Extranjeros que jugaron en Boca Juniors o River Plate y en Chile

548 0

En ULTIMOGOL no nos hemos podido quedar afuera del furor que ha causado la final entre River Plate y Boca Juniors por la final de la Copa Libertadores de América 2018. Así, decidimos aprovechar el hype de millonarios y xeneizes y en esta nueva edición de Paladar UG, decidimos armar nuestros propios equipos titulares de jugadores que han militado en ambas escuadras. Pero para adaptarlo a nuestro querido fútbol nacional, los criterio para integrar alguna de estas oncenas son los siguientes: Debe tratarse de jugadores extranjeros, por lo que no entrarán José Pedro Fuenzalida o Marcelo Salas. En segundo lugar, deben haber jugado en River Plate o Boca Juniors, sin considerar a aquellos que hicieron las inferiores en alguno de los dos equipos. El tercer elemento que consideramos es que hayan tenido un paso interesante por ese club (en lo posible, que tengan algún título o que hayan jugado partidos oficiales). Finalmente, que además hayan jugado en algún club chileno y que hayan destacado (o al menos, que no nos suenen tan desconocidos). Con estos criterios, nos quedó un equipo de Boca Juniors con un buen mediocampo y un equipo de River con una ofensiva letal. ¿Serán indicios de lo que ocurrirá en la semifinal de vuelta en el Estadio Monumental?

BOCA JUNIORS

Agustín Orión: El actual portero de Colo Colo tuvo un nutrido paso por importantes equipos trasandinos. En 2011 llegó a la escuadra Xeneize y estuvo seis años en la institución, donde se consagró campeón de Primera División en el Apertura 2011 y en 2015, además de alzar en dos ocasiones la Copa Argentina en 2012 y 2015. En su participación internacional fue subcampeón con Boca en 2012 en la Libertadores y en 2014 y 2016 llegó a semifinales del certamen, cometiendo en esta última un error garrafal que permitiría avanzar a Independiente del Valle a la final. En el Cacique se consagró campeón en el Transición 2017.

Rodolfo Arruabarrena: El Vasco tuvo un exitoso paso por el equipo de la Boca, siendo parte estelar de aquel elenco xeneize que se consagraría bicampeón del fútbol local (Apertura 1998 y Clausura 1999) y de la Copa Libertadores 2000, incluso anotando en la final –dos veces- ante Palmeiras. En el ocaso de su carrera, y tras un paso importante por Villarreal, se integró a la Universidad Católica de Juan Antonio Pizzi en el 2010, consagrándose campeón con la franja del accidentado torneo largo, donde jugó 12 partidos e integró la defensa con insignes como David Henríquez, Hans Martínez y Marcos González.

Juan Manuel Insaurralde: El Chaco Insaurralde es defensor central y se ganó el cupo solamente por su gran paso por el Xeneize. Entre 2010 y 2012 jugó más de 70 partidos e incluso marcó 6 goles. Durante esa época se alzó con el Torneo de Apertura 2011 y la Copa Argentina de 2012. Además, llegaría a la final de la Libertadores, cayendo ante Corinthians (eliminando a la U en semis). Ya en su segunda época, entre 2016 y 2018, su participación disminuyó bastante, sin agarrar un puesto de titular. Eso lo hizo llegar a Colo Colo, donde ya ha disputado 34 duelos y marcando 4 goles, ayudando al equipo a llegar a cuartos de final de la Libertadores. Todavía no se consagra con un título a nivel local.

Julio Barroso: A diferencia de Insaurralde, Barroso está acá por su gran desempeño en el fútbol local. Cuenta con un paso intrascendente en Boca Juniors, donde pudo adjudicarse tres torneos nacionales pero jugando poco y nada. Fue parte del plantel de Boca campeón en el Apertura 2005, en el Clausura 2006 y en el Apertura 2008, pero no jugó más de 15 partidos en total. Las pocas posibilidades lo hicieron emigrar a Chile, primero en Ñublense y donde resaltó fue en O’higgins, siendo defensor titular de la zaga campeona en el apertura 2013. De ahí pasaría a Colo Colo donde ya acumula 3 títulos nacionales (Clausura 2014, Apertura 2015 y Transición 2017) y la Copa Chile de 2017. Lo interesante es que el Almirante ha tenido un rol preponderante en la zaga alba, siendo titular casi indiscutido y ya acumula 172 partidos con el Cacique.

