5 Reflexiones que dejó la Fecha 5 del Torneo de Primera División

1871 0

Terminada la fecha 5 del campeonato de Primera División 2020, damos inicio a los posts de reflexiones en los que comentaremos lo más destacado que dejó el fin de semana de fútbol chileno, no necesariamente de la forma más rigurosa (?) pero sí con más libertades editoriales que los resúmenes corneteros de la prensa tradicional.

1. Los problemas de Colocolito.

Si en 2019 fue la Universidad de Chile la que nos regaló el humor de un grande en serios problemas, en estas primeras cinco fechas ha sido Colo Colo el que ha entregado la cuota de risotadas para el espectador neutral (y rabietas para sus hinchas). Lejos, muy lejos parece el triunfo de la primera fecha frente a Palestino, ese 3-0 que llegó justo después de agendarse otro “campeón en tu cara” en la final de Copa Chile. Desde entonces, Colo Colo no ha visto una y todo se ha traducido en derrotas: frente a Cobresal, Audax, Universidad Católica y ahora Curicó Unido, un equipo compuesto por jugadores casi al borde del retiro y otros que con suerte resaltarían en una B argentina. Y como siempre pasa, el responsable en estos casos tiene nombre y apellido: Mario Salas, que después de un año no logró darle un sello al equipo y no solo eso, sino que también quedó la sensación de que Colo Colo jugó peor a cada partido. No por nada lo fueron.

El último partido del Comandante registró una estadística digna de su paso por la Ruca: 0 remates al arco durante el primer tiempo. Una situación tragicómica para un equipo que se reforzó con tipos como Leo Valencia, Matías Fernández o Nicolás Blandi, gente probada en Primera y que se supone que debiera tirar del carro, al menos en ofensiva. A Colo-Colo se le acerca el debut en Copa Libertadores y aún cuando Salas ya no esté, la inercia bien podría hacer que la rutina humorística sea internacional. Ahora, Mosa, Espina y Mayne-Nichols tendrán que moverse rápido para evitar un papelón mayor y por “evitar un papelón mayor” se entiende “no traer a Nico Córdova”, que gracias a su buena prensa ya ha salido al baile en ciertas radios. No, no parece que Colo Colo vaya a coquetear (?) con el descenso este año como la U el 2019 porque este plantel está relativamente mejor armado y con jugadores de jerarquía para el medio local, pero quien sabe… ¿King size? Mejor no hablar de ciertas cosas.

«Allá me voy, bien a la chucha…»

2. Hasta que ganó Berenita

La Serena versus Santiago Wanderers era un partido especial. Primero, porque se trata de los recién ascendidos en extrañas circunstancias dado el especial fin de torneo de 2019. Segundo, porque sus planteles parecen estar a medias entre Primera y Segunda División, siendo generosos… Wanderers casi no trajo refuerzos, aunque se las había arreglado para ganar un partido por ahí a otro equipo que tiene cara de descenso. Pero La Serena, a nadie: cuatro partidos, igual número de derrotas y la tabla de promedios al acecho.

Así las cosas, el duelo de metapods terminó con un marcador inusualmente desbalanceado en favor del local, en parte gracias a que Jaime Valdés se acordó que todavía es jugador profesional y no solo un diseñador de poleras de cuestionable gusto. Quizás impulsado por su odio al ahora despedido Profesor Salas, Pajarito lideró a su equipo para darle un respiro y los primeros tres puntos a La Serena en este torneo, que vaya que los necesitaban. Por el lado de Wanderers, imaginamos que Cheito Ramírez sigue igual de molesto con la dirigencia que cuando perdieron con la U en la fecha pasada aunque claro, esta derrota debe ser más dolorosa porque revivieron a un rival directo en la lucha por el descenso. La próxima semana es el clásico de la Cuarta Región que vuelve después de siglos a primera división y con este triunfo, La Serena se envalentona y toma algo de aire en la carrera por escapar de la beca Rangers.

