Último Touchdown – Temporada 2019 (Ronda Divisional)

1423 0

La primera semana de la postemporada tuvo de todo. En primer turno, los Bills fueron a Houston y se encaminaban a su primer triunfo en Playoffs en 24 años luego de tomar ventaja de 16-0 sobre los Texans a falta de 4 minutos para el final del tercer cuarto. Sin embargo, una serie de errores en momentos claves permitió a los locales remontar incluyendo una escapada milagrosa por parte de Deshaun Watson que transformó un casi seguro sack en una jugada de 34 yardas que dejó servido en bandeja el FG del triunfo para Ka’imi Fairbairn. Win-win para Houston, que vió además crecer su economía luego que los fans de los Bills agotaron las mesas plegables en todas las tiendas de la ciudad.

Más tarde, la crónica de una muerte anunciada. Ya se sabía que los Patriots no llegaban lejos cuando les tocaba empezar en los comodines (incluso la última vez siendo una estrepitosa caída contra Baltimore) y ésta no fue la excepción. Pese a lo estrecho del marcador (sin contar el pick six de Logan Ryan en la última jugada con los Pats intentando un drive de 99 yardas para empatar el partido) los dirigidos por Bill Belichick se vieron igual que en toda la segunda mitad de temporada: defensa permitiendo una que otra jugada grande y un ataque que arma buenas series pero se desmorona llegando a la RedZone. Y eso los Titans lo aprovecharon con el Tractorcito Derrick Henry acarreando de forma literal a su equipo anotandose con el 75% del total de yardas ofensivas de su equipo (!!!!!!!).

El domingo arrancó fuerte con la revancha del recordado Milagro de Minneapolis. Los Saints llegaron a Playoffs mentalizados en ahora si que sí ganarían el esquivo segundo anillo luego de sufrir dolorosas derrotas año tras año. Minnesota, por su parte, llegaba piola (?) tras acabar segundo en su división y en busca de hacer un buen papel, ojalá volviendo al NFC Championship. Y liderados por Dalvin Cook, estuvieron haciendo la pega gran parte del partido llegando al último cuarto con una ventaja de 10 puntos. Los locales consiguieron llevar el partido al alargue pero ahí una vez más lo perdieron luego del pase del Primo a Kyle Rudolph para mandar a los Vikings a Santa Clara.

Del último partido no se puede contar mucho. Una conmoción cerebral sacó a Carson Wentz del duelo en el primer cuarto (y de paso se confirma su condición de niño de cristal (?)) y eso mató casi todas las chances de Philadelphia de ganar el encuentro. La defensa de los Síjocs limitó a los Eagles a apenas 282 yardas totales y 3 goles de campo para permitir a don Russell llevar el partido a piacere para una victoria tranquila y poner rumbo a Green Bay.

Ronda Divisional

Los Niners vuelven a postemporada luego de 6 campañas tras el recordado Campeonato de la NFC donde cayeron ante los Seahawks de la Legion of Boom que dos semanas más tarde destruíria a los Broncos en NY. Además, consiguieron el primer sembrado de la conferencia por primera vez desde 2012, por lo que las expectativas están bastante altas en la bahía.

Pese a esto, da la sensación de ser uno de los duelos más parejos del fin de semana. Por un lado, Jimmy Garoppolo afronta sus primeros playoffs como titular mientras que Kirk Cousins viene de ganar recién su primer partido en postemporada tras ocho intentos. La batalla se dará entre ambas unidades ofensivas con Stefon Diggs, Adam Thielen y Dalvin Cook contra George Kittle, Deebo Samuel y Emmanuel Sanders. Dura tarea para las defensas donde la de los locales es mejor a priori y quizás sea el detalle que desequilibre la balanza.

Pronóstico: 49ers 24-21 Vikings

Tennessee superó el primer desafío en Foxborough, pero ahora lo que toca en Baltimore tiene tintes de imposible. Los Ravens llegan por primera vez en su historia a playoffs como el mejor equipo de la Conferencia Americana de la mano del candidato más firme al MVP como es Lamar Jackson. Si bien con Derrick Henry les bastó para vencer a los Pats, las dudas van por el lado de Ryan Tannehill y si dará el ancho en éstas instancias. Un plan de juego como el de la semana pasada no será suficiente frente a un equipo mucho más completo como los Ravens que no por nada son uno de los grandes favoritos para ganar en Miami el próximo 2 de febrero. Si la defensa de Baltimore logra anular al Tractorcito, las opciones de los Titans serán aproximadamente de un -0,5%.

Pronóstico: Ravens 38-13 Titans.

Hay hambre de revancha en Kansas City luego de la dolorosa caída en overtime frente a los Pats. Ahora, de nuevo en su casa y con su gente arrancan el camino a Miami y el rival será Houston. Los Texans dieron cuenta de Buffalo en un partido que acabó en tiempo extra por los constantes errores de cada equipo, y ahora en el medio oeste no tendrán tanto margen de error frente a un equipo bastante más consolidado y que de la mano de la Rana René (?) no perdonarán un sólo tropiezo de su rival.

Pronóstico: Chiefs 41-23 Texans

La ronda cierra el domingo por la noche en la tundra congelada con el gran duelo de QBs en los Playoffs hasta ahora. Packers y Seahawks se ven las caras en postemporada por primera vez desde la final de Conferencia de 2014 cuando los de Seattle remontaron en casa una desventaja de 16 puntos para llegar a su segundo Super Bowl consecutivo y el tercero de su historia (el cual todos sabemos cómo terminó) además de dejar para el recuerdo el nombre de Brandon «Butterfinger» Bostick, un hombre que hasta el día de hoy es recordado con cariño en Green Bay (?).

Ahora, el escenario será en casa de los Packers que luego de 2 años en blanco y un cambio de entrenador después dan la sensación de ser un equipo consolidado tanto en ataque como en defensa aunque eso no resta posibilidades a unos Seahawks que vienen con un Russell Wilson con la flechita para arriba tras lanzar apenas 5 intercepciones en toda la temporada pese a tener una línea ofensiva mediocre y plagada de lesiones. Tyler Lockett y DK Metcalf serán claves si logran concretar las bombas que caeran seguido en la secundaria de Green Bay.

Pronóstico: Packers 24-27 Seahawks

BONUS TRACK: 2020 College Football Playoff National Championship

Una vez definidos los equipos que jugarán por los campeonatos de cada conferencia, el lunes las miradas se centrarán en New Orleans para definir al nuevo campeón del fútbol universitario. Por un lado están los Tigers de la Universidad Estatal de Louisiana que llegan bajo el liderazgo de su QB y último ganador del Heisman, Joe Burrow, quien con casi toda seguridad irá rumbo a Cincinnati el próximo año al ser éstos los dueños del pick 1. Sus rivales, los Tigers (pero de Clemson), van por revalidar el título conseguido hace un año frente a Alabama con su máxima figura el QB Trevor Lawrence, quien es uno de los favoritos para ser la primera selección del draft pero de 2021.

Otros jugadores a seguir son el Tight End de LSU Thaddeus Moss (hijo de don Randy) y el corredor de Clemson Travis Etienne Jr.