Cristián Traverso: El Tigre Traverso llegó proveniente de Argentinos Juniors a la Universidad de Chile de Jorge Socias y fue defensor titularísimo en ese equipo que repetiría el campeonato de 1994. Disputó 24 duelos e incluso le convirtió un gol a Antofagasta. Su buena campaña llamó la atención de Boca Juniors, que contrató sus servicios y le apuntó de lleno a su contratación. El Tigre fue parte del plantel de Carlos Bianchi y se consagró dos veces campeón de la Libertadores (2000 y 2001) y de la Intercontinental del 2000. Además ganaría tres torneos locales, uno por año entre 1998 y 2000. Jugaba de central y también de mediocampista defensivo.

Marcelo Trobbiani: El oriundo de Casilda nació en la cantera del equipo de la Ribera y debutó en el año 1976. Formó parte del plantel donde Diego Maradona fue figura y lograron el campeonato Metropolitano de ese año. Sin embargo, no terminó el torneo porque se marchó al Elche. Volvió en 1981 y ganó de nuevo el campeonato Metropolitano. Ya con 33 años llega a Cobreloa, donde juega por un año en 1988, consagrándose campeón con los loínos del torneo de Primera División. Disputó 27 partidos y convirtió en 7 oportunidades, además de ganarle a Colo Colo en la última fecha para alzar el título. Dato aparte, fue parte del plantel campeón del mundo en México 1986.

Damián Díaz: Está en esta lista porque fue campeón en Boca Juniors y en la Universidad Católica. Con los xeneizes, disputó 11 partidos, lo que fue suficiente para formar parte del plante del Clausura 2009 que sería campeón y de la Recopa Sudamericana, todo ello con Carlos Ischia como entrenador. Al querer jugar más, Díaz emigraría cedido a la UC (a cambio de un tal Gary Medel) donde lograría ser un protagonista del equipo de Marco Antonio Figueroa jugando 20 partidos y convirtiendo en 10 ocasiones. El problema es que la UC quedó puntera en fase regular pero terminaría quedando segunda ante Colo Colo. En el torneo del 2010, de la mano de Juan Antonio Pizzi, la UC se alzaría con el trofeo y Kitu alcanzaría a jugar un par de partidos (con gol a Flamengo incluido), antes de emigrar anticipadamente a Colón de Santa Fe, por el término de su contrato.

Guillermo Marino: El Memo tuvo un recordado paso por la Universidad de Chile, siendo jugador importante en la exitosa Universidad de Chile de Jorge Sampaoli, con 3 campeonatos nacionales, el Clausura 2011, Apertura 2011 y Clausura 2012, donde marcó un agónico gol en la final ante O’higgins, más la Copa Chile 2013 con Darío Franco. En el plano internacional ganó la Copa Sudamericana. Antes, había sido parte de Boca Juniors en los años 2005 y 2006, teniendo un rol secundario y entrando desde la banca. Se consagró campeón en dos campeonatos locales (Apertura 2005 y Clausura 2006) y 3 internacionales (Sudamericana 2005, Recopa 2006 y Libertadores 2007).

Ramón Héctor Ponce: “Mané” surgió de las divisiones inferiores del equipo oro y cielo y debutó en 1966. Estuvo vinculado al club de la Boca por 8 años hasta 1974. Jugó 276 partidos y convirtió en 65 oportunidades, con un buen registro de goles para un puntero. Durante este período se alzó con tres titulos nacionales: El torneo nacional y Copa Argentina de 1969 y el torneo local en 1970. Con 28 años llegó a Colo Colo y en la escuadra alba estuvo hasta 1980, siendo parte de un selecto grupo de futbolistas como Severino Vasconcelos, Héctor Véliz, Mario Galindo, Leonel Herrera y Carlos Cazsely. Después de 7 años de sequía, estuvo presente en ese Colo Colo de 1979 que obtuvo el torneo nacional, donde jugó 32 partidos y marcó 11 goles (tercer goleador por debajo de Vasconcelos y Caszely).