Y ahora se les viene el Clásico contra Coquimbo…

3. Pinilla, rockstar inmortal

Mauricio Ricardo Pinilla Ferrera se autodenominó rockstar inmortal en vivo para todo Chile y el mundo mediante las pantallas de CDF. Y no porque haya actuado en vivo (diría «cantado en vivo» pero creo que es demasiado) junto a Chancho en Piedra frente a una multitud o porque haya aparecido en un videoclip de la misma banda. No. Mauricio Ricardo apareció para anotar su primer gol del torneo y acabar con una sequía de casi cinco meses en el mismo lugar donde primero alcanzó la gloria y más tarde se fue en desgracia: en el Estadio Nacional y frente a la mismísima Universidad de Chile, el equipo de sus amores.

Pinilla fue un huésped incómodo para la defensa de la U, que si bien lo mantuvo controlado en gran parte del encuentro, le regaló un desliz gracias a un salto hacia abajo de Diego Carrasco que el goleador no desaprovechó. Pero tampoco celebró. Porque Pinilla es un profesional que se debe a su trabajo y que se ha entregado por completo a las 107 camisetas que ha defendido, pero marcarle a su ex-equipo es especial. Y por supuesto, este gol que le da un punto al necesitado Coquimbo Unido no hace nada por mejorar su relación con la hinchada azul que lo odia por abandonar puta el concepto nefasto pero dicen que el tiempo cura las lesiones. Y de esas Pinilla sí que sabe, porque ha sufrido no pocas. Pero ahí sigue, haciendo goles en Primera. Tal vez el concepto de inmortal no esté tan errado…

El bicampeón de América y sus recursos actorales.

4. Iquique está en la pasta

No pasa nada con Jaime Vera en la Región de Tarapacá. Luego de sus históricas campañas con los Dragones Celestes y un aceptable paso por Curicó Unido el 2018, el «Pillo» dejó botados a los Torteros para irse a probar suerte a Europa, desde donde tuvo que volver por problemas administrativos y se hizo cargo de un conjunto iquiqueño que iba a los tumbos el año recién pasado. No obstante, poco pudo hacer con el ordinario plantel que se encontró y peleó el descenso hasta el final, cuando la aparición triunfal del crack Torio truncó todo.

Luego de lo anterior, todo hacía presagiar que el 2020 sería un renacer para el elenco de la ex primera región, pero ha sido todo lo contrario. Con estadio nuevo y con un plantel bastante más competente, solo han cosechado actuaciones paupérrimas, goleadas en contra y partidos en que pierden puntos al último minuto. Cinco fechas y solo un punto los mantienen en el fondo de la tabla de este año y bordeando la zona roja de la tabla Ponderada. ¿Será el divorcio definitivo entre el Pillo y los iquiqueños? Al menos ya recibió el apoyo de la dirigencia, y todos sabemos lo que eso significa (?).

QUIERE LA ALBA

5. La viveza de Holgado

La jugada más particular del fin de semana en nuestro fútbol local se dio en el Municipal de la Pintana en el duelo de Audax Italiano y Palestino. Mientras la mayoría de los mortales esperaba a Ricky Martin, Rodrigo Holgado se hacía dueño de la frase célebre de «la viveza del chileno» (aunque sea argentino). El delantero de Audax había salido de la cancha a raíz de una jugada y espero agazapadamente a que el portero de Palestino, Cristian Guerra -que había capturado el balón en la jugada anterior- dejara la pelota en el piso desprevenidamente. Dicho y hecho. El guardameta deja el balón y por detrás Rodrigo Holgado se apodera del esférico y mete el empate.

El temita es que, con revisión de VAR de por medio, el árbitro decidió sancionar a Holgado con amarilla y la anulación del gol. ¿El motivo? La gente del CDF jura que fue por conducta antideportiva, pero nadie es capaz de explicar porque esa misma jugada si es lícita si el delantero estaba dentro de la cancha. En fin, periodistas (?). Incluso, la confusión fue tal que derivó en la creación de un post de nuestra sección IMPARTIENDO JUSTICIA, un espacio dedicado exclusivamente a analizar el arbitraje y explicar las reglas del juego. Desde acá creemos que el juez sancionó al delantero itálico por salir deliberadamente de la cancha y no pedir autorización para ingresar. Finalmente el informe del árbitro determinó que hubo conducta antideportiva, pero ¿corresponde aplicar ese criterio? Si Holgado hubiese estado dentro de la cancha, apegado al poste y esperar cautelosamente, la jugada habría sido lícita ¿o no?.

Juzgue por usted mismo: