Último Touchdown – Super Bowl LIII: Los Angeles Rams vs New England Patriots

2897 0

El camino que hace 150 días comenzara con Eagles y Falcons dándo el vamos a la temporada 2018 en Philadelphia nos trae al moderno Mercedes-Benz Stadium de Atlanta donde Rams y Patriots van por llevarse la gloria en una reedición de lo que ocurrió hace ya 18 años en New Orleans. Llega el Super Bowl LIII y lo vives aquí en UltimoGol.cl.

El año pasado ya tuvimos la repetición de una Super Fuente (?) cuando los Eagles se tomaron revancha de lo sucedido en Jacksonville en la edición XXXIX y derrotaron a los Patriots por 41-33 dónde destacó el TD de Big Dick Nick Foles con el Philly Special.

El Camino hacia el Partido

Antecedentes

Será el partido número 14 entre ambas franquicias, con los Pats liderando el historial con 8 triunfos contra 5 de los Rams. El último duelo ocurrió en la semana 13 de la temporada 2016 cuando los Patriots vencieron en Foxborough por 26-10 en lo que fue el triunfo número 201 de Tom Brady como QB titular para romper el récord que pertenecía en ese entonces a Peyton Manning. Cabe destacar que aquel equipo aún era dirigido por la mediocridad hecha persona: Jeff Fisher. La semana siguiente, tras la derrota como local contra los Falcons, finalmente fue despedido y la temporada siguiente comenzó la era de Sean McVay.

Sin lugar a dudas, el partido más importante fue el Super Bowl XXXVI, jugado el 3 de febrero de 2002 en New Orleans. Allí, los Rams (que aún jugaban en St. Louis) llegaban como los campeones defensores y como favoritos por 14 puntos sobre los Patriots. Luego de que los Rams remontaran una desventaja de 14 puntos, Brady comandó una marcha de 53 yardas para que Adam Vinatieri con un CX (?) de 48 yardas le diera #La1 a New England y además iniciara una de las más grandes dinastías que ha visto la historia de la NFL.

Cómo llegan

Los angelinos llegan al gran juego por primera ocasión desde el ya mencionado Super Bowl XXXVI, y además lo hacen jugando como local en Los Angeles por primera vez desde la temporada 1979, cuando en el Super Bowl XIV cayeron por 31-19 contra los Pittsburgh Steelers en lo que fue el último título de la era de Terry Bradshaw y la legendaria Steel Curtain.

El año 2018 terminó por ser una confirmación del buen trabajo realizado por Sean McVay y su staff de lastres entrenadores que llegó en 2017 para cambiar la cara de una franquicia hundida tras años de mediocridad y que acumulaba 12 campañas sin jugar más de 16 partidos. La derrota en el Wild Card ante los Falcons fue la única mancha en un gran año que tuvo a McVay como entrenador del año, a Aaron Donald como jugador defensivo del año (premio que repitió éste 2018) y a Todd Gurley como jugador ofensivo del año. Aires de cambio empezaban a respirarse en la costa oeste.

Ya hablando de éste año, la campaña arrancó con 8 triunfos en fila destacando el zapatero (?) a los Cardinals en la semana 2 y la victoria a domicilio en Seattle ocurrida en la semana 5. Sin embargo, los New Orleans Saints se encargaron de acabar con el que era en ese momento el único invicto restante en la liga pese a que los Rams remontaran una desventaja de 21 puntos sólo para terminar perdiendo 45-35 en lo que finalmente no fue la única vez en que éstos equipos se verían las caras en ésta temporada. Las derrotas en las semanas 14 y 15 ante Chicago y Philadelphia terminarían por hacer pesar esa caída frente a la Breesneta (?) y relegarían a los Rams al número 2 de la Conferencia por debajo de los Saints que acabaron con el mismo récord de 13-3 pero que se llevaron el primer lugar gracias al ya mencionado partido entre ambos.

Tampoco podemos dejar de mencionar el #partidohistórico que los enfrentó con los Kansas City Chiefs en la semana 11. El partido, que en un principio iba a ser jugado en el Estadio Azteca pero fue cambiado al Memorial Coliseum de LA por el pésimo estado de la cancha, fue el primero en la historia de la NFL en donde ámbos equipos anotan más de 50 puntos con los Rams alzándose como vencedores por 54 a 51.

Ese sembrado número 2 les permitió descansar la primera semana de Playoffs a la espera de su rival en la Ronda Divisional, que terminaron siendo los Dallas Cowboys. Los Rams se impusieron sin mayores sobresaltos pese a que los tejanos insinuaron una remontada en el cierre y clasificaron para el juego por el título de la NFC. Ahí tocó viajar a New Orleans en busca de vengar la derrota anterior.

El partido estuvo dominado por los Saints por casi tres cuartos, con los Rams yendo siempre por detrás en el marcador hasta que Greg Zuerlein empató con poco menos de 6 minutos restantes. En la siguiente serie ofensiva de los locales será cuando ocurra una de las faltas no cobradas más groseras de los últimos años: en tercera oportunidad y en la yarda 13 de la visita, Drew Brees lanza un pase a Tomylee Lewis quien antes de poder tocar el balón es tackleado por Nickell Robey-Coleman en lo que era una clarísima interferencia de pase que no fue considerada como tal por las cebras. Los Saints estuvieron obligados a patear el gol de campo, el que fue contestado por otro FG de Zuerlein para mandar el partido a overtime. Ya en el tiempo extra, Drew Brees lanzó una intercepción en la primera serie ofensiva y 5 jugadas después apareció otra vez Greg The Leg para mandar a los Rams al Super Bowl con un FG de 57 yardas, el más largo para ganar un partido en la historia de los playoffs.

Por tercer año consecutivo y por cuarta ocasión en las últimas 5 temporadas, los New England Patriots serán los representantes de la Conferencia Americana en el Superb Owl. También vale decir que extienden su récord como la franquicia con más apariciones con 11 y también van por igualar a los primos lejanos de Huachipato (?) que siguen siendo los más ganadores con 6 trofeos Vince Lombardi en sus vitrinas.

El 2018 fue de contrastes para los Pats. Mientras por un lado fueron el único equipo que ganó todos sus partidos como local incluyendo el triunfo contra los Chiefs en un partidazo que se definió en el último segundo con un gol de campo de Stephen Gostkowski, los nuevainglaterrienses (?) sufrían lo indecible jugando fuera de Foxborough. 3 victorias y 5 derrotas fue el balance como visitas, destacando además que todas y cada una de esas 5 caídas fueron contra equipos que ni siquiera lograron clasificar a Playoffs. Las derrotas ante Lions y Jaguars dejaban a los Pats con record negativo bastante temprano en la temporada y empezaban a sembrar las primeras dudas. Sin embargo, una racha de 6 triunfos consecutivos incluyendo el ya mencionado encuentro ante Kansas City y la victoria frente a los Packers de Aaron Rodgers se encargaron de callarlas. Hasta el momento la campaña seguía el curso habitual de las anteriores: septiembre era básicamente una extensión de la pretemporada con los Patriots sin mostrar aún su mejor juego y en octubre empezaban a carburar para cerrar fuerte el año.

Llegaba noviembre y todos esperaban que los Pats volvieran a ser el equipo que pasa por encima de casi todos durante las últimas semanas de la temporada regular para llegar a punto para los Playoffs. Sin embargo, los Titans se dieron un auténtico festín con los dirigidos por Lord Palpatine Belichick para vencerlos claramente por 34-10 y traer de nuevo las dudas y las voces que la dinastía empezaba a llegar a su fin. Los triunfos ante los avioncitos y los Vikings dieron un respiro pero las derrotas en Miami (con milagro incluído) y Pittsburgh otra vez hicieron saltar todas las alarmas y dejaron de pasada a los Patriots en el tercer lugar de la Conferencia tras Chiefs y Texans. Sin embargo, la semana siguiente el triunfo contra los Bills y la derrota de Houston contra Philly les devolvió el número 2 y el depender de sí mismos para tener libre la primera semana de postemporada, cosa que confirmaron con otro tradicional orteo a los Jets en la última jornada para terminar con récord de 11-5 y otro título divisional (el décimo consecutivo y el número 16 en las últimas 18 temporadas).