Alberto Acosta: Uno de los máximos ídolos y protagonista en la década de los noventa de la Universidad Católica no podía estar afuera de este equipo titular. Al otro lado de la cordillera, el Beto destacó principalmente en San Lorenzo de Almagro, pero también tuvo un paso por Boca Juniors en las temporadas 1993 y 1994. Jugó 55 duelos sumando amistosos, torneos nacionales y Copa Libertadores. Marcó en 18 ocasiones y en 6 de ellas fueron precisamente a River Plate. En la Cato estuvo en dos períodos, desde 1994 a 1996 y 1997 a 1998, sumando la friolera de 55 goles en 70 partidos. Ganó la Interamericana de 1994, Copa Chile de 1995 y el torneo Apertura 1997, donde se dio el lujo de abrir la cuenta en la final de vuelta en que los cruzados ganarían por 3-0 a Colo Colo.

Nicolas Novello: Para integrar la delantera recurrimos al pasado y especialmente la década de los setenta. Nicolás Novello, también apodado El Tano por ser oriundo de la bota itálica, jugó en Boca Juniors en la posición de delantero y en esa escuadra jugó entre 1966 y 1974, disputando 246 duelos, 173 de ellos como titular y marcó en 55 ocasiones. En su participación fue parte de 3 títulos, la Copa Argentina de 1969 y los torneos nacionales de 1969 y 1970. Diez años después de su debut como profesional recalaría en la Unión Española, donde jugaría dos temporadas hasta retirarse en 1978. En los hispanos, se consagró campeón del torneo nacional de 1977, anotando en cinco oportunidades, cerrando una década de oro para el elenco de Santa Laura. En ese equipo también estaban históricos como el lateral Juan Machuca y Leonardo Véliz.

ENTRENADOR

Para generar algo de polémica, decidimos que el entrenador de Boca Juniors para nuestra oncena sería Claudio Borghi. Su paso como DT del xeneize fue directamente malo, dirigiendo en apenas 14 durante la temporada 2010/2011 sumando apenas 5 victorias, 2 empates y 7 derrotas. Curiosamente, después de ese fracaso, Borghi nunca volvió a ser el DT que había sido antes (tetracampeón con Colo Colo y campeón con Argentinos Juniors). Fue elegido como entrenador por su evidente éxito en el plano local. Comandó al Cacique en la consecución del famoso tetracampeonato en los años 2006 y 2007, llevando también al equipo a la final de la Copa Sudamericana 2006. El Clausura y Apertura 2006 y el Clausura y Apertura 2007 fueron los cuatro títulos cosechados durante su gestión al mando de Colo Colo, dirigiendo a jugadores importantes que después dejarían su huella en la selección nacional. El otro candidato que reunía con algunos requisitos era el facha Julio Falcioni.

BANCA

Obdulio Diano: Para saber algo de Obdulio Diano hay que retroceder a la década de los cuarenta. Este guardameta argentino, conocido como El Roto, viajó a Chile para integrarse a Colo Colo en 1941. Fue figura en el torneo de 1941 donde el Cacique campeonó en forma invicta. Siguió jugando en el pórtico albo durante tres temporadas y su buen desempeño hizo que Boca se hiciera con sus servicios. El Roto sería el arquero titular en el torneo de 1952 que Boca ganaría.

Carlos Fernando Navarro Montoya: Fue el sucesor de Hugo Orlando Gatti en el banco de Boca Juniors, desde 1988 a 1996, obteniendo un torneo con los xeneizes: El Apertura 1992. El Mono tuvo un breve paso por Chile y especialmente en Deportes Concepción, donde disputó 13 partidos y además fue vital en la fase de grupos de la Libertadores 2001, donde los penquistas clasificaron a Octavos de final, eliminando a San Lorenzo de Almagro.

Facundo Imboden: El central de Católica durante los años 2005 y 2009 también tuvo un paso por el club de la Ribera, donde tuvo un mediocre paso entre 2000 y 2001 (debutó en el club) y en 2003-2004. Imboden fue parte fundamental en la consecución del Clausura 2005 del torneo nacional (jugó en 16 duelos), teniendo un buen desempeño en la Sudamericana 2005 donde la UC llegó a semifinales.

Miguel Caneo: Hizo las inferiores y empezó su carrera de forma irregular en Boca Juniors. Allende Los Andes y con 19 años debutó al mando de Carlos Bianchi, jugando 15 partidos. Sería parte del plantel que ganaría el Apertura 2003. En Colo Colo jugó el año 2006 y no gravitó mayormente. El Chino jugó en trece oportunidades y marcó 3 goles, siendo el principal reemplazante en ese torneo de un tal Matías Fernández. También participó en la Copa Sudamericana de ese año y sería campeón del Clausura 2006 con Claudio Borghi en la banca alba.

Raúl Estevez: El Pipa tuvo un paso por Boca Juniors en 2002 y 2003, jugando 49 partidos. Fue parte del plantel que ganó el Apertura 2003 y la Copa Libertadores ese mismo año. No tuvo mucha continuidad por lo que terminó emigrando a otros países, hasta recalar en la Universidad de Chile en 2008 y posteriormente en la Unión Española hasta 2011. Fue un puntero derecho veloz y de gran nariz, con buenos pasos por el fútbol nacional, aunque sin consagrarse campeón. Con la U jugó en 37 partidos marcando 9 goles y en la Unión jugó 76 partidos.

Santiago Silva: El pelado Silva llegó a San Carlos de Apoquindo con la difícil misión de reemplazar a Nicolás Castillo, pieza fundamental en el ataque en el bicampeonato de la UC en 2015. Jugó 32 partidos entre liga y Copa y apenas convirtió en seis ocasiones. Silva había tenido un buen paso por Boca Juniors durante las temporadas 2011/2012 y 2012/2013 jugando en 55 ocasiones y metiendo 19 goles. Con Boquita ganó la Copa Argentina 2012.

RIVER

José María Buljubasich: El actual gerente deportivo de la UC tuvo un buen pasar por River Plate y la Universidad Católica. Jugó en la Cato entre 2005 y 2008 donde fue titular y logró consagrarse campeón del torneo Clausura 2005. Además ayudaría al equipo a llegar a semifinales de la Copa Sudamericana de ese año e incluso marcó un record de 1352 minutos sin recibir goles en su portería, quinto a nivel mundial. Durante su paso se transformaría en ídolo y en casi todos los campeonatos que jugó, fue titular en al menos 15 partidos, jugando en total 178 partidos y recibiendo 174 goles. En los Millonarios, ganó el Clausura 2003, disputando varios partidos como titular y compartiendo en buena parte del torneo el arco con Ángel Comizzo.

DEFENSAS

Baudilio Jauregui: En la búsqueda de defensores que hayan jugado en River Plate y en clubes chilenos, por esas casualidades llegamos a un defensor uruguayo que jugó en River en la década de los setenta, entre 1971 y 1974. Sus buenas actuaciones permitieron que integrara la selección charrúa en Alemania 1974, jugando los tres partidos de la fase de grupos. En los millonarios, no obtuvo ningún campeonato. Vino a Chile a terminar su carrera en el recién creado Cobreloa de fines de la década de los ochenta. Con los loínos ascendió a Primera División y fue parte del plantel de Cobreloa en 1980.

Celso Ayala: Nos tendrán que perdonar(?) los hinchas de Colo Colo, pero a falta de defensores tuvimos que poner como titular al famoso defensor paraguayo Celso Ayala, de extraordinario paso por River, totalmente opuesta a su estadía en Santiago. El guaraní tuvo un destacado paso por River Plate durante dos períodos distintos: Entre 1995 y 1998 y una segunda etapa entre 2001 y 2005. Con los bonaerenses sumó la friolera de cinco titulos nacionales (Apertura 1994, Apertura 1996, ambos torneos de 1997 y el Clausura 2002) y dos títulos internacionales (Libertadores 1996 y Supercopa Sudamericana 1997). Los grandes pensadores en la dirigencia alba pensaron que Ayala iba a traer toda esa experiencia al Monumental en los años 2005 y 2006. Nada más alejado de la realidad: El Chito jugó 9 partidos en el plano local, el resto del tiempo estuvo lesionado y no considerado. Aunque fuera tan poco, le alcanzó para ser parte de Colo Colo campeón del Apertura 2006 con Claudio Borghi como entrenador.

Omar Merlo: A la rápida, Omar Merlo es la antítesis de los jugadores que queríamos poner en esta sección. Tuvo un paso minimalista(?) por el Club Atlético River Plate, donde apenas jugó 2 partidos en el año 2008, convirtiendo un gol (un descuento en derrota por 3-1 ante San Martín de Tucumán). Esos 180 minutos le bastaron para formar parte del plantel millonario que se adjudicaría el torneo Clausura 2008. Después de un paso por Platense y San Felipe recaló en la octava región, precisamente en Huachipato. Ahí, el argentino jugaría desde el 2012 al 2017, jugando 199 partidos. El torneo más importante y por el que es más recordado es en el Clausura 2012, donde fue parte fundamental en el esquema de Jorge Pellicer y marcó el penal definitivo ante la Unión Española para que los acereros alzaran su segunda estrella.

VOLANTES

Juan Carlos Sarnari: El Nene Sarnari fue un volante que tuvo un buen paso por River Plate a fines de los cincuenta y en los sesenta. Sus grandes actuaciones en el Millonario -donde no logró ser campeón- le permitieron asistir al Mundial de Inglaterra 1966 como parte del plantel argentino. Después cruzaría la Cordillera de Los Andes para jugar en los dos equipos universitarios: Con Católica entre 1968 y 1970, mientras que en la U estuvo desde el 71 al 72. En ambos equipos destacó y fue figura, aunque lamentablemente no pudo consagrarse con ningún título en estas tierras.

Gerardo Reinoso: Tuvimos dudas si poner a la Vieja Reinoso en River Plate o en Boca Juniors. El mediocampista ofensivo llegó en 1989 a la UC y fue protagonista en varias temporadas. Ganó la Copa Chile de 1991 y también llegó con los cruzados a la final de la Copa Libertadores de la temporada 1993 (perdieron ante el mítico Sao Paulo de Telé Santana) , ganando una serie de liguillas prelibertadores. Disputó en total 93 partidos y convirtió en 24 ocasiones con los cruzados. Anteriormente, La Vieja jugó una temporada en el club millonario, durante 1988, después de un exitoso paso por Independiente de Avellaneda. En CARP tuvo un paso vacilante. Más adelante, en 1991 tuvo un cortísimo paso por Boca Juniors, donde disputó la final ante Newells Old Boys de Rosario, marcando incluso un gol en uno de los partidos.

Nestor Gorosito: El Brian May(?) de la Universidad Católica y mejor amigo de Alberto Acosta está en esta lista por haber jugado en River Plate en sus inicios y transformarse en ídolo cruzado en la década de los noventa. Salió de la cantera de River Plate y jugó durante 5 años, donde alcanzó el torneo de primera división de 1985/1986. En aquel equipo marcó en 4 ocasiones y fue actor secundario ingresando generalmente desde la banca. Después fue traspasado a San Lorenzo para armar una dupla con el Beto y alcanzar también el status de ídolo cuervo. En Católica fue el número 10 en las campañas de 1994 y 1995 logrando la Copa Interamericana, Copa Chile de 1994 y las liguillas prelibertadores de ambos años. En 1994 fue elegido como el mejor jugador del año. Luego de un paso por Japón y por segunda vez en CASLA, el Pipo se retiraría en la UC jugando entre 1999 y 2001.

