en mi trabajo. Y por lo demás, logísticamente más cómodo que tomar un avión.

Lyon también tiene una torre Eiffel Thai

La Estación Central de Trenes es Lyon Part-Dieu, que sirve como punto de partida para el sistema de transportes local comprendido por 4 líneas de Metro, buses y tranvías.

Vista panorámica de la ciudad

El Estadio Groupama o Parc Olympique Lyonnais, con capacidad para 59 mil espectadores, es un estadio relativamente nuevo (inaugurado en 2016), y sirvió de reemplazo para el antiguo Stade Gerland donde el Lyoncito repartía magia de local. Luego de ser una de las sedes de la Euro 2016, fue elegido para este año albergar el último partido de la Champions Naranja.

El Estadio por fuera sin ningún garbo

El día anterior al partido ya se vivía ambiente en la ciudad, con publicidad en las calles y la llegada de los hinchas españoles que comenzaban a copar los rincones de Lyon (los del Marsella obviamente arribaban el mismo día del partido, debido a la ínfima distancia entre ambas ciudades). En la plaza de Bellecour se encontraba un Fan-Village con un escenario con música en vivo, exhibición de la copa, merchandising y varios juegos relacionados con el fútbol para animar a la gente.

Fan-Village en la plaza de Bellecour

El estadio en realidad quedaba bastante lejos del centro de la ciudad, más o menos a media hora. Y normalmente no cuenta con conexión directa de transporte público, por lo que se habilitaron buses y tranvías especiales para acercar a los asistentes (plan que acontece también cuando hay otros eventos en el estadio). Si bien no hacía frío, siempre estuvo la amenaza de lluvia que finalmente se libró alrededor del 2do tiempo del encuentro.

Los buenos muchachos de ambos equipos

A vuelo de pájaro, el recinto estuvo ocupado en un 95% de su capacidad (hubo algunos claros de butacas sin usar). Los precios de los tickets eran de 45, 70, 100 y 150 euros de acuerdo a la ubicación (para la Final de la UCL en Kiev, por ejemplo, los billetes cuestan 70, 160, 320 y 450 euros). El proceso de postulación se realizó en la página de la UEFA un par de meses antes. A los equipos finalistas también se les asignó un número determinado de entradas para administrar entre sus socios/hinchas.

Y si se trataba de Copas de Cartón, había que también homenajear a los ganadores sudamericanos que fundaron el fútbol aunque se olvidaron de las alas

El precio de las bebidas era de 4 euros, y de la cerveza (sin alcohol) 6 euros. Además, para los fans de la memorabilia, por unas chauchas te podías quedar con un vaso conmemorativo como souvenir. Una bufanda oficial del evento tenía un costo de 20 euros.

Gente que cae entre las garras de los auspiciadores

No faltaron los putazos

Los fans del Olympique fueron los más prendidos al comienzo del partido, llegaron en masa y brindaron espectáculo con sus bengalas. En el otro lado, la hinchada del Atlético era más familiar, cantaban pero se prendieron más con el marcador a favor.

Foto tomada con permiso notarial

Después de un número musical inolvidable (?) y el crack Eric Abidal presentando la copa, se dio comienzo al partido en medio del show de bengalas y humo de los marselleses. Así, el partido solo duró 30 minutos con el error defensivo para la apertura de la cuenta por parte de Griezmann y la lesión de Payet yeta y mufa. Lo demás, estuvo de más.

El único que podía tocar la copa

La organización aprobó a mi parecer, aunque la evacuación de la gente para tomar los servicios especiales de transporte tomó bastante tiempo al final del encuentro, tornándose algo caótico.

POSTALES DEL PARTIDO

Pxro Agxante

Los players
Espectador en primera fila

El 1-0
La lluvia

Antuán x2 y #sefinish

3-0, japatero

CAMPEONES