Ya en los Playoffs, el primer rival fueron unos Chargers que venían de dar la sorpresa en Baltimore. Luego de un primer cuarto disputado, los Pats sacaron a relucir la tula su calidad y con 3 touchdowns en el segundo periodo liquidaron el partido. El viaje a Kansas City para disputar el Campeonato de Conferencia sería sin lugar a dudas la prueba de fuego para un equipo que fue de menos a más y se creció en el momento que más importa.

La revancha del partido de la semana 6 fue dominada en su primera mitad por los Patriots tanto ofensiva como defensivamente para irse 14-0 al descanso. La segunda parte fue otra historia gracias a los ajustes de Andy Reid y a que la defensiva de New England olvidó salir del camarín (?). Sin embargo, los Chiefs tendrían que esperar recién al último cuarto para ponerse arriba en el marcador en un momento en donde las ofensivas se desataron para anotar 38 puntos totales terminando ambos empatados a 31 para instalar la temporada 2018 como la primera en que ambos juegos de campeonato se van a tiempo extra.

En el alargue, los Patriots ganaron el volado y mataron el partido en la primera serie donde pese a estar en 3ero y 10 en 3 ocasiones supieron sacar la tarea adelante con un TD de Rex Burkhead para decretar el 37-31 final y sellar así otro boleto para el Super Bowl.

El partido fuera de la cancha

Sí, sabemos que toca Maroon 5 pero ÉSTO es lo que todos esperamos

El Show de Medio Tiempo de éste año ha estado rodeado de polémica luego que artistas como Rihanna o Cardi B rechazaran presentarse en apoyo a Colin Kaepernick y su famosa protesta por los problemas raciales que están ocurriendo en Estados Unidos. Por ésta razón es que los integrantes de Maroon 5 han sido foco de críticas luego de haber sido confirmados (junto a Big Boi y Travis Scott como invitados) como los artistas que se presentarán éste año. A tanto llegó el problema que la NFL decidió cancelar la tradicional conferencia de prensa porque «la banda está concentrada en dar un show de primer nivel», aunque todos saben que fue para no exponerlos a preguntas incómodas sobre Kaepernick o respecto a los problemas sociales.

Otro foco de atención sobre el espectáculo ha sido todo el movimiento (principalmente con peticiones por internet) para rendir tributo a Stephen Hillenburg, creador de Bob Esponja que falleció el pasado mes de noviembre luego de ser diagnosticado con Esclerosis Lateral Amiotrófica en marzo de 2017, con la presentación de la canción Sweet Victory que apareció en el episodio Band Geeks (La Banda de Tontos):

Si bien la idea comenzó casi como una humorada, poco a poco fue tomando forma luego de que tanto las cuentas de Twitter de Maroon 5 como del Mercedes-Benz Stadium dieran señales de que el personaje estaría presente en el show. Finalmente, han habido reportes los últimos días de que la canción ha sonado en los ensayos de la banda en el estadio:

La cadena encargada de transmitir este año el duelo en territorio americano estadounidense será la CBS, quienes se llenarán los bolsillos cobrando un récord de 5.25 millones de dólares por los 30 segundos de publicidad, la cual estará colmada seguramente de comerciales de autos, comida grasosa, películas y sitcoms de mierda (?).

Entre otras cosas, éste año el Show volverá a tener competencia de parte de los #Cuerpazos. En el vigésimo aniversario del legendario Halftime Heat donde The Rock y Mankind se enfrentaron en una arena vacía por el WWE Championship, el Based Haitch trae de nuevo el segmento de la mano de sus retoños de NXT. En ésta ocasión será una pelea por equipos de 3 contra 3 donde pelearán Tommaso Ciampa, Johnny Gargano y Adam Cole BAY BAY contra Velveteen Dream, Aleister Black y Ricochet.

Para terminar, los dejamos con la ya habitual encuesta para que intenten mufar dejen sus predicciones sobre quién saldrá hoy del Meche Stadium (?) con el Trofeo Lombardi en sus manos:

Link de la encuesta