Diego Buonanotte: Uno de los referentes del actual plantel de Universidad Católica, Diego Buonanotte, tuvo un destacado paso por River Plate. Oriundo de las inferiores de CARP, el enano hizo su fama durante los años 2006 a 2011. El enganche fue clave, especialmente en el Clausura 2008 donde jugó 17 partidos y marcó en 9 oportunidades, dos de esos goles en la última fecha ante Olimpo para permitir a la Banda ser campeón. Después de un paso por Málaga, Granada y Grecia, llegaría a San Carlos de Apoquindo en el segundo semestre de 2016 donde volvería a demostrar su buen nivel como enganche. Con Nicolás Castillo como su principal aliado, Buonanotte sería clave para que la UC alzara el campeonato de Apertura 2016. Jugó en ese torneo 13 partidos y convirtió 8 dianas, actualmente suma 81 partidos con la franja.

DELANTEROS

Nelson Cuevas: El delantero paraguayo sólo estaría una temporada en tierras chilenas, jugando por Universidad de Chile. El guaraní había tenido un mediático paso por la escuadra millonaria entre 1998 y 2004. En la Banda, obtuvo cuatro títulos nacionales. El Apertura 1999 y los Clausura 2000, 2002 y 2003. En general siempre fue suplente y destacaba por sus apariciones desde la banca, participando en jugadas decisivas. La más conocida que tiene en River es en el Clausura 2002, donde convertiría un gol agónico a Racing en un contragolpe que se inició con un tiro libre de la Academia cerca del área de River. Pipino en un gran contraataque puso el gol definitivo que encaminaría a River al título de ese año. Como habíamos dicho, Pipino militó en 2009 en la Universidad de Chile y si bien no fue constantemente titular (entró generalmente desde la banca) se las ingenió para jugar en 17 partidos, marcando tres dianas. Con Sergio Markarián como entrenador, se alzaría la U con ese campeonato de Apertura 2009.

José Manuel Moreno: El futbolista más famoso que llegó a Chile durante mediados del siglo XX fue, sin dudas, José Manuel Moreno Fernández. El carismático delantero, apodado El Charro, es considerado uno de los mejores delanteros del fútbol argentino, siendo puesto elemental en la famosa “Máquina” de River Plate que arrasó en la década del cuarenta. Con Juan Carlos Muñoz, Adolfo Pedernera, Ángel Labruna y Félix Lousteau fueron un ataque del terror que hizo que la banda se adjudicara los torneos nacionales de 1936, 1937, 1941, 1942 y 1947. Después de su exitoso paso, recaló en dos ocasiones en la escuadra cruzada. Primero, en 1949 fue parte del plantel cruzado en obtener su primera estrella. Jugó en 22 partidos y marcó 8 goles, siendo figura en la escuadra cruzada. En su segundo paso por el club de la precordillera fue en 1951, donde disputó 12 y apenas convirtió en 2. En el equipo de 1949 jugaría con famosos como Sergio Livingstone y Fernando Riera.

Lucas Pratto: El actual delantero de River Plate no podía quedarse fuera de esta nómina y lo incluimos en el elenco millonario a pesar de jugar en el año 2009 en la escuadra boquense. Actualmente es parte del plantel albirrojo y se encargó de ser protagonista en esta primera final de la Libertadores, convirtiendo un gol y molestando para el segundo. A la Banda llegó en enero de este año y la Libertadores podría ser su primer título. Con la Universidad Católica tuvo un brillante paso en los años 2010 y 2011. Con la Franja se adjudicó el accidentado torneo nacional del 2010, jugando en 17 encuentros y marcando en 4 ocasiones. En el 2011, seguiría con la buena racha marcando 6 veces y jugando 15 partidos, aunque esa UC se quedaría a las puertas de la gloria cayendo en la final ante la Universidad de Chile.

ENTRENADOR

Américo Rubén Gallegos: Acá nos dejamos llevar por la cercanía en el tiempo y decidimos que el entrenador de este selecto grupo de jugadores sería dirigido por Américo Rubén Gallegos. El Tolo fue ayudante de Daniel Pasarella en los primeros años de la década de los noventa. En 1994 asumió la dirección técnica de River Plate y logró sacarlo dos veces campeón de torneos locales: En el Apertura 1994 y posteriormente en un segundo ciclo, en el Clausura 2000. Dirigió el año 2011 en Colo Colo y trajo harto humo y humor a Chile. En la Libertadores, se quedó fuera en fase de grupos en el último minuto, perdiendo por 3-2 ante Cerro Porteño en el Monumental. Lo único que perdurará será el famoso ¡Atenti!. El otro candidato era el famoso Franz Platko.

BANCA

Franco Constanzo: El meta volvió del retiro tras un año de inactividad en 2013, convencido por el portero titular de esta entrega, José María Buljubasich. Fue considerado como un suplente de Cristopher Toselli y aportó su granito de arena para ganar los torneos del 2016 con la UC, el Clausura y Apertura. Su paso por San Carlos de Apoquindo terminaría en 2017 donde finalmente anunciaría su retiro. Anteriormente, en River Plate había conseguido los torneos de Clausura de 2002, 2003 y 2004, siendo parte importante del equipo como meta titular.

Nestor Isella: El mediocampista que se hizo famoso en la televisión chilena por comentar en el área de deportes con Tito Fouilloux, tuvo un paso por River Plate y por Boca Juniors. Con los xeneizes estuvo sólo en 1960 y con la Banda en 1962, sin poder afianzarse en un puesto de titular. En la Universidad Católica brilló con luces propias como mediocampista durante 7 años (desde 1963 a 1970), obteniendo el título de Primera División de 1966.

Darío Conca: El volante argentino tuvo un paso breve por River Plate, donde debutó bajo las órdenes de Manuel Pellegrini. Ante la falta de oportunidades se marchó a Universidad Católica, donde estuvo en varias campañas, registrando 106 partidos y 20 goles. Ayudó a la UC a conseguir el Clausura 2005, dejando un buen recuerdo en los hinchas cruzados.

Mario Kempes: Al verdadero Matador lo pusimos como algo simbólico. El delantero de Rosario Central, River, de Valencia y de la selección argentina jugó durante 1995 en Arturo Fernández Vial, que milita en esos años en la segunda división del fútbol chileno. Jugó apenas 11 partidos, que le bastaron para demostrar su nivel, anotando 5 goles.

Walter Silvani: El Cuqui Silvani estuvo apenas un año en Chile, integrando el ataque de la Universidad de Chile en 1996 con Marcelo Salas. Antes había tenido un paso por River Plate, con 4 títulos locales en su palmarés. En la U jugó en 34 encuentros y marcó en 11 goles, dejando un sabor de cierta intrascendencia(?) en la escuadra dirigida por Russo y que llegó a las semifinales de Copa Libertadores. No obtuvo títulos a nivel local en Chile.

Esteban Fuertes: El Bichi tuvo un recordado paso por River Plate en 2002 y 2003, anotando 16 goles en 45 partidos. Obtuvo el Clausura 2003 con el equipo bonaerense. En 2007/2008 fue reclutado por la UC, teniendo un buen registro goleador con 19 tantos en 35 partidos. Lastimosamente no pudo alzar ningún trofeo en nuestro país.

Rodrigo Mora: El extremo de River Plate llegó como principal refuerzo a la Universidad de Chile, especialmente para afrontar la Copa Libertadores de 2014. Llegó en calidad de préstamo por 6 meses y salvo su primer gol de chilena ante Guaraní en la Libertadores, su aporte fue escaso, con 17 duelos y apenas 2 goles. En su vuelta al país trasandino se afianzó en la titularidad de River y ganó una multiplicidad de torneos, incluyendo la Libertadores 2015.